Humo y garrote

Los fantasmas de la incertidumbre
08/02/2021
Fallece bebé atacado a balazos en Cieneguitas
09/02/2021

“Todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros” George Orwell.

Una extraordinaria frase del novelista y escritor británico, que refleja  la injusticia en los gobiernos  populistas, donde la revolución comienza por decir que el pueblo será igualitario, para dar paso posteriormente al privilegio de la nomenclatura y del líder.

En los últimos días con el inicio de las precampañas he escuchado los spots propagandísticos de los partidos políticos para tratar de que el electorado sobretodo el indeciso se una a sus causas. Los que me dieron más enfado fueron los del partido de cuarta, ya que con cinismo señalan sus cortinas de humo, que han distraído a más de uno.

Señalan la austeridad, como el cambio de la residencia de Los Pinos a Palacio Nacional, donde se ha revelado que se gastaron 13 y medio millones de pesos en remodelación y manutención externa, le pregunto ¿no hubiera sido más congruente con la austeridad haberse ido a vivir a su casa? ¿Dónde quedo el gobierno rico y pueblo pobre?

La rifa, venta o donación del Avión Presidencial, otra cortina de humo que sirvió para distraer a los ciudadanos de éste país desde hace dos años, que si se rifó, que si se vendió, que si fue simbólica, que si ganaron los hospitales, el asunto es que sigue varado y sin venderse, lo que tiene un costo de 33 mdp (millones de pesos) para su mantenimiento en Estados Unidos, 286 mdp para la mentada y traída rifa, desde su regreso al país en el hangar de la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA)  -esa que hace escuelas, aeropuertos, cuida aduanas, etc.-, ha costado 83 mdp, le pregunto ¿No es una burla para el pueblo esta situación que no sólo no se venda, sino que además estemos pagando millones por tenerlo sin funcionamiento?

Cada ocasión que hay algún problema  crítico para el gobierno, salen con alguna noticia de ocurrencia o distractor para que el pueblo sabio y bueno, no vaya a cobrarles factura en las próximas elecciones, creo que les ha funcionado, ya que los índices de aprobación del Presidente aún están altos y las mediciones en las elecciones estatales aún les dan varias posibles victorias.

El problema es que ya han pasado más de dos años que llegaron al poder con la esperanza de transformar todo lo malo que había en el pasado, pero no solo no han hecho nada para cambiarlo, sino que empeoraron el funcionamiento del gobierno, la corrupción de la que se jactaba el presidente y su partido sigue latente y ahora ya es parte de ellos; a los corruptos que señalaba ahora los acepta sin más en su movimiento y gobierno.

La única dependencia que se ve está dando resultados históricos es el SAT, eso sí con privilegios para sus iguales como Salinas Pliego y el narcoseries Epigmenio; pero esta recaudación hecha por el gobierno no la vemos reflejada en beneficio del pueblo, y vuelvo a cuestionar ¿Dónde están las mejoras en la infraestructura carretera?, ¿existe una mejoría en los servicios de salud?, ¿Tenemos menores índices de delincuencia?, ¿hay mayor apoyo para los pobres? Y ¿usted ha recibido apoyo como microempresario en su changarro?

En días pasados la pareja de López Obrador (aclaro, no es primera dama porque ella decidió que no quería el título, solo las funciones) respondió a un twitter “con la salud no se juega”, refiriéndose a la salud de su marido.  Pero es lo mismo que nos preguntamos a diario con la nula estrategia contra la pandemia, con el juego de esperanza sobre la salud de los mexicanos, donde un día si y al otro no tienen las vacunas suficientes y  el mandatario sigue sin hacer caso a las indicaciones de salud. Si quisieran en verdad hacer algo con la pandemia lo primero sería generar las condiciones de vacunación general, para que no se dé un sesgo que me parece hasta electoral. Como es posible que mientras en el país vecino se están dando jornadas masivas de vacunación, aquí quieran implementar un equipo de adoctrinamiento. ¿Y las vacunas para cuando? según los informes del diario The Economist hasta mediados del 2022 estaremos el 70% de los adultos vacunados.  Ahora no extraña que hasta los cubanos nos estén restringiendo el acceso a su país ¿Cuál es la forma más rápida de salir adelante en la pandemia? ¿El uso electorero de la vacuna o la eficiencia de un sistema de vacunación colapsado por este gobierno?

En el movimiento de Obrador  han sido mucho más cínicos que él mismo al prometer ceder espacios en tiempo oficial y presupuesto del propio instituto; para comenzar el presupuesto no lo generan los partidos se les ha dado mediante asignación anual, es decir el dinero es del pueblo y  al estar etiquetado, es un presupuesto que no puede donarse; el tiempo de spots es igual, no ha cedido ninguno y lo que sí ha hecho es tratar de utilizar la pandemia y la vacunación con fines electorales ¿seguiremos con vendas en los ojos?

MIRADAS

Este año daré un giro de lo nacional a lo local, ya que nos preparamos para que el próximo 6 de junio renovemos al titular del Ejecutivo estatal, 30 diputados locales y 58 ayuntamientos, además de 4 diputaciones  federales (que poco han servido en este periodo). Se debe ser claro y sí apostar al voto útil, no porque no quiera que haya más expresiones políticas, sino porque precisamente tenemos el deber de fortalecer la opción que traiga cambio y desarrollo para nuestro Estado.

Por un lado se nos dice que debemos añorar aquellos años de principios del 2000, donde había desarrollo, obra pública y dinero, pero lo que no nos cuentan es que es hasta el 2001 que este estado gozó de presupuesto históricos otorgados desde la federación, donde el gobierno en turno lo aprovechó para hacer de este estado su empresa familiar (claro también los amigos); donde vimos crecer en este periodo a estados como Aguascalientes y San Luis Potosí, mientras nuestra entidad seguía sumida en la corrupción y mandato de uno sólo, cual cacique, que ahora retorna para reclamar lo que cree es suyo; pero debemos recordar que mientras uno tiene talento político, el otro no pudo con un municipio y menos un programa federal; mientras uno tuvo presupuestos históricos por gobiernos federalistas, ahora tenemos un centralismo presupuestal sin obra pública. Así como nos recomiendan que hagamos caso al etiquetado en los productos dañinos, hagamos caso a la experiencia de los candidatos. Preguntémonos siempre ¿Qué ha hecho por Zacatecas?