Mujeres del Sector Salud exponen sus realidades frente a la Pandemia en conversatorio organizado por la SESEA

Según True Data, Julio César Chávez aventaja en carrera por alcaldía de Guadalupe
10/03/2021
Mayoría morenista en San Lázaro legaliza uso lúdico de marihuana
10/03/2021

10 de marzo. – La Política Estatal Anticorrupción de Zacatecas, tiene como principio transversal la inclusión y la igualdad de género como un aporte al “desarrollo de sociedades más justas, democráticas y solidarias, a través del combate a la corrupción” y establece como necesaria “la incorporación de la perspectiva de género y de derechos humanos a las acciones programáticas que deriven de este documento”.

Cumpliendo con este principio, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción, realizó por tercer año consecutivo el “Conversatorio Entre Nosotras”, en esta edición se dio voz a las mujeres del sector salud.

La Coordinadora Administrativa Julieta Reyes Moreno, quien fungió como moderadora, destacó que, pese a que este sector es mayoritariamente suministrado operativamente por mujeres, el 70% de las organizaciones sanitarias a nivel mundial están dirigidas por hombres y el 80% de los presidentes de consejos del sector salud son hombres; de no promover un cambio, la Organización Mundial de la Salud contempla que se podría tardar hasta 202 años lograr la igualdad entre hombres y mujeres. 

Por su parte la Directora de la Unidad Académica de Medicina de la UAZ Rosa Martha Covarrubias Carrillo, destacó que es la primera vez en 53 años, que una mujer dirige esta importante Unidad, lo que representó un gran reto por alcanzar la equidad, pero también es un hecho histórico de la inclusión de las mujeres en puestos directivos y de toma de decisiones.

La Doctora Martha Eugenia Martínez Pinedo, quien es integrante del Consejo Estatal de Bioética, refirió que, si bien el grueso del personal de enfermería son mujeres, siguen siendo subestimadas, por lo que es necesario el reconocimiento de su labor como asistentes médicos, por lo que hizo un llamado a sus colegas a alzar la voz cuando sean violentadas y así visibilizar y sobre todo erradicar esta problemática.

La Doctora Gabriela Ortiz Argüelles, adscrita a la UNEME-COVID de la Secretaría de Salud, expresó que es importante que en el sector salud se entienda que todos son un equipo y que no debería de existir una jerarquización por el género o la profesión. Además de que la pandemia y el home office, permitieron visibilizar el trabajo no remunerado del hogar y cuidado de los hijos, haciendo latente la importancia de compartir estas tareas para permitir una mayor inclusión de las mujeres en el ámbito laboral.

La Doctora Natalia Padilla Durón Coordinadora de la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital General de Occidente de Guadalajara, refirió que es necesario que se elimine la victimización de las mujeres y empezar a hacer pequeñas acciones para cambiar el mundo y el país, así como la importancia de trabajar en la corresponsabilidad en la familia y en conjunto alcanzar una participación activa de las mujeres. 

Las participantes coincidieron en que su principal preocupación es que su labor como personal de salud de la primera línea de batalla contra el COVID, representó una amenaza de contagio a su familia, lo que además trajo consigo agresiones al personal médico por ser vistas como posibles focos de infección. 

En relación a la ética y el combate a la corrupción, las participantes señalaron que es importante tener congruencia como ciudadanos y como individuos, rigiéndose por los valores y la ética, tener cero tolerancia al abuso y la violencia y promover la denuncia formal de actos de corrupción, para así lograr cambios verdaderos y que las futuras generaciones vean el fruto de iniciar desde ahora con la cultura de los valores y la denuncia.