Miroslava Breach: A 2 años de un asesinato impune.

Gobierno federal apoyará a tres productos turísticos del Gobierno estatal
24/03/2019
Premian en Trancoso a niños ganadores del concurso de vestuario a partir de material reciclable
25/03/2019

Norma Galarza

Por Norma Galarza Flores

  • Loreto, zona de guerra

La impunidad transexenal que impera en nuestro país, sigue siendo la cara más vergonzosa de un país en el que los cambios estructurales en temas como la impartición de justicia, siguen durmiendo el sueño de los justos.

El sábado pasado se cumplieron dos años del asesinato de Miroslava Breach sin que hasta la fecha las autoridades del estado gobernado por el panista Javier Corral, hayan dictado sentencia contra los responsables.

La apatía o complicidad institucional ante el homicidio de la periodista, ocurrido estrictamente en el ejercicio de su trabajo, sigue colocando a México como uno de los países más peligrosos para ejercer esa profesión.

 En ese tenor, hay evidencias que hacen dudar de la imparcialidad de la Fiscalía de Chihuahua, que al parecer tiene prisa de que el caso se dé por concluido, luego de intentar a toda costa de desechar las líneas de investigación referentes a políticos relacionados con el crimen organizado, exhibidos por la periodista finada.

En el marco de la Jornada Conmemorativa en Memoria de Miroslava efectuada el pasado sábado,  Sara Mendiola integrante de la asociación civil Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS) hizo señalamientos graves en ese sentido.

Mendiola, señaló que la Fiscalía de Chihuahua excluyó de su investigación las líneas de narcopolítica pese a que había elementos jurídicos e indicios para generar una investigación por esa vía.

Eso, pese a que además de haber recibido amenazas de muerte, sus asesinos colocaron un cartel en el cadáver de Breach Velducea, en el que se podía leer la siguiente frase: ““Esto te pasó por lenguona, por estar cerca del gobernador. Ahora sigues tú, Javier. Firma el 80”.

Tres meses después asesinaron a Javier Valdez en Culiacán, Sinaloa,  por motivos similares.

Ambos casos siguen impunes, mientras las autoridades parecen empeñarse en que los autores intelectuales y materiales de estos crímenes sigan paseándose por las calles, restregándonos que el poder político los considera intocables.

El sábado, la familia de Miroslava recordó a una mujer valiente que amaba profundamente al periodismo y a la que su vocación por revelar vergonzosos acuerdos entre políticos y delincuentes le costó la vida.

Sus investigaciones relacionadas a la defensa de los derechos humanos contribuyeron a hacer visibles  casos como el desplazamiento que sufren los Tarahumaras en Chihuahua por parte de grupos del crimen organizado, el asesinato de la activista Marisela Escobedo, entre otros reportajes, que incomodaron a varios políticos.

El reportaje publicado el 4 de marzo de 2016 titulado “Impone el crimen organizado candidatos a ediles en Chihuahua”, en el periódico La Jornada nacional, fue la gota que derramó el vaso.

En dicha publicación acusaba que en el municipio de Bachíniva el PRI, postularía a la suegra de un importante capo a la Presidencia Municipal.

En la misma nota mencionaba además que Juan Miguel Salazar  era el precandidato a la alcaldía de Chínipas, su municipio de nacimiento, a quien señalaba como líder del grupo criminal Los Salazares.

A raíz de esa publicación las amenazas de muerte se volvieron constantes.

Miroslava se encargó de exhibir ese México temerario del que muy pocos se niegan a hablar porque existe entre el gremio la certeza de que sería una sentencia de muerte.

A pesar de eso, el silencio, la apatía no son la mejor defensa a favor de la libertad de expresión.

Ya pasaron dos años de un homicidio que no ha sido resuelto. De los logros que se han anotado familiares, periodistas y activistas a favor de la justicia, es que se logró que la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR, atrajera el caso el año pasado.

Y nosotros los ciudadanos ¿Qué hacemos? Quizá parezca poco, pero si apostamos por negarnos al olvido, si nos resistimos a que se apaguen las voces que visibilizan la injusticia en la que el poder económico depreda entornos y ciega vidas ante una autoridad cómplice, estaremos poniendo nuestro granito de arena.

Hasta siempre Miroslava, ojalá que pronto se te haga justicia.

Loreto, zona de guerra

Lamentamos profundamente los hechos ocurridos el día de ayer en el municipio de Loreto dónde falleció una mujer y tres niños resultaron gravemente heridos en el incendio provocado a su domicilio por parte de miembros del crimen organizado.

¿Hasta cuando Zacatecas seguirá siendo territorio de guerra ante la apatía de las autoridades policiacas, rebasadas?

Fue cierto aquello que dijo Froylán Carlos, ex Secretario de Seguridad Pública de que llegue quien llegue la inseguridad seguiría igual?

¿Qué pactos se hicieron para lograr eso? Estamos hartos y nos sentimos impotentes ante ese problema que ya los escaló niveles tolerables. ¿Hasta cuándo? ¿Cuántos más inocentes tendrán que sufrir?