Inseguridad: percepción contra cifras oficiales

Sucesión adelantada en Zacatecas
24/07/2022
Inflación, la erosión del bienestar
27/07/2022

Norma Galarza

Sin cambio

Percepción vs datos oficiales 

La ENSU un retrato del miedo

Las dos ciudades más inseguras del país, en Zacatecas

Desempeño, extorsión, robo y corrupción en Fresnillo y la capital

Sin cambio.- Restar importancia a la percepción ciudadana en materia de inseguridad no es una táctica de control de daños nueva. Ha sido utilizada por sexenios con el simple objetivo salvaguardar la imagen de los gobiernos en turno. Tergiversar cifras, maquillar datos es tan común, que se ha normalizado. No obstante, la insistencia en simular en lugar de hacer frente a los problemas, los agrava más. En el tema de temas, nada ha cambiado desde la llegada del régimen de la cacareada cuarta transformación. ¿Sentar las bases de una verdadera recuperación de la paz? No es necesario si se puede fingir que se cumple ese objetivo, aunque para ello sea necesario decir las verdades a medias o interpretar datos a conveniencia. El optimismo con el que se presumen avances en la recuperación de la paz en Zacatecas no contribuye a que la población se sienta más segura. Es sencillo advertir la razón.  Mientras las instituciones hablan de la disminución de los delitos, los enfrentamientos, las balaceras y los homicidios no cesan.

Percepción vs datos oficiales.- Así se explica que lo publicado el pasado 19 de julio en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI, no encaje con lo dicho semanalmente por la Mesa de Construcción de la Paz. Como cada lunes, Adolfo Marín habló de una disminución porcentual de los delitos que se cometen en la entidad. Según sus cuentas alegres, el homicidio doloso no tuvo variación en su incidencia respecto al mes anterior y se mantuvo en 13,4 por ciento en junio. Para no entrar al juego de repetir la letanía semanal, a grandes rasgos, la pasada fue una más de las conferencias semanales encaminadas a convencer a la ciudadanía de que se avanza, pero que al final de cuentas, no la tranquilizan. Sobresale que el secretario abordara la encuesta del INEGI, aunque fuera de pasada y sin centrar su atención en ello. El General en retiro, leyó en su presentación una diapositiva al respecto, con muy buenas intenciones. Dijo que las ciudades de Fresnillo y Zacatecas ocupan el primero y segundo lugar respectivamente de entre las 75 ciudades más inseguras del país. Y remató: ese escenario “nos obliga a continuar redoblando esfuerzos para continuar avanzando en la disminución de delitos e incidir en la percepción social (SIC)”. 

La ENSU y el sentir social.-  El abordaje marginal por parte de la oficialidad, no impide advertir que el ascenso de dichas demarcaciones a los primeros lugares de percepción de inseguridad, no es asunto menor.  La encuesta que se realiza de manera trimestral, levanta el sentir cotidiano de la gente y aborda  la sensación de inseguridad, las expectativas sobre tendencia del delito, el cambio de rutinas motivadas por temor a ser víctimas. Asimismo, expone datos sobre la frecuencia en que la persona entrevistada es testigo de conductas delictivas y antisociales. También la ENSU recolecta información relativa a la percepción del desempeño gubernamental, la movilidad como forma de autoprotección, la prevalencia de hogares víctima o con un miembro de la familia víctima de delito; y la frecuencia en que las personas fueron víctimas de actos de corrupción, de acoso y violencia sexual.

Las dos ciudades más inseguras del país, en Zacatecas.- Con ese marco de referencia, 97.2 por ciento de los fresnillenses declararon sentirse inseguros al ser entrevistados del 30 mayo al 15 de junio de 2022.  Que esa demarcación registrara un aumento de 1 punto porcentual en la percepción de inseguridad, al pasar de 97.1 en marzo a 97.2 en julio, la colocó otra vez como la más insegura del país. El arribo de la capital del estado a la lista se debió a que si bien hubo disminución en la percepción del delito al pasar de 91.7 en marzo a 90.4 en julio, no superó en la tendencia a la baja a Ciudad Obregón.  Dicha localidad perteneciente al estado de Sonora,  dejó el segundo lugar nacional debido a que en tres meses bajó su percepción de inseguridad 4.4 puntos al pasar de 94.1 en marzo a 89.7 en julio.  

Desempeño, extorsión, robo y corrupción en Fresnillo y la capital.- Las ciudades más inseguras del país, muestran resultados disímiles en las interrogantes con las que se conformó la encuesta.  Por ejemplo, mientras los fresnillenses declararon sentirse más inseguros que los habitantes de la capital,  los segundos señalaron haber experimentado mayores conflictos o enfrentamientos en su ciudad. Los datos arrojan una diferencia de 3.2 puntos. Es decir, 32.3 por ciento frente a 29.1 entre esos municipios. Sobresale que 19.7 de  los gobernados por Jorge Miranda señalan que su gobierno es efectivo para resolver la problemática de la ciudad. En contraparte, solo 15.5 por ciento de los fresnillenses respaldan la efectividad del gobierno en su ciudad. 49.2 y 36.4 de fresnillenses y capitalinos respectivamente, experimentaron algún acto de corrupción al tener contacto con autoridades de seguridad pública. El robo y la extorsión, registraron mayor incidencia en la capital, así lo señala la ENSU respecto a hogares víctimas o con algún integrante víctima de esos delitos. En ese aspecto, 32.0 por ciento de los capitalinos y 17.3 de los fresnillenses fueron víctimas de alguno de esos delitos.

De salida

Con esa realidad ciudadana  sobre la mesa, las instituciones públicas  deberían formular políticas públicas encaminadas a buscar soluciones. Sin embargo, se ha vuelto crónico que las preocupaciones de quienes encabezan el poder, no escalan más allá de sus intensiones políticas futuras. Así las cosas. Feliz mitad de semana