PRD en la disyuntiva: Renacer o morir

El problema de la miopía
10/02/2017
VI- 17: Aquí nos tocó vivir “diferente”
14/02/2017

Miguel Torres, lealtad al perredismo
Lástima Mar… Carlitos
La marcha por la inexistente unidad

Por Norma Galarza Flores

La disyuntiva del PRD estatal: renacer o morir.- A pocos meses que comiencen las pugnas internas en el PRD local para elegir a su nuevo dirigente,  surge la duda si el partido del Sol Azteca, tendrá al dirigente que merece o de plano, seguirá siendo lacerado desde su cúpula. Ante un priismo que pierde fuerza de cara a las elecciones del 2018, es evidente que ese partido se encuentra en el momento óptimo para resurgir, o para acabar de hundirse más allá del nada honroso cuarto lugar de las preferencias en el que se colocó en el pasado proceso electoral. Frente a esta coyuntura, la militancia deberá elegir entre renovar su dirigencia con un perfil capaz y leal o seguir la línea que ha marcado los últimos años Arturo Ortiz Méndez, su actual dirigente y promotor principal del “acabose” del partido que gobernó durante 12 años a Zacatecas. Sin duda,  ante este panorama urge de entrada, operación limpieza al interior, pero también urge que la militancia opte por elegir como dirigente a alguien que rescate del perredismo la vocación nata de la izquierda de oposición, no de alfil del gobierno en turno.

Miguel Torres, leal al PRD.- Sin duda un personaje coherente políticamente, y que se ha mantenido firme en ese partido aún cuando el canto de las sirenas sedujo a varios, es el villanovense Miguel Torres. A Torres Rosales lo respalda el trabajo al frente del ayuntamiento en dos ocasiones de su municipio y la lealtad que siempre le ha profesado al Sol Azteca. Sin duda en la figura del profe Miguel (a quien por cierto, varios paisanos de la tierra de Antonio Aguilar ya comienzan a extrañar) puede surgir la oportunidad de que el perredismo local se reinvente. El exalcalde tiene amplias posibilidades y el compromiso de rescatar al perredé y reubicarlo en la posición que los acuerdos en lo oscurito le arrebataron desde que lo encabezan personajes preocupados más por intereses mezquinos que por los intereses de ese instituto político.

Lástima Mar..Carlitos. – A pesar que Carlitos Peña, ya se acostumbró a la buena vida al depender del erario, no se le ve un panorama muy prometedor de cara al 2018. ¿Por qué? Pues porque parece que al favorito del ex gobernador se le acabaron las influencias. Y es que, a Peña Badillo, Alonso Reyes le pavimentó la carrera política (¿A base de despensas?), desde que fue candidato a la Presidencia Municipal hasta la diputación local, pero ese mecenas, ya es harina de otro costal. A Carlitos Peña con el actual gobierno se le acabó la carrera política.  Alejandro Tello, quien ya bastante hace por sus amigos (sí, cubrirles las espaldas, por “nimiedades” como los millonarios desfalcos), como para encima ser el promotor y patrocinador de los amigos de éstos, no es político, y si se trata de bendecir a favoritos con intenciones electoreras futuras, Carlos no está en la lista. Además, el 2018 no va a ser un año fácil para un partido tricolor que carga con la más alta desaprobación de su historia a nivel nacional. Y ni como esperar el apoyo de Roberto Luévano, porque para variar, también trae negras intenciones de protagonizar alguna candidatura. Así que, es probable que la única arma con las que cuente Carlitos para dar el salto de una diputación a otro puesto mejor remunerado y seguir viviendo cómodamente del dinero público, sea, su eterna sonrisa. ¡Good Luck!

La Marcha por la Unidad.- Gamboa Patrón Coordinador de la bancada del PRI en el Senado, sentenció en boletín de prensa que “México no puede permitir que nada ni nadie lo divida” y por si fuera poco se explayó en el discurso de que seguirían trabajando (¿como lo han hecho hasta ahora?) por abatir la desigualdad y la pobreza y bla, bla, bla… Sin duda irrita el cinismo de un político que se ha beneficiado con la impunidad que le han garantizado transexenalmente, y que es, paradójicamente,  una de las causas  de la división imperante. Él y varios de los que ahora ostentan el poder, pertenecen a esa clase política gracias a la cual la desigualdad se ha acentuado en las últimas décadas. Hay que informarle a Senador, que México ya está fragmentado, que no importa que tanto se simule unidad, la gente ya no tolera una ofensa más de ésos personajes que siempre han demostrado que odian a nuestro país. ¿O usted que opina?