Zacatecas, un MAR de corrupción.

¿Quien será el candidato del PRI a la gubernatura?
15/06/2015
¿Las verdaderas intenciones de Esaú?
18/06/2015

Por Norma Galarza

Ante un sexenio a punto de expirar, al Gobierno del Miguel Alonso le explota otro escándalo a nivel nacional sobre la corrupción descarada e infame con la que ha llevado la administración estatal. El día de ayer el periódico Excélsior detalló lo que para muchos dejaron de ser rumores desde hace años; que la administración de MAR, ha superado por mucho a sus antecesores en impunidad, corrupción, nepotismo, a pocos meses de rendir su 5to. informe de gobierno

Ante la inminente sucesión presidencial, Esaú Hérnandez, un priista con 45 años de militancia, y ex colaborador de Alonso Reyes, sacó a la luz el cochinero con el que se ha desempeñado la administración estatal dónde el nepotismo, el clientelismo, el tráfico de influencias, los conflictos de interés y más calificativos que ya quisiera Paquita la del Barrio en sus ratos de inspiración para una de sus canciones, forman parte del día a día del ejercicio en el gobierno zacatecano.  Sin asombro,  recibimos esas noticias, porque si algo ha caracterizado el desempeño de nuestro joven MAR, es el descaro con el que actúan él y sus allegados sabiendo que gozan de la impunidad que les da ser los que llevan las riendas del poder.

Obras impopulares como las remodelaciones del centro histórico, hechas a base de presupuestos inflados escandalosamente  en aras de obtener ganancias, han sido la marca principal del alonsismo.  Sin duda los colaboradores de la actual administración estatal han demostrado más voracidad que niño capitalino en día de rosca  a la hora de saquear el erario, y sin pudor esta caterva de inmorales han demostrado que, como dice el vulgo “no tienen llenadera”.

ZACATECAS SINÓNIMO DE DEUDA.- Con un sistema legislativo local que cede a la menor provocación del ejecutivo a la hora de aprobar más endeudamiento, ya sea por línea partidista o a billetazo limpio, nuestro Estado ha logrado un incremento histórico de la deuda, hecho que no se justifica, dado lo raquítico de las acciones a favor del pueblo. A menos de 6 años de este desastre administrativo, el pasivo estatal asciende a casi los 10 mil millones de pesos, lo que significa que superó con creces a su antecesora Amalia García quien dejó una deuda de menos de mil millones de pesos y  a quien MAR acusó hasta el cansancio de haber dejado una deuda pública imposible de resarcir, en un circo mediático armado para desviar la atención de las corruptelas en las que éste gobierno se volvió experto.

Sin duda el Zacatecas de Miguel Alonso se volvió ejemplo de impunidad, con casos tan sonados como el de los malos manejos de Agustín Jaime en la Dirección de Tránsito y Vialidad, o el de Patricia Salinas en la Secretaría de Economía, quien se vio involucrada en desvíos de dinero a favor de el diseñador de joyas Daniel Espinosa, ante un gobierno estatal permisivo incapaz de sancionar ni “con el pétalo de una rosa” esas faltas, ¿Por qué? las razones son obvias.

Así, a pocos meses de rendir su quinto informe de gobierno y a poco más de un año de dejar el puesto, MAR nos demostró maestría en efectuar las prácticas que “según él” llegó combatiendo con espada en mano… ¿El próximo gobernador será capaz de enjuiciar a los saqueadores que nos gobiernan? Como dijo José José, lo dudo…