Los demonios andan sueltos.

Rehabilitan iluminación de Jardín Juárez en Guadalupe
12/10/2019
Con danza y música celebran primer aniversario de Guadalupe como Pueblo Mágico
13/10/2019
  1. Lucha presupuestal de los municipios: más dinero para enfrentar a Morena en 2021

  2. Peñasquito y el fin de una aspiración política.

  3. La pelea por la gubernatura del estado que se fragua en Morena.

Por Pilar Pino Acevedo

Las reformas de la 4T en tema presupuestal implica una reducción aproximada de 30% de las participaciones federales a los municipios, lo que reduce drásticamente su margen de acción. Durante décadas las y los alcaldes abusaron de las arcas municipales, plagando de corrupción las redes interinstitucionales, utilizando los recursos públicos para enriquecerse y/o con fines clientelares para futuros comicios electorales.

Por mucho tiempo, llegar a un cargo municipal de elección pública suponía libertad de actuar en materia financiera. Por ello, no es de sorprenderse que PRI, PAN, MC y PRD estén luchando por “presupuestos justos” para los municipios que gobiernan dichos partidos políticos. Buscando al menos mantener los espacios que ya tienen, antes de que los aplaste el tsunami político en que ha evolucionado Morena.

Más que una lucha por justicia presupuestal es una lucha por poder político y con ello mantener una ventaja financiera en los próximos comicios electorales –recuerde, que como señala el dicho “político pobre, pobre político”-. Habrá muchos ediles que lo hagan realmente por compromiso con sus gobernados como el caso de Oralia López Chávez, de Genaro Codina y habrá otros tantos que sólo busquen beneficios personales y/o para evitar que su partido pierda el registro.

Pese a que puede interpretarse como una lucha política debemos reconocer la iniciativa, esfuerzo y poder de convocatoria de la diputada Federal del PAN, Jacqueline Martínez, quién busca ejercer presión a la administración  de López Obrador para que le sean asignados presupuestos justos a los 58 municipios del estado. Parece que es la única panista que ha entendido cual es el papel de ser oposición en una democracia que tiene a un gigante en el poder.

Sin embargo, tal parece que nadie le cae el veinte de que la 4T está poniendo trabas a todo tipo de corrupción, impunidad y desvío de recursos públicos. Primero, deberán demostrar que no harán uso indebido del erario. Deberán mostrar finanzas sanas y, luego, podrán solicitar dinero para sus municipios. Se acabaron los tiempos de despilfarro, porque simplemente son insostenibles.

Peñasquito

Después de que el presidente pusiera en su lugar públicamente al senador José Narro –en reconocida mañanera, señalando que intermediarios sólo buscan satisfacer sus propios intereses sin que los afectados obtengan algún resarcimiento del daño-, el propio gobernador del estado, Alejandro Tello, tras un diálogo entre ejidatarios, transportistas y la empresa Newmont-Goldcorp llegaron a un acuerdo para liberar la mina, cuidar de los recursos naturales de la región y permitir que continúen los trabajos de extracción de mineral.

Por su parte, el senador, José Narro, se deslinda (cada que puede) de ser parte del conflicto. Aunque es una verdad común que está detrás desde un inicio. Enterró así y para siempre sus posibilidades para acceder a la candidatura para la gubernatura en el 2021 por su partido, Morena.

La sucesión para 2021

En Morena, las cosas se están poniendo difíciles para los Monreal, “Caty” fue agarrada con las manos en la masa, al utilizar programas federales para promover el voto a su favor, para la próxima renovación del Comité Ejecutivo Estatal del Partido, nada más y nada menos que en la casa del propio Luis “El Oso” Medina. No nos debe sorprender a nadie este tipo de acciones, lo que sí es que no reconocieran al propio líder histórico de la izquierda zacatecana. Una de dos, fue un error garrafal producto de la ignorancia de una joven o plan con maña para provocar al “Oso” Medina.

Luis Medina, sin mover un dedo demostró el respaldo que tiene no sólo al interior de su partido, sino también de los priístas. Y es que las personas que amamos a Zacatecas (sin importar el partido con el que nos identifiquemos), buscamos que el próximo gobernador tenga integridad, honestidad y sepa hacer las cosas bien; el mejor y más sincero es el propio Medina Lizalde.

Una de las razones es que David Monreal ha permitido sumas que le restan como que personajes como Julia Olguín, Diana Saucedo, entre otros, se entrometan en las elecciones internas de Morena. Así como la promoción anticipada de su candidatura de figuras ruines como Pedro de León y Cuauhtémoc Calderón.

Por todas las irregularidades mencionadas en el proceso de renovación interna del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, la dirigente nacional, Yeidckol Polenvsky, está considerando posponer el proceso de renovación para evitar la mano sucia de personas externas y de la misma familia Monreal.

Luego que Luis Medina Lizalde hiciera públicos por medio de las redes sociales, audios donde se escucha claramente la promoción del voto a favor de Catalina Monreal para la renovación del Comité Ejecutivo Estatal, ha sido acusado por enriquecerse de manera ilícita con la compra de un inmueble. Lo anterior, carece de sustento. Quienes conocemos de cerca al Lic. Medina sabemos que no tiene una vida de lujos ni grandes propiedades a su nombre, nunca los ha tenido ni buscado, es notorio que a los Monreal les dolió el golpe, y es que con esas pruebas ni cómo defenderlos.

Aunque Caty es una mujer con inteligencia y capacidad política, todavía se cocina al primer hervor. A diferencia de su hábil padre, ella no ha tenido que abrirse camino desde abajo, el nombre de su padre pesa y ha sabido utilizarlo. No quiero con ello restarle méritos, porque la participación de las mujeres en la política hace falta y mucha,  sólo que esperamos que el próximo gobernador sea de Morena y sea un personaje intachable que represente los principios que promueve el Presidente de la República. Al final, si eso sucede, el resultado será el mejor para el futuro del Estado.