Quien con lodo juega, no tema salir embarrado

Supervisa ayuntamiento capitalino operativo Seguridad en Salud en establecimientos comerciales
23/08/2020
Con programa 2×1 construyó ayuntamiento de Villanueva arco migrante en Tayahua
24/08/2020

Norma Galarza

 

Filtraciones bilaterales.- A pocos días de que arranque el proceso electoral 2020-2021 las estrategias políticas parecen centradas en el golpeteo al por mayor. El primer zarpazo lo dio la administración de López Obrador, que diluye entre dimes y diretes su oportunidad de sentar un precedente y encarcelar corruptos, su más sentida propuesta antes de llegar al poder. Acabar con la práctica del saqueo  de  los recursos públicos se ve cada vez más lejos ya que a dicha promesa la empaña la cercanía de los comicios del año que entra.  Las revelaciones sobre la supuesta complicidad  con Emilio Lozoya de personajes  encumbrados,  apunta a convertir la retórica punitiva de la corrupción  en simple arsenal de una guerra mediática con fines electoreros.   Aparentemente,  las “filtraciones” son para la 4T que peleará gubernaturas, alcaldías, congresos locales y se juega la conservación de la mayoría de su grupo Parlamentario  en la Cámara Baja, la mejor estrategia para enfrentar a sus oponentes políticos en en la elección que se avecina.    El ex director de PEMEX es un arma con la que cuenta Morena y sus aliados en el poder, que le  genera buenos dividendos, manifiestos en el incremento de la aprobación presidencial luego de hilar dos meses a la baja.  Como era de esperarse, pese al cacareo contra la práctica nombrada muchas veces por el actual Presidente como el principal problema de México , los pecados del ex funcionario del sexenio pasado  y sus cómplices quedarán en una suerte de ardid publicitario. Ese panorama apunta a que los  peces gordos seguirán impunes debido al privilegio en medios de las acusaciones. ¿Esa fue la intención real de AMLO? Usted juzgue. Por lo pronto la gente cada día se decanta más  de la posibilidad de que algún miembro de la élite, ya sea Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray o algún exfuncionario de la administración de Felipe Calderón, pise la cárcel. ¿Por qué? hay evidencias de que a quienes actualmente mandan en el país, lo único que les mueve es el interés de que se sepa. Ya veremos.

Con la vara que midas…- No obstante, es lógico que en política aplica la frase de que con la vara que midas serás medido ya que  cualquier intento de denigrar siempre se revierte. Cuando se trata de guerras sucias y de descalificaciones también la oposición tiene elementos para redirigir peligrosos misiles. Y sólo basta con rascarle un poco al pasado para encontrar joyas como las que menciono a continuación. La semana que pasó, no sólo los militantes de Morena saborearon un leve triunfo, la oposición también al desempolvar del baúl de los recuerdos  un video en el que Pío López Obrador, el hermano del Presidente, recibe dinero por parte de David León, actual funcionario federal. El objetivo de la entrega de dinero expuesta en aquel video que data del 2015,  era comprar conciencias electorales. ¿Sorpresa? no. Latinus, página web del archienemigo de la Cuarta Transformación Carlos Loret de Mola,  se encargó de propinar el golpe que pone en entredicho la jurada lucha contra la corrupción de la presente administración federal. Aplica la máxima de que para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta ¿no cree?

¿Infamias?- Como si eso fuera poco para calentar el proceso electoral que cambiará al gobernador en 2021, al actual Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, también le resucitaron escándalos del pasado. Un audio difundido previo a las elecciones del 2018 por  el perredista Jesús “Chucho” Ortega, es rescatado de cara al proceso electoral que se avecina  en aras de demostrar que los emisarios de la Cuatro T, no están exentos cuando de corrupción se trata. La conversación entre Manuel Velasco quien fuese gobernador de Chiapas y Ricardo Monreal  respecto a la liberación de 3 jóvenes mujeres que fueron detenidas en el aeropuerto de Tapachula, Chiapas, por portar una maleta con alrededor de un millón de pesos,  también encendió las redes sociales la semana pasada. Dicho monto sería destinado a favorecer a Morena en el proceso electoral de 2016 y de acuerdo a voces extraoficiales, la intención era que llegara a Zacatecas como respaldo económico para el  entonces candidato del Movimiento de Regeneración Nacional. 5 años después, y a pesar que el audio fue ampliamente desmentido por el actual Senador, revivirlo significa un duro golpe a la credibilidad y a la imagen impoluta que se empeña en defender el partido de AMLO.

El tsunami de lodo que viene.- Con todo lo que le cuento ya se dará una idea de lo que nos espera en términos políticos los próximos meses. En las semanas que siguen no solo la pandemia azotará al país y por ende a nuestro estado,  también lo harán las ansias  por el poder que amenaza con recetarnos más guerras sucias.  Los escándalos que le están reviviendo a Morena indubitablemente impactarán en el desempeño electoral de ese partido. Si bien es cierto que el 2021 será definitorio ya que el partido de López podría perder su hegemonía en el  legislativo -cuestión que es necesaria para una sana democracia-, se prevé un proceso plagado de lodo. Al tiempo

Colofón

Roberto hace su luchita.- Quién sabe qué jabón patrocina a Roberto Luévano que en vista de que no tiene clara la posibilidad de que sea electo candidato a gobernador, anda haciendo su luchita por la libre. Ayer al acudir a comprar víveres, me topé con un pasquín publicado el pasado 4 de agosto en el que “la de 8” es una nota escrita por la periodista Silvia Montes que derrocha miel a favor del actual titular de la Secretaría de Desarrollo Social. De ese asunto también dio cuenta Gabriel Contreras en una nota publicada el día de ayer.  Y es que, sin temor al qué dirán y menos a las sanciones que le pueda imponer el tribunal electoral, tal parece que Luévano Ruiz, empezó su propia campaña debido a las serias intenciones que tienen en el PRI de no contemplarlo en la carrera a la gubernatura del estado. El empecinamiento de Luévano parece más una cuestión de  ego que no lo deja ver que a la mayoría de los priistas les late el tricolor corazón por “Fito” Bonilla, no por él. Empero, es válido que cada quien trabaje en su parcela.  Nadie le quita el empeño al funcionario rescatado del desempleo por Alejandro Tello, quizá piense que en su caso aplicará el adagio del que persevera alcanza ¿No?

La unidad, la posible salvación del PRI.- Sin embargo, en el PRI el horno no está para bollos, ni para berrinches de aspirantes. Se percibe que para que el tricolor haga un papel decente en el proceso electoral que arrancará en unas semanas, más que nunca, se requiere un partido fuerte y unido. En ese tenor, la fractura que podría fraguar un conato de rebeldía por parte de Luévano Ruiz arriesga el desempeño electoral de su partido.  Empezar incendios ahora, resultaría muy inconveniente en un año en el que se jugarán puestos claves y la permanencia de ese instituto político como la primera fuerza política del Estado ¿O no?