En presencia de un debilitamiento global del dólar, la ratificación por parte del gobierno de México de mantener un proyecto para construir una refinería presupuestada en 8,000 millones de dólares impidió un mejor desempeño del peso mexicano, que cerró la jornada con un avance de 0.37%, para quedar en una paridad de 19.3200 unidades por billete verde, comparada con el tipo previo de 19.3925 pesos.

“El fortalecimiento de la moneda se explica principalmente por una debilidad global del dólar. Además, surgieron rumores sobre un nuevo plan para el rescate de Pemex”, refirió Jacobo Rodríguez, director de análisis en Black Wallstreet Capital.

Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, dijo en una entrevista a Financial Times (FT) que la refinería de Dos Bocas, Tabasco, sería suspendida ante un contexto de bajo crecimiento económico y que los 2,500 millones de dólares destinados a la obra serían utilizados para robustecer la inversión en exploración y producción de la petrolera.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, mencionó en un reporte, que la noticia estimuló a la moneda mexicana generando que se apreciara hasta en 0.78% ubicándose en 19.2420 unidades por divisa estadounidense en operaciones electrónicas.

Sin embargo, el beneficio se vio contrarrestado cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia matutina que la construcción continuaría, aduciendo que el gobierno cuenta con recursos  para desarrollar el proyecto.

“Sí tenemos presupuesto y es muy probable que se haga el anuncio sobre la licitación el 18 de marzo. Estamos muy bien y se va a construir la refinería, se va a terminar en tres años como se contempló y va a costar entre 6,000 a 8,000 millones de dólares”, indicó el presidente en la conferencia.

Lo anterior llevó a que la cotización del peso-dólar se ubicara en 19.3440 pesos por dólar, equivalente a una apreciación de 0.25 por ciento.

Carlos Ponce, socio fundador de SNX Consultores, precisó que cuando el jefe del Ejecutivo salió a desmentir la noticia, no sólo el tipo de cambio recortó ganancias, también afectó a la Bolsa Mexicana de Valores.

Destacó que la divisa mexicana ha reflejado alta volatilidad en las últimas semanas.

Particularmente, dijo, el caso de este proyecto ha sido muy cuestionado ya que se encuentra en un lugar con poca infraestructura, además de que sería difícil de operar. “De acuerdo con la información estadística suena demasiado ambicioso construirlo en un tiempo tan corto como lo señala el presidente ante un costo tan bajo.”

Lo que viene

Ponce destacó que un evento nacional importante que generará presiones en la divisa mexicana será la publicación del PIB en abril; en el caso de los eventos internacionales mencionó al Brexit, la tasa de interés en Estados Unidos y el acuerdo comercial que tiene ese pais con China.

Los estrategas en Actinver estimaron que la paridad cambiaria se situará en un rango de entre 20 y 21.30 pesos por unidad al cierre del año.

estephanie.suarez@eleconomista.mx