Zacatecas en sitio

Demagogia, improvisación, mentiras…
27/09/2021
Pagarán dos quincenas a maestros
28/09/2021

Por Gabriel Rodríguez

La situación en Zacatecas roza los linderos de lo insoportable; jamás habíamos tenido aquí tanta violencia junta acumulada en diversos puntos de la entidad de manera simultánea.

Hemos perdido el asombro y, cada día que pasa, los hechos sangrientos sirven sólo para dar paso a nuevos enunciados al respecto; como nunca, presenciamos un profundo desgarramiento familiar, social e individual en la entidad zacatecana, caracterizada otrora por una profunda tranquilidad.

De sobresalto en sobresalto, llama la atención el hecho de que, en una situación “inédita” desde el gobierno estatal se anuncie todo el tiempo que no hay dinero para cubrir la quincena salarial anterior de jubilados, pensionados y maestros. 

Así como van las cosas, al parecer, tampoco habría dinero para cubrir la primera de octubre; el único apurado aquí es el gobernador, quien tiene conciencia de la manera en que las finanzas fueron tratadas en administraciones gubernamentales anteriores. 

Hoy, no hay para pagar servicios, a proveedores, las deudas se multiplican y, mal y de malas, esta mañana, la Reserva Federal estadounidense señala que desde México “se seguirán fugando miles de millones de dólares”. 

Cabe preguntarnos, si en un país tan maltrecho como el nuestro y en un estado en tal abandono como Zacatecas, conviene seguir por ese derrotero.

Porque la entidad, acumula pasivos por alrededor de 22 mil millones de pesos en distintos rubros y se sigue desangrando.

La ecuación es simple, toda esa presión social sobre los hombros de las personas en mayor vulnerabilidad, incrementaría, darwiniamente hablando, los peligrosos caldos de cultivo del violento desastre actual.

Para nadie es equívoco que en el pasado, Zacatecas fue tierra de bonanza para todo tipo de oportunistas y que cuando el gobernador señala que, de contar con recursos para pagar lo que se adeuda a maestros, primero se pagaría a la gente de a pie, ello presupone que prevalecen élites mil millonarias recipendarias de megasalarios y voluminosos bonos. 

Ahí están las claves del desastre en Zacatecas, hecho que ocurre con la clara distancia que el presidente López Obrador maneja a manera de desdén hacia el estado, pues el gobernador está en este momento en la ciudad de México, pero en su agenda no figura entrevista alguna con el titular federal del Ejecutivo…y eso es ya preocupante en sí mismo más allá del conflicto AMLO-Ricardo Monreal.

En los entresijos del poder se sabe muy bien quién, quiénes fueron los causantes del actual desastre financiero en la entidad, que Zacateca no podrá ir muy lejos con ese tipo de recortes presupuestales, que el campo, la educación y la salud son, por el momento, áreas desatendidas sino es que con ellas todas las demás.

A ello se suma la parálisis de los aparatos oficiales mediante tomas y manifestaciones pacíficas todos los días de la semana desde hace dos semanas. 

Trago amargo en momentos de suyo complicados, en los que las buenas intenciones no son suficientes y que, de no ser por los recursos que envían los migrantes desde Estados Unidos, Zacatecas habría sufrido un descalabro fenomenal.

Sin duda que el nuevo gobierno tiene un reto de cualidades enormes enfrente, sobre todo porque las inconformidades se multiplican por doquier pues la nuestra es una democracia amenazada, que de manera cotidiana es sitiada por la angustia, el desempleo, la inseguridad y la falta de oportunidades.

¿Cómo podrá el actual gobierno escindir lo justo de lo injusto, retirar las prebendas y privilegios de los consentidos sin desgastar a la estructura oficial de poder, sin desgastarse él mismo?