Ricardo Monreal y la lección política del fin de semana

Ayuntamiento capitalino sanitiza hospital del ISSSTE
13/07/2020
Se perdieron casi un millón de empleos en lo que va del 2020: IMSS
13/07/2020

Norma Galarza

  • Sumar, no restar

  • Profeta en su tierra

  • Nada para nadie

  • Repartiendo culpas

Sumar, no restar.- Menuda lección impartió el fin de semana Ricardo Monreal a todos los que se dicen afines al monrealismo y de paso a David, su hermano. Con la sonrisa desenfundada, el Senador se reunió con miembros de la prensa privilegiando el diálogo con detractores, en las primeras de una serie de reuniones que se realizarán de manera paulatina con el objetivo de limar asperezas y refrendar lealtades en el cuarto poder. Con humildad, Ricardo, demostró que por algo se consagró en Zacatecas como  el rockstar del quehacer político. La lección fue obvia, el sectarismo y la división no sirven de nada a las intenciones políticas de la familia. La pedrada debió impactar duro al mismo David, a quien sin duda ya le enseñaron que debe salir de la burbuja de intocabilidad que le ha construido el grupo de lambiscones a sueldo que lo aíslan. Sin duda, la lección de Ricardo a quien muchos ven como su Sensei, caló hondo también en otros que ignoran que la soberbia no sabe ser amiga de quienes desean perdurar en el servicio público y que no hay nada más dañino en el terreno político que pretender la imagen de que el Santo Niño de Plateros les habla. ¿Cómo ve?

Profeta en su tierra.- A propósito, algo que noté desde que empecé a navegar en los círculos locales del “oficio más bello del mundo” como dijo Gabriel García Márquez  –allá por el año de 2005 durante  mi paso por Prensa Nacional Internacional e Intergaláctica (como a manera de mofa se referían al encargo que tuvo un tal Flores Aquino durante el sexenio de Amalia García) y luego durante mi relación con Marco Casillas- fue la mezcla entre el respeto, miedo, admiración, que integrantes del gremio periodístico le prodigaban a Ricardo Monreal. Al avezado político,  desde entonces y pese a que ya no tenía el cargo de gobernador del Estado, pocos se atrevían a golpearlo en sus editoriales. Aún ahora, le rinden un cierto culto y  mantienen al “Chamuco” en un nicho de intocabilidad. Y no solo el gremio se ha dejado seducir por la labia, la astucia y la inteligencia del fresnillense, entre sus homólogos zacatecanos he escuchado comentarios que denotan admiración y respeto. No obstante tampoco faltan los que supuran un profundo repudio.  Lo llamativo es, que con claroscuros, el Senador, se mantiene muy vigente en la entidad, aún con todos los escándalos que ha acumulado en su vida política.  Se sabe de su influencia en todos los ámbitos y de sus lazos con las familias de la cúpula política, certeza de que el fundador del clan, tiene un colmillo más grande que tigre diente de sable. Además, es evidente que conoce la psicología colectiva y sabe que si un servidor público quiere mantenerse pegado al erario, no debe subirse a ladrillos de poder fatuos e imaginarios.

Nada para nadie en Morena.- Honestamente, yo no me atrevería a aseverar como si tuviera los pelos de la burra en la mano, que Andrés Manuel ya decidió la candidatura de Zacatecas para David Monreal.  Es verdad que en alguna ocasión mencioné que pudiera tratarse de un acuerdo cupular  entre él y el hermano del aspirante en el Senado, pero es una simple especulación. Y es que si algo se ve en la administración del Peje es la tendencia a cumplir la promesa de que Morena no será un partido de Estado.  AMLO se ha mantenido al margen, porque quiere demostrar congruencia entre lo que dice y lo que hace. Con ese antecedente, hasta ahorita la candidatura del Movimiento de Regeneración Nacional al Gobierno del Estado, sigue sin dueño. No obstante, el monrealismo en Zacatecas tiene largos tentáculos, ya que la corriente que construyó, posee la mayoría de la poca militancia de Morena que afianzó en la entidad, de ahí que la figura más visible entre la gente sea la del el ex Senador del PT. Con todo y sus asegunes, David es el personaje al que identifican más fácilmente los militantes, por lo que, no dude que al final, con brincos y todo, termine siendo el ungido.

Colofón

Repartiendo culpas.-Tal parece que la escalada de contagios de Covid-19, terminó por fin con la paciencia de Hugo López-Gatell. Y es que el fin de semana el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud culpó a 19 estados por abrir sus actividades comerciales y disparar la pandemia  a tal grado que ayer, nuestro país sumó 300 mil contagios acumulados y más de 35 mil fallecimientos. Ese desliz se le revirtió siendo blanco de duras críticas por parte de personajes de la oposición que casi lo señalaron con el culpable del desastre que ha provocado el coronavirus. No obstante y sin afán de meterme en el papel de defensora de oficio del ningún funcionario o gobierno, pienso que las instituciones han hecho lo que les corresponde ante la crisis de salud. Creo que los que estamos fallando somos los ciudadanos porque seguimos sin acatar las medidas sanitarias, es más, algunos siguen pensando que el virus es un invento del gobierno. Ante ese escenario y mientras la pandemia suma en Zacatecas más de mil 400 contagios acumulados y la cifra de fallecimientos alcanzó ayer los 151, echar culpas resulta inútil si las personas no se protegen ¿O usted qué opina?