¿Qué pasó con Roberto Borge?

Acuerdan aumento salarial a burócratas
23/04/2019
Administración de Ulises Mejía benefició a 2 mil personas en situación de vulnerabilidad
24/04/2019

Norma Galarza

 Por Roberto Sandoval

Algunos se preguntan qué pasó con el ex gobernador priista de Quintana Roo, uno de los principales y más potentes saqueadores de nuestro país. A Roberto Borge se le acusa de enriquecimiento ilícito, peculado, entre muchos mas delitos, pero él, sabiendo que podía caer el Gobierno Federal del PRI y ya no sería PRItegido, se dio a la fuga, entre sus múltiples delitos y fraudes multimillonarios se le acusa de haberse apropiado de 10 mil hectáreas de zonas protegidas en Quintana Roo, propiedades junto a la playa, predios con cenotes, manglares, etc, mismos que remató y regaló a familiares y amigos.

Ya se encuentra en proceso la recuperación de los múltiples predios, pues a buen tiempo fue capturada esa rata tamaño tlacuache, aunque sigue dando mucho de que hablar, pues en la pasada audiencia, Roberto Borge en tono burlesco y diciendo que los términos han cambiado, encaró a la justicia federal y estatal durante la audiencia que duró más de dos horas y que quedó en nada, con la mirada retadora y lanzando amenazas, desde el interior del Ceferepsi,  el ex gobernador de Quintana Roo no quiso afrontar la prueba grafoscópica que lo podría enviar al estado que gobernó durante cinco años, para ser juzgado.

Roberto Borge, asistió a su audiencia en la cual se negó a firmar para encarar la prueba grafoscópica. En la audiencia estuvieron presentes representantes de la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo, y otras autoridades federales (Fiscalía General de la República) quienes continúan aportando pruebas para que el ex funcionario sea juzgado en el estado de Quintana Roo.

Como se recordará, en su momento, la Fiscalía Anticorrupción promovió un amparo justamente para solicitar que la audiencia sea realizada en el estado, debido a que en el mes de enero fue diferida porque las Salas de Juicio oral del Tribunal Superior de Justicia del estado no son compatibles con las que cuenta el sistema de justicia de Morelos.

Como se recordará, el ex gobernador Roberto Borge fue detenido en Panamá el 4 de junio de 2017, cuando intentó abandonar dicho país, mientras anduvo de prófugo estuvo alojado en la Torre Trump, uno de los hoteles más exclusivos y caros de dicho país, en el cual pagaba alrededor de 25 mil pesos por noche.

Tras su detención fue trasladado al penal El Renacer, situado en el Corregimiento de Gamboa, a orillas del Canal de Panamá. El 22 de septiembre de ese mismo año, tres meses y medio después de haber sido encarcelado en El Renacer, se dispuso su cambio a la cárcel central de la Policía Nacional en Panamá.

Ahí perdió toda clase de privilegios y se le sometió a una vigilancia más estrecha, pese a que siguió recibiendo visitas. Durante el tiempo que duró su proceso de extradición -a la que desde un principio Borge se opuso rotundamente-, las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía General de la República) y la Fiscalía de Quintana Roo arrojaron como resultado la presunta responsabilidad de los padres del ex mandatario estatal: Roberto Borge Martín y Rosa Yolanda Angulo Castilla en diversos ilícitos, “principalmente como prestanombres”.

El 4 de enero de 2018 Roberto Borge fue extraditado a México y “”Según” ingresó por error a la cárcel de mujeres, para luego, ser recluido en el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (CEFEREPSI), en Ayala, Morelos, una prisión diseñada para atender a reos con desórdenes mentales. De acuerdo a la carpeta de investigación el ex mandatario quintanarroense en su mandato (2011-2016) es acusado de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Por eso, contrario al reciente clamor de algunos afines al ex mandatario estatal, un amparo promovido por su defensa no le sirvió para dejar la celda, pues este juicio de garantías sólo deja sin efectos el auto de vinculación a proceso dictado en su contra el pasado 5 de Enero y obliga al juzgador a reponerlo debidamente fundado y motivado.

Disfruten sus últimos días esos funcionarios y ex funcionarios ladrones si piensan que ya no serán juzgados e investigados por el nuevo gobierno, a finales de Mayo y primeros de Junio comienza una fiscalización que no les va dejar en su poder ni un solo peso adquirido de forma ilegal. Es cuanto mis lector@s, quedo atento ante cualquier duda. Que la justicia y un mejor México sean buenas nuevas con la 4a,T.