Por la alcaldía de Villanueva: la -casi- imposible reelección, la ¿tercera de Miguel Torres? y las cartas fuertes de MORENA

¿Te identificas con los ‘padres helicóptero’? La sobreprotección que castra a los hijos
06/01/2018
Ulises Mejía, un junior manipulable
08/01/2018

 

Artículo especial

Por Norma Galarza

Dentro de pocos meses, el edificio que ilustra el presente artículo especial será ocupado posiblemente por alguno de los siguientes  personajes ¿quien será?

Jorge Luis Vera ¿en el 2018 la despedida del PANAL?.- Con el proceso electoral 2018 encima y con una gestión basada en el pretexto, Jorge Luis García Vera, quien actualmente ostenta las riendas de ese municipio, es de acuerdo a voces, uno de los principales aspirantes a la reelección. Sin embargo, pese a que tenga en sus manos el poder, no ha logrado consolidar –por falta de recursos, de tiempo, de ganas, etcétera- un stock de simpatizantes que le garanticen su permanencia en la Presidencia Municipal de la tierra que vio nacer a Antonio Aguilar. Aunado a eso, y al divorcio anunciado de Nueva Alianza  del concubinato de tres que encabezaron en 2016, el año en el que la suma de votos (el PRI aportó con 5 mil 275 sufragios más 411 del verde, y  el PANAL sólo logró mil 621) lo sentaron en la silla de la alcaldía. El 2018, no se ve nada alentador para “el Profe” a quien  la falta de dinero lo arrojó a los brazos de la inercia y la abulia.

¿Y la alianza PRI-verde?–  En el tricolor, pese ser la segunda fuerza política de ese municipio, aún no hay definiciones de la Convención de Delegados y de la Comisión para la Postulación de Candidatos. Sabemos que a este partido lo que lo caracteriza es el orden interno, vamos a esperar que salga humo negro(no puede salir blanco, sorry) de la chimenea de la fábrica de dinosaurios de la Dirigencia Estatal tricolor.

Miguel Torres, ¿la tercera es la vencida?.- Dicen que cuando el río suena es porque agua lleva, y el que atraviesa la cabecera municipal de Villanueva, suena aunque esté medio seco con el rumor de que el ex Alcalde perredista Miguel Torres Rosales trae serias intenciones de ser la mano que mesa la cuna en la elección que se avecina, pero ahora atrás de su vástago Said Antonio Hazel Torres Carrillo. Y es que, el viboreo se acrecienta conforme pasan los días y cascabelean en torno a que  el ex munícipe que realizó  más obra pública que sus homólogos de los últimos trienios trae la franca intención de proponer a su heredero como candidato de la coalición Por México Al Frente que integra al PAN, PRD y MC. Said Hazel, quien ya probó las mieles del poder durante la licencia concedida a Torres Rosales, quien contendió por la Diputación Local, tendrá que brincar las barreras y las condiciones que pondrán panistas y los militantes del águila naranja, porque para nadie es un secreto que Torres Rosales es uno de los consentidos en el perredismo local. Ya veremos

Los gallos de Morena en Villanueva

Aunque falta mucho para consolidar una estructura fuerte en Morena Villanueva, sin duda para el 2018, trae una oferta novedosa entre los aspirantes a la Alcaldía. Cuatro son los personajes más interesantes -3 anotados y 1 en el terreno de la propuesta-  que quieren ocupar el lugar que ostenta de forma gris actualmente Jorge Luis Vera.  El artista Roberto Sandoval, el ex candidato de la coalición PAN-PRD  Martín Márquez Villegas, la empresaria Leticia Ruíz Medina, y el exalcalde priista  Jorge Landeros Carrillo.

Roberto Sandoval Rodríguez,  la propuesta novedosa.- Uno de los perfiles más interesantes entre que integrarían la terna, es Roberto Sandoval. A propuesta de líderes y campesinos del Frente Popular,  el artista, escritor y activista, analiza inscribirse en la contienda interna ya que representa la opción diferente para la ciudadanía harta del reciclaje político que ha caracterizado a los últimos procesos electorales en la tierra de San Judas Tadeo. Con 5 años de trabajo y uno de los pioneros en la organización de la estructura municipal del partido que aspira representar, Roberto Sandoval es conocido en Villanueva como un hombre honesto, trabajador  y servicial, al que respalda un número importante de la militancia del partido de AMLO.

Martín Márquez Villegas, el reciclaje.- El doctor a quien los villanovenses reconocen como una persona con una admirable calidad humana, tiene un historial político de cercanía con PRD, instituto por el que fue candidato a la Presidencia municipal en el proceso pasado. Márquez se unió al proyecto de Andrés Manuel, apenas hace 6 meses durante la firma del Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo. Pese a que como galeno es profeta en su tierra, en el terreno político no ha logrado conectar con la población, pese a que en las elecciones pasadas contó con todo el apoyo –estructural y económico- de quien era uno de sus principales promotores, el ex alcalde Miguel Torres Rosales.

Leticia Ruiz Medina, la empresaria- Aunque no es muy conocida en el terreno político, la empresaria Leticia Ruiz Medina, representa la cuota de equidad de género si es que en el sorteo resulta que Villanueva le toca a una mujer. Con una reputación intachable entre los paisanos de Antonio Aguilar, a Ruiz Medina se le conoce como la mujer honesta, trabajadora y muy capaz, que representa la opción innovadora y cercana a la gente de entre el ramillete que ofrece Morena.

Jorge Luis Landeros, el quemado .- El personaje que de plano no cuenta con la simpatía de los habitantes de ese municipio y menos las cartas para representar al partido que en retórica se asume diferente,  es el ex priista Jorge Landeros Carrillo.  A Landeros Carrillo, le antecede una amplia trayectoria política sin embargo no se le asocia con la honestidad ni con la transparencia necesariamente. El ex alcalde cuenta con una mancha que lo pasó a los anales de la historia de ese municipio y al anecdotario político local como el priista que transó de acuerdo al vox populi al erario con unas becas que etiquetada para niños escolares. ¿Sería verdad? ¿Sería mentira? Nunca se aclaró, sin embargo el quemón quedó en la figura de este redimido aspirante, quien por cierto carece de posibilidades para pasar el filtro de la elección interna. Así la cosas

Pues ahí tiene querido lector, a grandes rasgos el panorama político-electoral de mi tierra,  no es definitivo, falta la alineación de algunos los elementos que en los próximos días darán una visión más clara de lo que nos espera a los fieles de San Judas Tadeo y de la birria del mercadito. Ay, ya pues.