“Ya va llegando diciembre y sus posadas… El año nuevo nos traerá…¿más impuestos?”

Abstención y democracia
08/12/2016
Bonitos y bonotes
12/12/2016
Por Norma Galarza
 ¿FELIZ AÑO NUEVO? No quiero ser pesimista, porque sé que ya va llegando diciembre y sus posadas y que en unos días empieza el maratón etílico-“tamalítico”, Guadalupe- Reyes; pero a los zacatecanos no nos espera un feliz año nuevo.  Aunado al desempleo, al marasmo de la economía, la toma de posesión de Donald Trump,  la volatilidad del tipo de cambio y los “buenos deseos” que se acumulen en la semana, nuestro Gobernador nos tiene preparado en regalito; nos incrementará  los impuestos. Esta semana ese fue el tema de discusión en la 62 Legislatura, donde  Morena y el PT, mostraron su oposición  a la intentona del Gobienro Estatal de cargar a los zacatecanos con los pecados del ahora “asalariado”  de Fonatur.
PARTE DE LA CARGA DE IMPUESTOS SUGERIDA.- El paquete de impuestos “sugeridos” por la administración de Alejandro Tello, propone entre otros, agregar un impuesto estatal al federal existente  en la venta final de bebidas alcohólicas,  un impuesto ecológico a las empresas mineras -en ese sí coincido-, así como subir de 2 a 2.5 por ciento el impuesto sobre nómina, gravamen que a provocado la molestia de la ráquítica clase empresaerial zacatecana

LOS ZACATECANOS PAGAMOS LOS PLATOS ROTOS.- Y es que, no han pasado ni 6 meses de la administración “Diferente” y Tello ya mostró el cobre. A pocos días de presentados los proyectos de presupuestos de ingreso y egreso para el ejercicio 2017, la marcada intención de que los zacatecanos paguemos por los malos manejos y el enriquecimiento de Miguel Alonso Reyes, es evidente. Alguien me dijo un día sobre el tema de corrupción MAR, que Tello Cristerna, nunca haría nada que damnificara a su amigo porque, es una persona “muy leal”.  Claro, a los zacatecanos no nos debe nada, después de todo Alonso Reyes, repartió las despensas para que llegara al lugar donde está, ¿no? Es lógico que su lealtad sea para ese impresentable ladrón y que los habitantes de esta tierra, “rostro de cantera y corazón de plata”, no nos merezcamos su respeto. Pero, en fin, eso era obvio.  Tello Cristerna, es una hoja del árbol podrido que fue la administración de Alonso Reyes, ¿por qué asumimos que sería “diferente”?
JORGE MIRANDA, “NO TENEMOS OTRA OPCIÓN”.- Sobre el mismo tema y en su comparencia de ayer, ante la 62 Legislatura, Jorge Miranda Castro, el Secretario de Finanzas,  aventó la “amenaza” de que si no se aprueba el presupuesto de ingresos que propone Gobierno del Estado,  los diputados tendrían en sus manos la decisión de correr “maestros o enfermeras o doctores o burócratas” y remató con un “no tenemos otra opción” ¿No la tienen? ¿Y si no dan borrón y cuenta nueva a los “pendientes” del ex gobernador? ¿Y si obligan, al menos a los funcionarios- no me pondré tan exigente-  a devolver los recursos que en la cadena de corrupción se adjudicaron?
LEY DE EGRESOS, ABRIR UN HOYO PARA TAPAR OTRO.- El asunto no termina ahí,  la hecatombe que se prepara para el 2017,  se corona con el proyecto de Ley de Egresos. A pesar de que aún no se ha hablado abiertamente de contraer más deuda –bueno, ya nadie nos presta-, en dicha propuesta se pretende refinanciar la deuda para que sea pagada a 20 años. Es decir, se pretende abrir hoyos para tapar otros. Además, debido a que se arrastra un déficit financiero alarmante, por más que los zacatecanos paguemos más impuestos, el ingreso captado no les alcanzará.
No quiero ser pesimista, pero como  la 62 Legislatura está compuesta en su mayoría por integrantes del partido en el poder, y ni pensar que hagan un contrapeso político, lo más seguro es que recibiremos el año nuevo con una nueva carga impositiva. Al tiempo