Se instala Guardia Nacional en Chilapa, Guerrero

Supervisa Julio César Chávez rehabilitación de Auditorio Luis Moya
24/01/2020
Sin recursos para operar Centro de Justicia para las Mujeres en Fresnillo: Fátima Encina
25/01/2020

El Gobernador Héctor Astudillo, señaló que a los niños hay que regresarlos a la escuela, luego que trascendió que se enlistó a niños desde 6 años a las Policías Comunitarias.

CHILAPA, Gro., Excélsior.- El gobernador Héctor Astudillo se reunió con representantes  de 16 comunidades de este municipio, pertenecientes a la zona de la Montaña Baja, y quienes desde hace una semana bloqueaban la carretera para exigir seguridad, apoyos y obras en sus pueblos.

El gobernador dialogó con los habitantes de esta localidad de Chilapa y expresó su solidaridad con los deudos de los 10 músicos asesinados en días pasados, hecho qye provocó el bloqueo de la carretera Chilapa-Hueycantenango a la altura del crucero de  Alcozacán.

Los habitantes de la zona entregaron una lista con 29 peticiones, siendo la de seguridad la principal.

Astudillo se comprometió a que se instalaran campamentos compuestos por policías Estatales, de la Guardia Nacional, y del Ejército para evitar mas agresiones, se revisaran las averiguaciones previas que encontraron de policías comunitarios de la CRAC en la zona y se dará prioridad a los niños para que regresen a clases.

A la reunión lo acompañaron el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno, el fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos, y el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca.

Igualmente acudió el presidente municipal de Chilapa, Jesús Parra García, y el responsable de la Guardia Nacional. Cerca de las 3 de la tarde se dio a conocer que ya había acuerdos entre las partes, por lo que pobladores de Alcozacán se comprometieron a levantar el bloqueo que mantenían sobre la carretera Chilapa-Hueycantenango, que afectaba a miles de familias, comerciantes y transportistas.

Al tocar el tema de los niños que fueron ingresados a la policía comunitaria, el gobernador fue muy cauto y señaló que “a los niños hay que cuidarlos y encausarlos con educación” y aseguró a todos los presentes que su gobierno está comprometido a investigar, detener y procesar a quienes cometieron el crimen de los 10 músicos, de los cuales cinco fueron calcinados.