Turbulencia Económica

Salidas fáciles
21/06/2022
Celebran en Jerez primer matrimonio igualitario
23/06/2022

Pilar Pino Acevedo

El miércoles de la semana pasada la Reserva Federal de Estados Unidos anunció que subirá 75 puntos base la tasa de interés, lo que ha tenido como consecuencia la caída de mercados alrededor del mundo. Lo anterior para mitigar las presiones inflacionarias derivadas de la pandemia y las disrupciones de las cadenas de suministro, así como la guerra entre Rusia y Ucrania.

La inflación de nuestro vecino del norte, en mayo, llegó a su nivel más alto en los últimos 40 años, con una tasa de 8.6 por ciento. El indicador de inflación incremento un punto porcentual respecto a abril. Los precios de la vivienda, los alimentos y el gas fueron los que más subieron.

La inflación es un proceso económico provocado por el desequilibrio existente entre la producción y la demanda; causa una subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios, y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos.

El movimiento de la caída de los mercados financieros tanto en EUA como en México esta relacionado con el aumento en la tasa de interés de Suiza. El Banco Central Suizo tenía 15 años sin subir la tasa de interés 50 puntos base -Que sigue teniendo una tasa negativa, es decir, cuando la tasa nominal es inferior a la inflación-, aunado al incremento de esta tasa del Banco Central de Inglaterra. Lo anterior, aceleró los temores de una recesión en la economía norteamericana.

Es difícil pronosticar con certeza una recesión; sin embargo, podemos observar las tasas de crecimiento de nuestro vecino detuvieron el dinamismo del año pasado, el panorama inflacionario tiene muy preocupado a Washington. Además, la guerra entre Rusia y Ucrania complico enormemente el escenario por el incremento de los precios de los energéticos, entre otros.

Durante 2020 y 2021 el gobierno de EUA inyecto grandes cantidades de dinero barato, desde la política fiscal y monetaria, lo que ahora se traduce en recuperación con el efecto secundario de la inflación. Lo grave, son las consecuencias para México cuyo principal socio comercial es EUA. Si allá tienen recesión acá viviremos una depresión económica.

Se entiende por recesión una caída significativa de la actividad económica que acontece en el conjunto de la economía por al menos dos trimestres consecutivos, y que  resulta visible en términos de producción, empleo, renta real, y otros indicadores.

Al haber tenido un trimestre de crecimiento negativo, las principales calificadoras, como JP Morgan, pronostican una recesión a finales de este año y principios del siguiente. El hecho de que la economía estadounidense se desacelere es una pésima noticia para México, los sectores que se están recuperando en nuestro país es el comercio exterior, el vinculado al crecimiento de las exportaciones.

Una parte importante de la recaudación México proviene del ISR que mejora cuando hoy crecimiento económico. Un escenario adverso, puede convertirse en un problema fiscal y complicarle las cosas a López Obrador en la sucesión presidencial del 2024, es decir, puede traducirse en una crisis de fin de sexenio.

Por fortuna nuestro país posee indicadores macroeconómicos estables y una deuda pública controlada. Sin embargo, la deuda incrementará su costo por el aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal de EUA. Es probable que el Banco de México suba 75 puntos base la tasa de interés, pudiendo llegar hasta el 8%, con los pronósticos de crecimiento de nuestro país están por debajo del 2 por ciento, el panorama es bastante complicado.

Pese a que el subsidio a las gasolinas y el estimulo complementario han sido herramientas eficientes para mantener la inflación controlada, por debajo del 8 por ciento, significa una carga para el Estado de 12 mil millones de pesos a la semana. Esta situación no mejorará con el aumento de los precios de petróleo ya que la balanza petrolífera de nuestro país es negativa, es decir importamos más gasolinas y petrolíferos frente a las cantidades  de crudo que exportamos.