Las vergonzosas cifras de la corrupción en México.

Alonso: Un Gobernador de ornato
09/12/2014
SEÑOR MIGUEL ALEJANDRO ALONSO REYES GOBERNADOR DEL ESTADO DE ZACATECAS PRESENTE
11/12/2014

Por Norma Galarza

9 de diciembre Día Mundial Anticorrupción.- México, de acuerdo a Transparency International es uno de los países con mayores índices de corrupción a nivel mundial. De acuerdo a Forbes, la corrupción nos cuesta 100 mil millones de dólares al año. Y es que la corrupción es un sistema tan arraigado en nuestra sociedad que, incluso llega a pasar desapercibida porque ya la mayoría de nosotros la vemos como un fenómeno normal. En nuestro país es común escuchar la frase “el que no tranza no avanza” y al parecer muchos lo han adoptado como su forma de subsistencia.

La corrupción es un problema que se nos salió de control, incluso las frases que emitiera Enrique Peña Nieto, en un programa televisivo no causaron el impacto que hubiesen causado si se dicen en un país menos corrupto que el nuestro, las expresiones, o más bien dicho justificaciones de nuestro presidente fueron que la corrupción es “tema casi humano que siempre ha estado en la historia de la humanidad”, un “tema de orden cultural” y un “tema que está en el orden social”.

El quehacer político es sin duda el rubro que mayor corrupción concentra, el uso del dinero del pueblo para beneficio personal de los gobernantes es común. La parte más vergonzosa de la corrupción es la impunidad con la que se mueven los corruptos. De acuerdo a cifras, desde la creación de la Auditoría Superior de la Federación,  de 1543 denuncias sólo han prosperado el 4.2 por ciento y las demás se han desechado. Esto nos habla de los alcances que tiene este problema en el sistema político nacional. Las principales dificultades que encuentran estas demandas son, las complicidades, los compadrazgos que los corruptos tienen con políticos de niveles más altos, lo que evita que sean castigados.

De acuerdo a datos proporcionados por La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), en México sobresalen 10 estados que concentran los más altos índices de corrupción:  en primer lugar, se encuentra San Luis Potosí, seguido del DF, el Estado de México, Chihuahua, Quintana Roo, Tabasco, Jalisco, Tlaxcala, Michoacán y Oaxaca. Además el ENCIG, señala que en todo el país por cada 100, mil habitantes la incidencia de corrupción fue de 24,724 en el 2013.

 

En cuanto a la sectorización de este problema los partidos políticos son los peor calificados en cuanto a corrupción se refiere, tomando 5 como número de referencia para señalar el nivel más alto de corrupción los Partidos Políticos obtuvieron un 4.4, seguidos por la Policía con un número igual, luego el Sistema Judicial con 4.3, Funcionarios y Congreso 4.2, Sector Privado 3.3, Medios de Comunicación 3.2 y por último el Ejercito fue evaluado con un 2.9.

 

Aunque la corrupción en México es actualmente un problema grave, las soluciones no se vislumbran, las comisiones de Puntos Constitucionales y de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados tienen el reto de aprobar antes del 15 de diciembre los cambios legales pendientes en materia de combate a la corrupción. La pregunta es ¿Dónde quedaron aquellos legisladores que aprobaron fast track las Reformas Estructurales? ¿Por qué el tortuguismo en la aprobación de esta ley?