¿Quitar herramientas legislativas? ¿Sí o no?

Los Simpson homenajean a Hora de Aventura con su nuevo intro
25/09/2016
Ayuntamiento de Guadalupe da certeza jurídica a 26 familias de La Peñita.
26/09/2016

Por Norma Galarza Flores/ La Cueva del Lobo

 

EL “OSO” ABRIÓ EL DEBATE

En los últimos días, ha generado una fuerte controversia la propuesta del Diputado de Morena Luis Medina Lizalde, de quitar las mal llamadas “Herramientas Legislativas” de la lista de ingresos de los diputados locales.

Actualmente, cada legislador zacatecano, recibe casi 400 mil pesos mensuales, entre salario, dieta, otros conceptos y Herramientas Legislativas. En este último rubro el ingreso mensual es de 200 mil pesos. Ese dinero es usado de forma opaca y generalmente, o se destina a la bolsa de cada diputado o se utiliza como herramienta asistencialista que le genera al diputado y al partido beneficios electorales futuros.

HERRAMIENTAS LEGISLATIVAS UN EXCESO

Teniendo esos antecedentes, es lógico, que si en este momento hiciéramos una encuesta y le preguntáramos a la gente ¿Qué opina, de que se quiten los 200 mil pesos que reciben los diputados catalogados como Herramientas Legislativas? Estoy casi segura que el 100 por ciento de los entrevistados respondería afirmativamente.

Y es que, para nadie es una novedad el rechazo e irritación que provocan los ingresos mensuales que se “autoasigna” cada legislador.  Para la mayoría de la gente que recibe alrededor de 60 pesos al día, por hasta  12 horas de arduo trabajo;  el salario,  dieta y demás privilegios de los que gozan ese selecto grupo de mexicanos que se dicen nuestros representantes, es como una patada metafórica entre las piernas.

Sobre este tema que ha causado un ambiente ríspido al interior de la LXII Legislatura, Luis Medina Lizalde aceptó charlar con este medio de comunicación sobre por qué desde su óptica, es necesario quitar este privilegio a los legisladores. Medina Lizalde menciona que en un principio “así como están  las reglas, ese recurso está programado como dinero a repartir”: El Diputado dijo que  esta semana presentaría la iniciativa para que quede debidamente establecido el término de herramientas legislativas, para que esté en la ley.

“LA FUNCIÓN DE UN DIPUTADO NO ES REPARTIR DINERO”: LML

Además, sobre la pregunta quien manejaría el recurso que él propone desaparecer, dijo que no tiene que haber recursos para repartir, en ese órgano de gobierno,  “la función de un diputado no es repartir dinero,  sino gestionar en las dependencias correspondientes, el Diputado debe reclamar al funcionario las herramientas para combate a la pobreza, por ejemplo”, señaló el “Oso” Medina.

El legislador, reconoció estar conciente de que hay diputados que sí destinan los recursos a favor de la gente, pero ese mecanismo de “dar manga ancha” con el recurso público, se presta para vicios como el clientelismo.

Pues sin duda el tema  genera controversia, porque mientras la propuesta del legislador de Morena, plantea quitar ese recurso del presupuesto (señaló que en unos días presentaría la propuesta en ese sentido), ¿Quién nos asegura que la dependencia de gobierno, federal o estatal a la que llegue,  no destinará el dinero para el mismo rubro que se quiere evitar? A eso habrá que arriesgarse.

Desde la óptica de Luis Medina (uno de los políticos que vale la pena señalar, siempre ha sido coherente en su forma de vivir y de pensar), al quitar las Herramientas Legislativas se estaría sentando un precedente para que el Poder Legislativo, se convierta en un contrapeso real del Ejecutivo. Al no dotar de ese beneficio a cada Diputado, ese Poder, tendrá argumentos para no solapar excesos en los demás poderes. Desde esta visión quitar ese beneficio tiene mucha lógica.

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Pero también hay una contraparte: ¿Qué pasará con los beneficiarios de los diputados que sí destinan ese recurso en beneficio de proyectos positivos de impacto social y hasta algunos con efecto multiplicador? Porque hay evidencias de que algunos ex diputados de legislaturas pasadas, si hicieron su trabajo.

Como  ejemplo, cito a María de la Luz Domínguez (actual Presidenta de Derechos Humanos), quien demostró que sí se puede destinar parte de ese recurso a proyectos de impacto social como proyectos culturales;  y lo sé de voz de uno de sus beneficiarios.

Sin duda, en éste, como en todos los temas, hay varias caras de la moneda. Y la otra cara en esto, lo negativo y por desgracia lo más común,  es la evidencia de casos de corrupción realmente vergonzosos como la práctica de algunos diputados de la pasada Legislatura de justificar ese gasto con empresas fantasma y facturas falsas, como está documentado en la investigación del periódico La Jornada Zacatecas, el año pasado (Leer aquí)

Sin duda éste es un tema complejo que requiere un análisis a conciencia de los que gestan la leyes,  porque no queremos que pase como sucedió con aquella iniciativa muy popular de los diputados del Partido Verde de prohibir los animales en los circos. Aquella iniciativa causó mucho revuelo y mucha simpatía, sí, pero que en los hechos, al no estar bien estructurada, resultó en la muerte del 80 por ciento de los animales que vivían en los circos, (como lo señaló la investigación de Grupo Milenio, (leer nota aquí). Por eso es necesario que se postulen leyes “redondas” que analicen el presente pero también el futuro.

¿O usted qué opina? Feliz inicio de semana, conversamos el miércoles.