México, el paraíso de los pedófilos

Heladio Verver, el candidato que no teme auscultación a sus finanzas
02/06/2021
Calmantes montes
04/06/2021

Pilar Pino Acevedo

El lunes, el diario El Universal dio a conocer el informe: “Es un secreto. La explotación sexual infantil en las escuelas”, elaborado por la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia, A. C. (ODI).

Lo que ocurre en escuelas públicas y privadas de al menos siete entidades del país es escalofriante. En ciudades omo la de México, Estado de México, Jalisco, Baja California, San Luis Potosí y Oaxaca, operan grupos delictivos dedicados a la explotación infantil organizada en la que participan maestrxs, directivos, personal administrativo y de intendencia. Abusan sexualmente de niños y niñas tanto dentro como fuera de los planteles con fines de pornografía en línea.

México ocupa el primer lugar en abuso sexual a menores de edad y en pornografía infantil a nivel mundial, según datos de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Esta organización reportó que cada año 5.4 millones de menores en el país, son víctimas de abuso sexual y, en 60 por ciento de los casos, el agresor es una persona cercana a la familia como padres, padrastros, tíos y vecinos. Lo grave es que por cada mil casos de abuso a menores, únicamente 100 se denuncian, solo 10 llegan a juicio y únicamente un caso alcanza condena.

Lo anterior es alarmante al ser evidencia de que tanto en espacios públicos como privados, los niños y niñas corren constantemente el riesgo de ser víctimas de estos delitos. Y pese a este fenómeno no es nuevo, sino que tiene raíces desde las década de 1990, no hay políticas públicas enfocadas en su atención, por el contrario instituciones como la Secretaría de Educación Pública se han  caracterizado por ser omisas e incluso por solapar a los agresores.

Frente a ese contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en conferencia matutina aseguró que pedirá a Rosa Isela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), que al dar el informe mensual sobre seguridad, detalle las acciones que realiza para proteger a sectores vulnerables, como es el de la niñez.

AMLO aseguró que el gobierno federal “trabaja mucho” en el combate contra los grupos de la delincuencia dedicada a la explotación sexual infantil que operan en escuelas públicas y privadas.

De acuerdo con el Informe de ODI, se brindó acompañamiento y litigio en casos de por lo menos 18 escuelas. Sin embargo, el informe refiere un centenar de casos más en los cuales registró denuncias de abusos a menores de edad en escuelas, pero se desconoce si hubo detenidos, si se sigue investigando o si quedaron impunes.

La explotación y abuso sexual infantil por pedido en línea,  implica que el perpetrador que solicita y dirige el acto se encuentra físicamente distante de las víctimas. Comúnmente, el material se consume desde su hogar, incluso en un país distinto al lugar en el que se comete el abuso.

De acuerdo con Inegi, en 2019 se detectaron 827 mil 898 usuarios de pornografía infantil; 60 por ciento de ésta se genera en México con fines de trata de menores, y se calcula que a diario 12 niñas son vendidas o usadas con fines de explotación sexual por tratantes en Coahuila, Chiapas, Chihuahua y Baja California.

Sea a través de contacto directo con el agresor o a través de un intermediario, el perpetrador indica qué actos desea que sean producidos por el agresor o los agresores en contacto con los menores. El abuso sexual infantil es comúnmente transmitido en vivo por medio de redes sociales comerciales encriptadas.