Mucho ayuda el que no estorba

Atienden Ayuntamiento capitalino y SEDESOL estatal a familias de El Orito
03/09/2019
Ricardo Salinas Pliego relacionado con escándalo de corrupción
04/09/2019

Norma Galarza

  • Cuotas del partido y operadores políticos 

  • La oposición  en Zacatecas ¿desmoralizada?

Por Norma Galarza 

Mucho ayuda el que no estorba I.- Dicen que mientras el Coordinador de Ganadería, David Monreal Ávila, se encuentra concentrado cumpliendo la función que le fue encomendada por AMLO desde la entrada al poder de la “Esperanza de México”,  no frena el sabotaje de personajes cercanos so pretexto de “ayudarle”. Y es que, con la supuesta intención de pavimentar el camino del aspirante a la gubernatura, algunos cercanos, le crean frentes innecesarios al funcionario federal y terminan minando su camino rumbo al 2021. Soledad Luévano, la senadora de Morena, es una de las que integran el “fuego amigo” contra Monreal Ávila según trascendió  en la columna Agenda Política que escribe Gabriel Contreras. El columnista señala, en ese tenor, que “Chole”,  através de Ernesto Romo,   es quien “asesora” a Ruth Calderón, en una guerra contra el ayuntamiento de Zacatecas en la que se puede ver claramente quien va perdiendo.
Mucho ayuda el que no estorba II.- ¡Vaya sorpresa! ya que en ese tema, las versiones a bote pronto desde el origen del conflicto,  ubicaban a David Monreal como la mano que mecía la cuna en el impresentable objetivo de asegurar para sus alfiles posiciones estratégicas en la administración de Ulises Mejía. Pero parece que todo cae por su propio peso y se empieza a desnudar que el Coordinador no tiene tiempo para entrar en rancheras pugnas lo que ha permitido a personajes cercanos como la Senadora, tomarse atribuciones que no le corresponden y en su afán de ayudar, resulta que está estorbando al ex senador petista en su paso rumbo  al proceso electoral del 2021, al permitir que la opinión pública le endilgue  pecados que no le corresponden. Muy mal. Con esos amigos ¿para qué quiere enemigos?
Cuotas del partido y operadores I.- Muchas aristas le han encontrado al arribo de mi paisano, el villanovense Ubaldo Ávila a la Subsecretaría de Educación Media Superior y Superior. Algunos señalan que más allá de la estrategia para ajustar las tuercas de la operación política con la mira puesta en que el PRI no pierda la gubernatura, su llegada se da como la forma en la que Tello Cristerna comienza a limar asperezas  con su partido de cara al 2021. Ante la inconformidad que ocasionó entre priistas la maniobra del gobernador de conformar un gabinete multicolor y las rispideces que se generaron, la llegada de Ubaldo Ávila es parte del proceso de unidad.  En ese tenor, la salida de David Eduardo Rivera, quien fungió como titular del Instituto Zacatecano de Cultura en tiempos de la perredista Amalia García, se debe a la exigencia de los priistas de colocar a sus alfiles en puestos burocráticos, como pago de cuotas partidistas y el inicio de una estrategia para que el proceso electoral que se dará dentro de dos años, no los pille discordes. Ya era hora, dicen muchos tricolores que tuvieron que esperar 3 años para recuperar espacios que desde el principio de la gestión daban como suyos por derecho de piso.  ¿Qué tal?
Cuotas del partido y operadores II.- No obstante, los cambios que ya se habían dado en el gobierno estatal desde hace meses traían intrínseco el objetivo de que el proceso electoral 2021, no tomara desprevenido al partido que ostenta el poder. Dicen los chismosos que la llegada al gabinete del ex dirigente tricolor Roberto Luévano quien manda en la SEDESOL y  de Carlos Peña Badillo, quien dirige el IZEA,  es parte del proceso de fortalecimiento estructural al interior del gobierno de Tello ya que dichos funcionarios son bien conocidos por su experiencia a la hora de afianzar los votos a favor del PRI. Sin embargo entra la duda, los cuadros que llegaron para facilitar el trabajo de que el partidazo siga en el mandando, ¿darán resultados ante la marea guinda que se avecina? Recordemos que el escenario es diferente al de tiempos alonsistas donde el PRI no perdía espacios tan fácilmente. Como dijo el ciego, ya veremos.
La pobre oposición .- Luego del informe de Andrés Manuel López Obrador, tanto panistas como priistas en Zacatecas citaron a respectivas conferencias de prensa para dar su postura. Una postura, como se esperaba, ácida, desesperanzada y lo que es peor, nada propositiva. Tanto Noemí Luna dirigente estatal del blanquiazul, como Gustavo Uribe, el líder del PRI,  declararon su preocupación ante la forma en la que AMLO está llevando las riendas del poder, y tienen razón en parte, pero ante ese panorama, no los vemos fortaleciéndose en materia de volver a convencer a los ciudadanos de que ellos son la mejor opción. No se les nota ni un poco el deseo de recuperar la credibilidad de los ciudadanos, porque para variar, siguen inmersos en las mismas prácticas que los mandaron al hoyo. Ojalá se tomaran en serio la responsabilidad que tienen como partidos opositores de generar los contrapesos necesarios ante los embates de la presente administración. El problema es que siguen en la simulación, montándose en el tren de la descalificación y una ob positius, más mediática que pragmática. ¿No sabrán que pierden su oportunidad de recuperar mayorías en las cámaras y en el congreso local, si siguen por ese camino? El 2021 está a la vuelta de la esquina y se acerca peligrosamente.