México en el umbral de la lucha contra la violencia contra las mujeres

Premian a nivel nacional a pescadores
26/11/2019
La imbatible inseguridad en Zacatecas y el resto del país
26/11/2019

Pilar Pino Acevedo

Por Pilar Pino

Cada  25 de noviembre se recuerda a las  hermanas Mirabal, activistas a favor de la democracia que fueron asesinadas por Rafael Trujillo, dictador de República Dominicana (1930-1961). El movimiento feminista latinoamericano, tomó  esta fecha para conmemorar la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres desde la década de 1980 y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le dio carácter de oficial en 1999.

En ese sentido, ayer se conmemoró el Día Internacional para Eliminar la Violencia contra las Mujeres ¿Por qué importante? La respuesta, es que, es  un problema tan grave, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una pandemia mundial. También porque la violencia y la desigualdad de género tienen impactos sociales, políticos y económicos que afectan el desarrollo de las naciones.

violencia laboral

México se ha convertido a últimas fechas en uno de los peores países del mundo  para ser mujer. La baja productividad y la violencia contra las mujeres van de la mano. De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el número de horas trabajadas por país para Latinoamérica, las mexicanas son las que más trabajan  y las que menos están integradas al mercado laboral, es decir, trabajan más en casa y/o en trabajos no remunerados. Es decir, que aunque son las mujeres que más horas ocupadas cumplen en el subcontinente, son las que menos aportan a la economía real y por tanto, las que menos ingresos tienen.

A la explotación por trabajo no remunerado súmele, que México sea el país en situación de paz (habrá que dejar los criterios de paz para otra ocasión) más peligroso para ser mujer del mundo occidental y uno en el que el sector femenino aporta menos al PIB nacional.

Violencia sexual y feminicidios 

Volviendo a nuestro país, y debido a que  la violencia y la inequidad al parecer implantaron su imperio, no es casual que sea considerado por la ONU como uno de los países que requiere realizar esfuerzos intensos para lograr la igualdad de género, en el marco de los derechos humanos. Además, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) señala que en el 56% del territorio nacional se han emitido Alertas de Violencia de Género (AVG), es decir en 18 de los 32 estados. En Zacatecas, se emitió para los 58 municipios a solicitud del gobernador Alejandro Tello Cristerna.

 México ha rebasado en homicidios a todos los países de América latina a raíz de la implementación de la llamada guerra contra el narco. Aquí son asesinadas 9 mujeres al día, 6 de cada 10 niñas y mujeres afirman haber sido víctimas de algún tipo de violencia, de acuerdo a datos de la ONU.  De 2015 (año que empieza el conteo formal de las estadísticas) a la fecha, suman 3 mil 200 feminicidios en el país, sólo de enero a junio se registran 470 casos según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En nuestro territorio, las mujeres somos las principales víctimas de delitos sexuales; de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2016, así como la violencia que ejercen las parejas a sus mujeres es severa y muy severa en 64% de los casos (incluye violencia física, psicológica y sexual).

Este año la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) y la organización internacional Save of Children llamaron, por separado, a las autoridades mexicanas a emprender políticas públicas para garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia y con ello cumplir con las normas nacionales y los tratados internacionales.

Save of Children, en su informe Las niñas y las adolescentes en México frente a la violencia, reporta que cuatro de cada 10 delitos sexuales en el país se cometen contra niños, niñas y adolescentes. Una de cada dos adolescentes de 12 a 19 años que inicia su vida sexual se embaraza por causas relacionadas con la violencia sexual y matrimonio infantil, entre otras.

En este sentido, el SESNSP indica que los feminicidios contra niñas y adolescentes se han incrementado; pues, en 2015 fueron registrados 50 casos mientras que en 2018 se incrementaron a 86. Lo anterior, indica que la violencia que se ejerce contra niñas y adolescentes está creciendo peligrosamente en los últimos años.

El 98% de las agresiones contra las mujeres son cometidas por hombres, mientras que las agresiones sexuales contra niños, niñas y adolescentes son el 89% de los casos; esto no quiere decir que este en este porcentaje la población masculina sea agresora. El sociólogo Iñaqui Piñuel, indica que un agresor (hombre o mujer) puede tener hasta 60 víctimas a lo largo de su vida. Desde mi punto de vista, la mejor opción es crear conciencia de las nuevas masculinidades para tener un avance real hacia una sociedad igualitaria y de respeto a los derechos humanos.

Situación en Zacatecas

Según datos del Banco Estatal de Datos sobre Violencia contra las Mujeres (Banevim) en la entidad de 2013 a la fecha se han contabilizado 73 feminicidios, 2018 destaca por registrar 28, siguiéndole 2017 y 2016 con 14 cada uno. Cabe señalar que es a partir de 2017 se incrementa la incidencia de feminicidios contra niñas. En lo que va del 2019 suman 13 casos de este delito donde niñas, adolescentes y mujeres han muerto derivado de la violencia machista.

El último caso, ocurrió hace unos días en el municipio de Luis Moya, asesinando a puñaladas llenas de saña a Nancy de 34 años madre de una niña y dos niños, incrementando las estadísticas de niñas y niños huérfanos por feminicidio, que hasta 2018 eran 54.

Zacatecas ocupa el séptimo lugar  en Abuso Sexual Infantil (ASI) según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. En México, en promedio, una de cuatro niñas y uno de cada seis niños son víctimas de este delito.

Asimismo, según lo indican cifras del Banevim en Zacatecas de agosto de 2017 a octubre de 2019, del total de casos de violencia contra las mujeres 37.80% corresponde a violencia psicológica, 29.31 a física, 22.91 económica, 5.48 sexual y el 3.10% a patrimonial. También las cifras indican que el grueso de los casos de violencia suceden en el ámbito familiar.

Nuestra entidad,  desde 2016 está entre los tres primeros lugares de incidencia de embarazo en adolescentes, lo que debe llamarnos a atender este problema con políticas públicas de prevención. Desde educación sexual en niveles básicos (primaria y secundaria), la que sirve sobre todo para prevenir el abuso sexual infantil -en que México ocupa el primer lugar a nivel mundial – no para fomentar que inicien su vida sexual de manera temprana; así como acercar los métodos anticonceptivos a niñas y adolescentes.

También buscar el cambio cultural en el funcionariado público para evitar que las adolescentes sean victimizadas por el hecho de solicitar métodos anticonceptivos, para que las adolescentes que den a luz no sufran violencia obstétrica y fomentar que continúen con sus estudios. En resumen hagamos a un lado nuestros juicios de valor y atendamos un problema de salud pública.

Para finalizar, se deben fortalecer y mejorar, operativamente, las instancias de procuración de justicia –todas- para garantizar a las víctimas el acceso a la justicia; el poder Legislativo no debe permitir que la Ley de Atención a Víctimas quede en la congeladora, y dar a conocer la cifras reales de cuantas niñas adolescentes y mujeres han desaparecido en nuestro estado. Así, como capacitación al personal que se encarga de recibir y alimentar los datos del Banevim, ya que tiene un grave sesgo pues, la información clasificada  como “no identificada” suma el total, en los apartados de víctimas y agresores.