Nado sincronizado en la entrega recepción y 3 años del triunfo de López Obrador

Con carrera, guadalupenses manifiestan respaldo a Ilse Guerrero
04/07/2021
Participa Julio César Chávez en reunión de Pueblos Mágicos
05/07/2021

Norma Galarza

  • 3 años del triunfo de AMLO y el nado de muertito

Hay días que caigo en abismos contemplativos sobre la inmortalidad del cangrejo, por eso de repente dejo de escribir la columna. No se imagine usted que el escenario político me da tanta hueva, que ni ganas me dan de abordarlo. Bueno, un poco, pero ya estoy entrada, a darle.

Nado sincronizado.- Vaya berenjenal se armó cuando Alejandro Tello se echó encima a la opinión pública al anunciar que sus funcionarios tendrían un ¿merecido? bono quinquenal. Y no, no es la primera vez que un gobierno se despide premiando a sus funcionarios cercanos, lo que sorprendió es que se le dio relevancia a un tema que había pasado desapercibido en otras administraciones. Y se le dio relevancia porque parece que Tello y  David Monreal practican un muy sospechoso nado sincronizado. Actos del todavía mandatario estatal,  se perciben delineados con la nívea intención de allanarle el terreno a dicho personaje (¡wow! me sorprende como todo mundo sobreprotege al Gobernador Electo, suertudo el señor). Y es que, Alex decidido a impedir que el que mandará en Zacatecas a partir de septiembre, se meta en camisa de 11 varas a  la hora de cumplir las promesas de empleo a varios de sus incondicionales por interés. Por eso juzga prudente liquidar (y bien)a una parte importante del equipo que lo secundó desde el 2016.   Como ya se ha mencionado en este espacio, las evidencias de quien encabeza al ejecutivo estatal, alfombra de terciopelo la llegada de David, saltan a la vista. Igual pasó con la decisión del mandamás actual de cargar el costo político de formular la iniciativa del ISSSTEZAC. Alguien parece interesado en que con el quinquenio muera su carrera política y lo que es mejor, pase los años posteriores sin sobresaltos inquisidores sobre su administración. En fin, ojalá le cumplan y no lo dejen chiflando en la loma, o peor aún, no lo usen los que llegan para tapar sus propias fallas, ya ha pasado, no sería una estrategia nueva.

¿Nadar de muertito?.- Por cierto, el pasado fin de semana se cumplieron 3 años de que Andrés Manuel, llegó al poder. Lo más patético fue que decidiera festejar pese a que el país prácticamente está en llamas.  Y créame que me gustaría tener mejores noticias y honestamente tampoco creo que no se estén haciendo cosas laudables, el problema es que se privilegia de manera enfermiza la percepción política lo que resulta en un manejo errático e improvisado de asuntos torales. Un ejemplo es que a la probada incapacidad de funcionarios en rubros delicados  como la salud, se les intenta pasar por víctimas. AMLO se aferra en la idea de que es más importante tener cerca lealtades que personas capaces y eso no es bueno. Un ejemplo contundente es la protección que se le da a López Gatell, quien no sólo manejó de manera cuestionable la pandemia de Coronavirus que al final cobró al menos 600 mil vidas según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI); en el tema de la compra de medicamentos oncológicos para niños, ha hecho un desastre que cobra vidas.  Más de mil 600 niñas y niños perdieron la batalla contra esa enfermedad de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana  de Ayuda Niños con Cáncer (AMANC),  y todo se debió a la incapacidad para gestionar el medicamento.  Lo más indignante de ese problema fueron las declaraciones del Subsecretario de Salud el mencionado doctor Gatell, quien tuvo el descaro de argumentar que las manifestaciones de familias por la vida, es golpismo para desestabilizar al gobierno.  Imagine la frustración de madres y padres de esos pequeños al notar que sus lamentos toman en una pared de indiferencia. Qué horror. Tal vez no tenga la culpa el indio sino que López Obrador se aferra en hacerlo compadre. Lamentable.

La inseguridad sin freno.- La inseguridad en el país se ha transformado en un auténtico nudo gordiano. Tiene razón el Peje cuando dice que es herencia de los neoliberales, empero, ¿Cuál era el objetivo de ganar una elección, pasarse los 6 años repartiendo culpas?  En Zacatecas los baños de sangre se han vuelto cotidianos sin que hasta hoy se trate el tema con seriedad e inteligencia.  Mientras Alejandro Tello prepara sus maletas, ni la presencia de la Guardia Nacional funge como paliativo para al menos sentar las bases de un cambio de método contra la inseguridad. Las causas de su crecimiento exponencial siguen intocadas. La impunidad hace imperio, mientras las autoridades optan por esconder la cara y lanzar la pelota de un lado a otro.

¿Aplausos?.-  Bueno, no todo es negativo en los tres primeros años del triunfo de López Obrador. La nacionalización de los energéticos es un ambiguo acierto que puede costar mucho mientras se consolida, pero al final será benéfico. En otras políticas, se reconocen los intentos presidenciales por implantar cambios radicales. Por ejemplo, subió el salario de manera histórica, aunque se lo comió la inflación. Se reparten millones de pesos en subsidios sociales se dobló el apoyo a adultos mayores, a discapacitados, esos aspectos sociales, son la estrella de la 4T. El inconveniente es que con dádivas no se solucionan los retos de raíz. No es alentador que a la clase productiva se le cargue  la mano y no se ve como se vaya a revertir el incremento del número de pobres de dejó la pandemia.  Puede decirse que soy una persona muy poco optimista y que posiblemente los seguidores de este intento de régimen apelen al pretexto de que falta mucho para que se consolide la Cuarta Transformación. Sin embargo no hay viento favorable porque no existe un plan claro, todo parece basado en ideas e improvisaciones. Pero usted, no me haga caso, tal vez estemos a punto de superar las taras que nos aquejan y yo no veo las manifestaciones.  En fin, no creo que sea momento de festejar triunfos, eso es vulgar vanidad. Feliz inicio de semana.