Para uno que no despierta, uno que no duerme

Instalarán radar de velocidad en bulevar metropolitano
29/07/2020
Rebasa Coronavirus 2500 casos positivos acumulados
30/07/2020

Norma Galarza

  • El líder que no asume

  • Los desdenes

  • Ricardo y su objetivo 2024

El líder que no asume .- Hay una variable que permea entre la militancia de Morena de cara al proceso electoral al colocar a David Monreal como el aspirante más visible; que en dicho personaje sigue brillando por su ausencia el liderazgo. Y es que, las señales que manda el Coordinador de Ganadería, apuntalan la desconfianza incluso en quienes  en 2016 le respaldaron para la cuestionada candidatura a la gubernatura de aquel entonces. La evasiva al acercamiento que conlleve a sanar heridas entre quienes aquel año electoral se sintieron traicionados por David Monreal, sigue siendo la constante. David sigue sin ganas de promover señales que unan a  la militancia de Morena en torno a él, entretanto, el tiempo de las definiciones se acerca de manera vertiginosa.  El hermetismo con el que se maneja el funcionario de AMLO, como quien siente que la tierra que pisa no lo merece, hace mella al interior de un partido cuya militancia se encuentra dispersa, desorganizada y muy desorientada.

Los desdenes de David.- En tanto, y aunado al abierto desprecio que demuestra por el partido de López Obrador, ya que sigue sin afiliarse, Monreal Ávila sigue dejándose seducir por personajes que ahora le endulzan el oído, pero que mañana, si contraviene a sus intereses, le clavarán el puñal. Ante ese escenario y la apatía de quien parece que las reiteradas sacudidas que le propina su hermano el Senador, no le provocan nada, la oposición recurre a sus huestes, se reagrupa, firma pactos de unidad, en fin, sigue trabajando para fortalecerse en la elección de 2021 en la que se removerá al Gobernador ¿y él? Dormido en sus laureles

Ricardo y su objetivo 2024.- Por cierto y ya que viene a colación Ricardo Monreal, es evidente que su narrativa en “La infamia”, va encaminada no sólo a bañar en salud a su hermano, el tibio David, también a él mismo. Ciertamente, con el claro objetivo de entrar con la reputación nívea en la carrera por la sucesión Presidencial del 2024. No es un secreto que el líder de la bancada de Morena es muy previsor y con antelación, apaga fuegos que le pudiesen quitar la posibilidad de enfrentarse en la pelea interna del partido del actual mandatario y en un descuido llegar al máximo puesto político del país. No es casual el estruendo mediático generado el domingo con el pretexto de presentar “su veldad” (diría Niurka). Desde luego, el Senador arrancó campaña electoral, al dar como primer paso una “sanitizada” (palabra, que dice la RAE que no existe) a su imagen. Y el asunto no fue tomado con ligereza entre la militancia de Morena, que pese a lo que se diga, lo siguen como los ratones al flautista de Hamelin.  Muchos incluso desde ahora -me dijeron, y como yo callo muy apenas mis pecados, pues…-, analizan horizontes con objetivos mucho más altos que la gubernatura del estado, con Ricardo Monreal como emblema ¿Cómo ve?

Colofón

El coronavirus a punto de colapsar el sistema de salud zacatecano.- Ahora sí el apocalipsis estaría a punto de alcanzarnos. Con los contagios creciendo en un promedio de 75 por día durante las últimas semanas y el alto nivel de letalidad en Zacatecas, era de esperarse que en poco tiempo los trabajadores de sistemas de salud entrarían en un predicamento. No obstante, todavía no estalla la bomba, pero el personal ya empieza a encarecer en los hospitales públicos mientras el Covid-19 cobra víctimas entre sus filas. Además, con un estado en el que alrededor del 68 por ciento de la población padece obesidad, no es casual que el virus dé síntomas graves provocando que las personas requieran cuidados intensivos y por tanto escasee el número de ventiladores. De seguir la tendencia que se instauró luego de la implementación de la “nueva realidad”, llegará el momento en que los nosocomios tengan que elegir quien vive y quien muere. Escalofriante ¿no? Por eso, urge que nos cuidemos, que usemos correctamente el cubrebocas, nos lavemos las manos repetidas veces, respetemos los 2 metros de sana distancia, y si nos es posible, nos quedemos en casa; el riesgo de muerte es real y latente.