Juan Mendoza, el diputado del chantaje sin sentido

Cervecera deja sin agua a Zacatecas
05/03/2019
De Morado: Se aprobó iluminación de edificios públicos con el color alusivo al mes de las mujeres
06/03/2019

Norma Galarza

Por Renata Ávila[author] [author_image timthumb=’on’]https://lacuevalobo.com/wp-content/uploads/2019/03/53543302_2280166895335171_1728360174952906752_n.jpg[/author_image] [author_info]Economista y periodista zacatecana. [/author_info] [/author]  

Al pueblo pan y circo, pero como últimamente el PAN ha salido un poco caro y no hay centavos para seguirlo costeando no queda más que seguir haciendo circo. Al menos así lo ha entendido en los últimos seis meses al interior de la LXIII Legislatura Estatal el ¿perredista? Juan Mendoza Maldonado.

No sé si el trabajo legislativo realmente le esté dando, quizá Jesús Padilla y su compinche el diputado Armando perales ya le terminaron por ganar el mandado. Lo cierto de todo es que, Juan Mendoza no sale de una cuando ya anda en otra.

En diciembre se hizo famoso cuando Jorge Miranda Castro, titular de la Secretaría de Finanzas,  lo exhibió ante sus compañeros de corrupto. Lo acusó de quererlos chantajear para la aprobación del Paquete Económico 2019 a cambio de la módica y nada despreciable cantidad de 2 millones de pesos.

Lo interesante de este primer drama es que terminó haciendo una alianza con los hijos del averno, pero pareciera que ni así le anda dando aún.

Semanas más tarde, se hizo famoso cuando haciendo uso de su finísimo léxico se lanzó contra la hoy ex coordinadora de comunicación social de Legislatura, ahí Mendoza volvió a ver llover sobre mojado, se terminó enfrentando a las feministas organizadas.

Hoy trasciende  la noticia de que al riograndense le molesta que la actual presidenta de la mesa directiva haga uso de sus facultades plasmadas en el artículo 112 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Zacatecas, en especial lo referente a la fracción IV.

Que a la letra dice:

 Es facultad del presidente(a) de la mesa directiva “dar curso reglamentario a las iniciativas, dictámenes, propuestas, comunicados y otros asuntos ingresados a la Legislatura y determinar el trámite que deban seguir”.

Pareciera que al señor legislador, por andar de arguendero, le pasó de noche su anterior experiencia en la LX (60) Legislatura (cuando, por cierto, también se puso en duda su honorabilidad con el tema de los moches.

Este lunes 4 de marzo le dijo textualmente a una de sus compañeras legisladoras “ignorante” al no haber turnado el pasado jueves a la Comisión de Justicia la iniciativa de los matrimonios igualitarios. La presidenta haciendo uso de sus facultades ya expuestas la mandó para su análisis y discusión a las comisiones de juventud y familia y derechos humanos.

Dado lo expuesto, considero que “el ignorante” es otro de apellido Mendoza y de nombre Juan. Al diputado valiente no se le debe de olvidar que con la vara que mide será medido y que para andar por las que va requiere tener un historial más intachable que el que tiene, ojalá y el pez no muera por su propia boca.