XVIII-17: Sin Cero. La costumbre, la inconsciencia y la aceptación o adaptación.

Denuncian a Miguel Alonso y a ex funcionarios por nómina secreta
08/05/2017
Miscelánea
09/05/2017

 

Por Fushe

El hombre es un ser de costumbres, de hábitos, de manías o de actos repetidos, eso nos remonta a una educación de aprender con el método de repetición, en la escuela primaria, el  método principal era la repetición y para aprender la lección, cualquiera, era repetir y repetir una palabra u oración, o texto. Quien no recuerda el método de aprender las tablas matemáticas que decía: dos por una… dos. Dos por dos….cuatro etc., etc. etc.

Con los años comprendimos que la repetición era un mecanismo para aprender cosas, así se justificaba que un fracaso o un error era parte de vivirlo muchas veces hasta poder superarlo, en una circunstancia cualquiera de la vida, se escuchaban frases como: me puedo caer diez veces pero me levantare once, fracasar es parte del éxito, ni modo, esto tenía que pasar para aprender, nadie entiende en cabeza ajena. Así podemos pasar muchas horas con proverbios o dichos para reflexionar que aprender es cuestión de fracaso, repetición e incluso de justificación.

Que tiene de significativo lo anterior, básicamente la costumbre, en mi adolescencia y primera juventud, fui ganando terreno al famoso horario de llegada a casa, mi madre me decía; aquí tienes que estar a las diez de la noche, sino, se cierra la puerta. Pero, poco a poco fui ganando esa batalla, primero llegando diez con cinco minutos, después con diez, con quince hasta lograr llegar a las doce de la noche y así sucesivamente, después los reclamos de mis hermanos eran. ¿Por qué él si puede llegar tarde? La respuesta era similar a: ya sabes cómo es el, pero tú, no eres él (gano la costumbre de llegar tarde).

Un patrón o conducta inicialmente identificada y definida, si se hace flexible, será modificado y a su vez con el tiempo, vencido hasta llegar a la costumbre, y se romperá con lo inicialmente establecido, fíjese usted: hay parejas que incluso no pueden separarse,  no por el amor, sino por la costumbre, incluso lo realizan en un estado de I N C O N C I E N T E, así es, inconsciente.

Por lo tanto,  la costumbre es un momento del inconsciente, para el ser o la sociedad, y pasamos a la aceptación o adaptación, se dice,  que el hombre que sobrevive en la vida, no es el más inteligente, sabio, fuerte o rápido, no, es el que tiene mayor poder de aceptación o adaptación en su entorno, ahora bien, imagine una sociedad como la nuestra con estos tres factores: costumbre, inconsciencia y aceptación o adaptación, ¿que resulta?

En mi opinión estimado lector, estamos llevando a nuestra sociedad al conformismo y a la indiferencia, sucesos como los acontecidos y denunciados como muertes violentas, feminicidios y de mas en el ámbito de seguridad son cada vez mas indiferentes a nosotros y mas comunes en nuestro diario vivir.

Nos estamos acostumbrando a que así es y aquí nos toco vivir –como el programa de Cristina Pacheco- los municipios no tienen ya manera de obtener recursos porque no hay, algunos mensajes o discursos de varios secretarios son los mismos a casi ocho meses de gobierno, no hay dinero, no hay recursos, no podemos hacer esto o aquello, esta complicado y eso se trasmina en la sociedad.

En los momentos de crisis no solo se debe acudir a la experiencia y conocimiento, sino, también y principalmente a la creatividad, entonces la pregunta es ¿no tienen creatividad? A  estas alturas de la administración estatal sigo viendo a los mismos secretarios acompañando al gobernador en este trabajo de cambiar las cosas para mejorar, Francisco Ibargüengoitia, Jorge Miranda, Adolfo Márquez, Otilio Rivera, Víctor Armas, Adolfo Bonilla, otros ya no contestan ni llamadas, ni mensajes y solo queda ocupar estos espacios para que desde aquí se les recuerde que su función y obligación, es  atender a la ciudadanía.

No  es posible que en algunas oficinas que no tienen nada que ver con la seguridad, tengan incluso guardias de seguridad privada para revisar y aceptar el  acceso para realizar tramites administrativos o gestiones, ni en la procuraduría del estado se tienen guardias en la puerta para recibir a la ciudadanía, ¿a que se le teme o que ocultan? Será como dicen por instrucciones del gobernador, yo no lo creo, ojala se revise en que oficinas pasa y les recuerden a los secretarios que aquí en zacatecas -no sé si de donde vienen- la gente  damos la cara y no mandamos a segundos e incluso terceros a atender sus funciones, para eso se le paga más de 70 mil pesos y creo que es muy buen sueldo.

Para terminar opino que No nos demos el gusto de hacer una idea colectiva de que la  costumbre, la indiferencia y la aceptación o adaptación de nuestra circunstancia van a ser quienes nos acompañen en esta sociedad, es necesaria la crítica y propuesta para avanzar en democracia y sociedad, también es necesario escuchar y debatir los temas, no es posible escuchar y aceptar el discurso de algunos: “es una instrucción del gobernador”, esa frase, le esta haciendo daño precisamente al ejecutivo, revisen a sus colaboradores de primer nivel, algunos francamente no pueden o no saben dar respuesta a su problemática sectorial, ¿sino son capaces de atender sus obligaciones mínimas,  entonces que hacen? ¿le dejaran los frentes abiertos al jefe del ejecutivo?.

Por último, basto una medalla conmemorativa para saber cómo están las cosas en el Congreso del Estado, y como dice Simitrio Quezada, no es posible que un diputado gane en un mes, casi el presupuesto de un año para bibliotecas en el estado.

Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo. (Víctor Hugo 1802-1885 Filósofo Francés)

Mis mejores deseos para quienes tienen  la dicha de ser o tener  Mamá. A Coco y  Doña Amanda un abrazo hasta el cielo, sigo extrañándolas.

Así las cosas nos leemos en la próxima.