¿Truncan aspiración política de Roberto Luévano? podría ser inhabilitado si no solventa 7 mdp

Escinde al PAN la salida de Margarita
08/10/2017
Sin Cero. XXXVI-17. Desojaron la Margarita y el factor Meade Kuribreña
10/10/2017

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo, y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”.

Abraham Lincoln

Por Norma Galarza

 

¿Le cayó el chahuistle a la aspiración política de Roberto Luévano?

Es posible.  Y es que debido a irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación en el manejo de recursos durante su gestión como alcalde de Guadalupe, Roberto Luévano podría ser inhabilitado para la función pública de 3 a 5 años. Esto si no presenta las pruebas del destino de 7 millones de pesos la punta del iceberg del saqueo al erario municipal, observados por la ASF, en los siguientes 30 días. Y es que el pasado fin de semana, hasta la Contraloría Municipal de Guadalupe, llegó el oficio DGRRFEM-B-105008/17, que obliga al Roberto Luévano y a  su ex tesorera, Ana María De Ávila Campos a rendir cuentas del paradero de dicho recurso, que hasta el momento se encuentra en carácter de no comprobado.  ¿Una rayita más al tigre? Pues sí, porque en la congeladora de la Auditoría Superior del Estado, hacen escarcha  las observaciones contenidas en el decreto 581 y otras “frivolidades” sin solventar en las cuentas públicas municipales en 2014 y 2015,  que suman la escandalosa cantidad de 18 millones de pesos.  Eso sí es dañar en GRANDE las arcas municipales de Guadalupe ¿Verdad Roberto?

La ASF se brinca a la ASE ¿Por qué? ¿Desconfían?

En todo este brete, llama la atención que la Auditoría Superior de la Federación que encabeza Juan Manuel Portal, prefiera tener trato directo con la Contraloría Municipal de Carlos Salmón.  ¿Por qué será? ¿Ya no le tiene confianza a Raúl Brito Berúmen, quien al parecer demuestra tortuguismo a la hora de actuar para aclarar el destino del dinero de los guadaluipenses? Así parece. Es irónico que la ASF confíe más en que la Contraloría resuelva en lo que le compete el escabroso asunto del ex Alcalde,  a quien le llegará invitación para acudir a ese organismo a más tardar al mediodía de hoy lunes. Es evidente que la ASE con su abulia  demuestra estar alineado al poder en turno. Recordemos que el órgano dependiente de la Legislatura, no solo no llama a Roberto Luévano a desahogar las pruebas del decreto 581, además enterró a modo señalamientos al ex gobernador Alonso Reyes, a quien por cierto los diputados de la LXII Legislatura dieron venia para enterrar en la impunidad la cuenta pública 2015, hace algunas semans. Perritos de la misma canasta, no cabe duda.

                                                                                                  Roberto Luévano en bandeja de plata y oportuno chivo expiatorio

  Otra arista que sobresale es que pese a que en el terreno local se hizo de todo por cubrirle las espaldas al líder del PRI, el escándalo que se avecina lo coloca como el chivo expiatorio que necesita el priismo de cara al 2018. Y es que, mientras la ASF lo pone en bandeja de plata para que la oposición que representa Carlos Salmón decida su destino,  el priismo podría beneficiarse con su sacrificio. Roberto Luévano es parte fundamental del alonsismo, y sacrificarlo puede calmar a las turbas encendidas a las que la impunidad del grupo al que pertenece, les ha sido restregada en la cara. La suerte de Roberto Luévano está echada y salvo que logre recabar toda la documentación que acredite el destino de los recursos observados o en su defecto los resarza, deberá enfrentar la inhabilitación y esperar al menos 3 años para realizar su aspiración a la diputación federal.  ¿Ya estará preparado? Quien sabe, porque desde a hace un mes que el muñeco (no baila) no publica en Twitter dónde antes solía ser muy activo ¿Dónde andas Roberto?