Jorge Álvarez Máynez, oposición sin propuesta. Ulises Mejía, un alcalde que sabe escuchar.

La ayuda humanitaria, arma política en la pugna Maduro-Guaidó
10/02/2019
Decisión histórica la creación de la Guardia Nacional: Claudia Ruiz Massieu
11/02/2019

Norma Galarza

  • El activismo opositor en redes sin propuesta de Jorge Álvarez Máynez

  • Ulises Mejía Haro un alcalde que sabe escuchar a sus gobernados

Por Norma Galarza[author] [author_image timthumb=’on’]https://lacuevalobo.com/wp-content/uploads/2019/02/45275163_10215756911109403_1521174800884563968_n.jpg[/author_image] [author_info]Economista, empírica del periodismo, twitteo como @lacuevalobo01 y @normagala [/author_info] [/author]

Hoy, si usted querido lector, lectora, me lo permiten,  imprimo una breve radiografía de dos personajes, jóvenes ambos, que podrían figurar en las boletas electorales del 2021. Recuerde que al final siempre la última palabra la tiene usted.

El activismo opositor sin propuesta de Jorge Álvarez Máynez I.- Si usted se da un paseo por las redes sociales del ex diputado federal y actual Secretario General de Acuerdos del partido Movimiento Ciudadano Jorge Álvarez Máynez, notará que sus publicaciones giran en torno a opinar de todo lo que hace el actual gobierno federal, de forma negativa. Y está bien, no hay nada más saludable para una democracia que la crítica, sin embargo hay personajes que al menos deberían poder presumir de congruencia para lanzarse al ruedo envueltos en sotanas  de toquemadas de la postmodernidad.  La monotemática carente de propuestas con la que ha emprendido su campaña inquisidora quien gracias al poder acumulado desde su paso por el PRD, sus coqueteos con el alonsismo y el resbalón de apoyar incondicionalmente a David Monreal en público, en 2016 -un ferviente seguidor de AMLO-, le restan credibilidad.

El activismo opositor sin propuesta de Jorge Álvarez Máynez II.-  Sin duda, quien no conozca un poco la trayectoria de este joven político, -a quien por cierto, siempre he reconocido como un servidor público productivo mientras ostenta algún puesto público- puede tragarse el cuento de antagonista del sistema. Algo quiere lograr, no hay duda. Por lo pronto su activismo exacerbado de estar en contra de todo,  ya le está resultando contraproducente. Ya cansó la retórica ausente de propuesta del dueño de la franquicia de Movimiento Ciudadano en Zacatecas, franquicia que por cierto no alcanzó registro en las pasadas elecciones. Álvarez Máynez es un tipo talentoso, de eso no tengo duda, pero la estrategia que está usando para mantenerse vigente ya dio de sí, sobretodo porque se sabe que Álvarez Máynez aspira a que su nombre aparezca en las boletas electorales del 2021.  ¿O usted qué opina?

Ulises Mejía Haro un alcalde que sabe escuchar a sus gobernados I.- Bueno y ya que hablamos de posibles aspirantes, otro nombre que podría figurar en las boletas del 2021,  es sin duda el de Ulises Mejía Haro, de ser así el Presidente de Zacatecas, lo tendría ganado. Y es que, al alcalde, desde que tomó las riendas del ayuntamiento en septiembre del año pasado, lo ha distinguido una estrategia novedosa en el quehacer de gobernar. Esa forma de hacer gobierno, le ha ganado adeptos en la capital que antes veían con desconfianza la llegada de la coalición “Juntos Haremos Historia” al poder. La cercanía con la gente y el saber escuchar las demandas ciudadanas, es el sello que distingue a Mejía Haro, quien se tomó con tal seriedad el compromiso de ostentar el cargo de administrar la capital que no descansa ni los fines de semana.

Ulises Mejía Haro un alcalde que sabe escuchar a sus gobernados II.- En ese sentido soy testigo porque mis ojitos lo vieron, que el alcalde supervisa personalmente que las obras que se realizan actualmente en el Centro Histórico, cumplan con los estándares de calidad que merece nuestra “joya de la corona”, mote que usa comúnmente para referirse a la ciudad capital. El gesto de disposición al servicio público, de encabezar una gestión de puertas abiertas, le ha ganado simpatías y la confianza de ciudadanos que lo veían con recelo hace unos meses cuando se candidateaba en busca del puesto.  Tal parece que, el empresario aprendió muy bien la máxima que señala que lo que distingue a los grandes líderes no es su capacidad para hablar sino la capacidad para saber escuchar, un rasgo valioso sin duda. ¿No cree?