Zacatecas ¿Marcha Bien?

Miénteme más que me hace tu maldad feliz
07/09/2015
José Manuel Mireles, el mexicano que desafió a Peña Nieto.
10/09/2015

 

Por Norma Galarza

Desastre. Esa es la palabra que mejor define la gestión de Miguel Alonso Reyes ¿Lo peor? Querer ocultar la realidad de su falta de acciones a favor de los zacatecanos,  tapizando prácticamente la zona conurbada Zacatecas- Guadalupe con publicidad -costosísima por cierto y pagada de nuestros bolsillos- sobre las “obras” de su gestión para el penúltimo informe de Gobierno. Y es que, el cinismo ya rebasó a los operadores del gobierno de Miguel Alonso, al presumir la realización de obras mal hechas e inconclusas.

Ejemplos sobran. Para nadie es secreta la vergonzosa destrucción del Centro Histórico, como Plaza de Armas y  la Alameda, sólo como botones de muestra. ¿Y quién no recuerda el proyecto del parque eco turístico “Centenario de la Toma de Zacatecas” al cual el mandatario acudió muy peinadito para la foto en época preelectoral, claro está, a colocar la primera piedra de una obra que parece les pesa bastante ponerle la segunda piedra?  Este parque a pesar de que se tenía contemplado su término en este año, y que sería algo parecido a nuestro emblemático parque “La Encantada”, sin duda esta como dice la expresión común “encantado”.

Es cierto,  hay algunas obras de infraestructura, pocas, pero las hay, lo alarmante es el altísimo  gasto presupuestal, y los escándalos de corrupción detrás de éstas. ¿Quién no recuerda las glorietas realizadas en cada municipio, que por su falta de planeación adquirieron el mote de glorietas de la muerte?

Así, pese al optimismo con el que se promueve que Zacatecas Marcha Bien y el atrevimiento de querer demostrar, que la llegada de Alonso y su improvisado equipo ha sido la fórmula esperada para el despunte económico de nuestra sufrida Entidad, más allá de ese discurso impacta la realidad. ¿Cómo justificar el ostracismo de este gobierno a 5 años de haber tomado posesión de la gubernatura? Mintiendo, alterando las cifras. No es casualidad de catedráticos de la talla de Rodolfo García Zamora, declaren que MAR, miente al decir que se crearon 30 mil nuevos empleos en Zacatecas. Decir que Zacatecas Marcha Bien cuando más de la mitad de la población vive en la pobreza,  es una ofensa para los zacatecanos

El de Miguel Alonso ha sido un gobierno de pretextos. Escudados en echar culpas a la pasada administración se les fueron ya 5 años, sin tomar la responsabilidad que les fue encomendada por los zacatecanos. Así, están a punto de dejar la gubernatura, heredándonos una deuda histórica porque los pasivos de gobierno, nunca habían aumentado tan exorbitantemente.  Hoy de acuerdo al portal de transparencia de la propia Secretaría de Finanzas la deuda pública asciende a más de 11 mil millones de pesos y sigue aumentando. Mentir sin recato, al señalar  que la deuda es de la administración amalista no tiene sentido porque hay documentos que confirman que en 2010 la deuda era de 718 millones de pesos. ¿Creen que todo se arregla con falsear declaraciones?

Así, ante una gestión a punto de caducar, el gobierno Alonsista, queda a deber- y no hablo sólo de la deuda-, un mandatario que prefirió nombrar a allegados incapaces en puestos estratégicos, en lugar de rodearse de personajes que entendieran un poco de administración pública, que no hizo los ajustes necesarios a tiempo, que privilegió a sus amigos aún sobre los intereses públicos, debe pagar la factura de su baja popularidad.

Un mandatario que su fuerte ha sido la doblez discursiva y la desconexión con el pueblo que lo eligió, siguiendo sin duda la regla actual  del imaginario político colectivo que se divorcia por conveniencia de  la realidad y dónde lo importante es parecer, no ser. Simular, no actuar. Cabe aquí preguntarnos ¿Zacatecas marcha bien? ¿Todavía hay alguien que lo crea?