Lobo mexicano deja categoría de especie extinta

Diputados de todas las fracciones tendrán navidad de 328 mil pesos
29/11/2019
Entrega PRI apoyos sociales en municipios
30/11/2019

A finales de los años 70 Roy T. Mc Bride arribó a México con una misión encontrar  lobos mexicano (Canis lupus baileyi), para iniciar un programa de reproducción debido a que en Estados Unidos esa especie había sido exterminada.  

La raza de lobo más pequeña de Norteamérica había sido minada a partir de la cría extensiva de ganado en aquel país.  Pero había esperanza. Instalado en México, Mc Bride empezó con el programa capturando primero 5 lobos que en 1995 se convirtieron en 100 

Primeros trabajos de reproducción en EEUU

El doctor Gerardo Ceballos, a cargo del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Silvestre del Instituto de Ecología, señaló entrevistado para El Universal,  que los primeros trabajos de reproducción en cautiverio se realizaron en EU, pero después hubo importantes esfuerzos por parte de México por reintroducirlos a la vida silvestre en la Reserva de la Biósfera de Janos en Chihuahua.

A partir de esos esfuerzos se logró que el lobo mexicano dejara atrás la categoría extinto o en riesgo de extinción. El trabajo conjunto de esfuerzos por su conservación connacionales, la iniciativa privada y la sociedad empezaban a dar frutos. 

Ceballos explica que fue precisamente en su laboratorio donde hace muchos años elaboraron los estudios necesarios para diseñar esta reserva con más de medio millón de hectáreas. Fue proyectada para que integrara la parte más baja y seca, con matorrales y pastizales, hasta la parte alta de las montañas. “Uno de los objetivos de la Reserva de Janos era tener a mediano plazo todos sus grandes mamíferos, el mismo número de especies que tiene Yellowstone, el primer parque nacional del planeta”, señala y apunta que la reintroducción del lobo va bien, pero ahora se debe dar el siguiente paso: avanzar hacia Coahuila y Zacatecas con nuevas poblaciones.

Esperanza para la conservación de  otras especies

La Reserva de la Biósfera de Janos es un proyecto que incluye la conservación de los ambientes naturales con la reintegración de todos los elementos de la fauna que se han perdido. Allí se comenzó a trabajar para la recuperación del perrito de la pradera y otras especies, como el bisonte, del que Ceballos puntualiza que se tiene una población de más de 200 animales y se pueden contabilizar cinco poblaciones genéticamente puras. “Entre otras especies en peligro, hay berrendos y borregos cimarrón, sólo nos faltaría reintroducir un par de especies para que ya estuvieran prácticamente todas las que vivían ahí en 1900”.

De El Universal