Ricardo Monreal pierde con Vero Díaz su principal bastión político

Arrancan operativo de protección a los paisanos 2021
27/11/2021
Aumentarán 200 por ciento subsidios para el campo
29/11/2021

Norma Galarza

El movimiento monrealista se divide en Zacatecas frente a la aspiración más importante de su líder: la candidatura presidencial. El Coordinador del Senado, ya no cuenta a su tierra entre los estados aliados para buscar la sucesión en el máximo puesto del país.

Lo supo desde que su hermano, a quien le planchó el camino a la gubernatura, cedió el poder a favor de Verónica Díaz Robles. Ya lo veía venir en campaña con la sustitución de sus cuadros electorales por los alfiles de la Delegada de Programas.

Los intentos de bajarla del pedestal que la colocó quién llegó al poder por obra y gracia de Morena y la 4T, han sido estériles hasta el día de hoy. David refrendó el lugar de Díaz Robles al permitirle acomodar a sus incondicionales en los puestos más importantes del gabinete estatal. Con ella moviendo los hilos de los recursos estatales y de los programas federales –coercitivos por excelencia-, difícilmente, en Zacatecas habrá operación política a favor de Ricardo o de Saúl, el Benjamín de los Monreal que se quiere ir al Senado en 2024.

El golpe ya lo sienten las estructuras monrealistas que merman y se dividen porque no les cumplieron las promesas empeñadas a cambio de llevar al hermano de en medio  a la gubernatura.

A últimas fechas,  el lugar que entierra su cordón umbilical parece no estar en la agenda del ocupante de la curul en la Cámara Alta y por eso, dejó a su suerte a sus huestes en su desesperación por seguir pegado a la esperanza presidencial.

 No solo en ese aspecto se ha desmarcado ante el incuestionable fracaso por incidir en las decisiones estatales, además minimiza el escenario adverso que viven los zacatecanos y se concentra en tejer lazos en otras latitudes.  Pero que su hermano encabece el fracaso institucional actual, no es fácil de menguar.

Que el Monreal por el que el Senador casi mete las manos al  fuego, no le cumpla a Zacatecas, pone en entredicho sus propias capacidades ya que él se empeñó en colocarlo en ese puesto a pesar que el ex alcalde de Fresnillo, ya había exhibido incapacidad. Un secreto a voces por las reiteradas filtraciones de audios que protagonizaron ambos.

 El legislador no puede evitar que su demarcación de nacimiento sea su carga más pesada y para colmo, no puede contarla entre las aliadas de sus aspiraciones políticas.

De ahí que ya intente el desmarcarse como quedó claro en la columna del pasado 26 de noviembre de Carlos Loret de Mola –¿su nuevo aliado en los medios?- en El Universal intitulada El año 3 no suele dictar quien es el presidente de México.

En ese sentido, el columnista al que AMLO le tiene aversión – y con razón, es el que más escándalos de su gobierno ha exhibido- , escribió en el colofón de su texto, una especie de desmarque del Senador por el desastre que se vive en Zacatecas.

En ese afán, pidió que las miradas inquisitivas cayeran sobre Verónica Díaz y Norma Julieta del Río, quienes influyen en el Gobernador.

Sin embargo, no es tan fácil evitar que las pifias de la administración de David impacten directamente en el fundador del Clan de Fresnillo. Él lo llevó al puesto que hoy ostenta en el que enfrenta la violencia exacerbada y más frentes que develan incapacidad, que el de Zacatecas sea el gobernador que perdió aprobación en tiempo récord  es un antecedente  que genera desconfianza en el apellido. Ricardo Monreal, primero debe arreglar los asuntos de la casa y luego alentar sus ambiciones políticas. ¿No cree?

Además, la entidad es solo una pequeña parte de las adversidades a las que se enfrenta en una aspiración que parece traer todo en contra. Que jale la cuerda con intentos vanos de meterle presión a un ególatra como Andrés Manuel López Obrador, no es el método más atinado, frente al prematuro desgaste que se auto inflige. ¿De qué hablo? El fin de semana durante su conferencia en la Universidad de Monterrey, insistió en que si Morena impone candidato presidencial, corre el riesgo de perder. Ni él se la creyó. Y no sólo porque en la oposición al Presidente, su única figura es la que empieza a cobrar singular trascendencia, también porque ese partido trae todo para repetir en la Presidencia. ¿Y cómo no? si  tiene manga ancha para ejercer a favor de sus candidata o candidato los recursos públicos, y todavía hoy, la popularidad de López Obrador es tan alta que se asume imbatible ¿No será que el Senador intenta amarrar algo de más baja categoría para no quedarse chiflando en la loma en caso de que no vuelva a recuperar la confianza presidencial?  Usted juzgue