Presupuesto y Fondo Minero ¿Contra la corrupción o ahorrando para el 2021?

Participan estudiantes de Cobaez en combate de robótica
24/10/2019
Capacitan a funcionarios municipales de Guadalupe
25/10/2019

Norma Galarza

¿Y los defensores de Zacatecas?.-  La traición que asentaron el día de ayer los senadores a Zacatecas, no tiene precedentes. Solo Claudia Anaya del PRI y la petista Geovanna Bañuelos, votaron en contra del experimento de repartir los recursos del Fondo Minero que antes llegaba a Zacatecas a las arcas estatales y que luego se dispersaba a los municipios mineros, de forma “directa” como pretende Andrés Manuel.  Soledad Luévano, Ricardo Monreal y el “luchador” Narro, prefirieron seguir al pie de la letra la idea improvisada del que manda ahora desde Palacio Nacional, que consiste en repartir directamente los recursos sin que pasen por la planeación de obras, todo con la supuesta intención de evitar que se queden en el camino de la corrupción. Aquí surge la duda ¿No será que la intención real de esa estrategia en la que AMLO supone que todos son corruptos menos los de su equipo (que ya se comprobó que muy decentes no son), es plancharle el camino con recursos públicos a Morena para el 2021? Usted juzgue yo por lo pronto no creo en santos que orinan.

Rociar a la oposición.- En el mismo tenor de la repartición de los dineros y pese a que Ulises Mejía señale que el método para que a las presidencias municipales les alcance el presupuesto es que deben ser más eficientes,  resulta muy extraño que los 10 municipios comandados por alcaldes de Morena dejen morir solos a los del PRI, PAN, PRD, Nueva Alianza y demás.  Y es que, mientras a unos los tratan como animales rastreros, alimañas, culebras ponzoñosas y demás calificativos de Paquita la del Barrio al llegar al punto de rociarlos con gas lacrimógeno (si, querían entrar a la fuerza a Palacio Nacional ¿y por eso?), los del partido del Presidente hacen mutis sepulcral.  Todo este escenario, visto con lupa, parece ser más bien un método de preparación electoral que de real preocupación por el destino de los recursos. El tiempo me cerrará la boca o me dará la razón. ¿No cree?

Revanchismo.- La cruzada que emprende Omar Carrera contra los excesos y anomalías en  la FENAZA 2019 cuyo patronato encabeza su  némesis  Benjamín Medrano Quezada, tiene más tintes de revancha política que de lucha real contra malos manejos de los recursos públicos en dichas festividades. Y es que,  mientras Omar Carrera desenfunda la espada contra el ex alcalde de Fresnillo a quien en su momento le tocó cuestionar como Contralor Municipal, las irregularidades exhibidas en Ferias como la de Fresnillo se dejan pasar.  Con esto no quiero decir que hay que perdonar al Señor Benji y dejar al Laissez faire, las irregularidades en la Feria de Zacatecas, escándalo que por cierto trascendió a nivel nacional.

Parcialidad.- No, más bien se trata de empezar a aclarar las reglas para todas las entidades que se manejan con recursos públicos. Repito, ¿acaso Carrera Pérez, no tiene nada que decir sobre las desavenencias que se vivieron en la edición 2019, de la feria de Fresnillo? ¿Acaso no hay que auscultar cuánto sale y cuanto entra también en los eventos de otros municipios?  Son cargos al erario. ¿Será mucho pedir que se aplique el adagio de o todos rabones o todos coludos?

Divergencias.- Por cierto, vaya ridículo en el que dejó la Paula Rey a Benjamín Medrano, quien a propósito de las cuentas de la FENAZA, posteó un video en el que explicaba que entregó a la Función Pública, todo lo relativo a la feria. Con otros datos, la titular de la SFP, ante la 63 declarara que no le han entregado documentos en relación a las mencionadas irregularidades en la emisión 2019 de la fiesta de los zacatecanos. Sin duda les faltó ponerse de acuerdo para que sus versiones de este tema que Omar Carrera ya agarró como barco, no fueran contradictorias. Falta de comunicación muchachos.

Alinearse.- Pese a toda la controversia que se generó alrededor de la elección para que mi tocaya Norma Castorena Berrelleza se erigiera por cuarta ocasión líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNSA) sección 39, la mesa esta puesta para que hoy tome protesta. Ante este panorama, grilleros que acusaban a la ex diputada de chantajear a los trabajadores con castigos, así como prometer prebendas a cambio del voto, deberán guardarse los ánimos para la próxima elección. Por lo pronto los integrantes de la planilla Terracota, que el pasado miércoles llamaron a medios para hacer ver a la sociedad que la unción de Castorena  era un garrafal error, tendrán que alinearse y organizar a sus huestes para los próximos procesos.  Ya de nada sirven sus brincos, lo más prudente y por salud del Sindicato (ídem), es alinearse. ¿O no?