Gasolinazo e impuestos locales sepultan credibilidad de Tello

Gobernadores omisos
07/01/2017
Sin Cero 1-17
10/01/2017

Por Norma Galarza/ La Cueva del Lobo

 TELLO EN JAQUE

“El que dice una mentira no sabe que tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más, para sostener la certeza de la primera”; cito al poeta inglés Alejandro Pope, para ilustrar lo que en la política mexicana contemporánea, ha significado el derrumbe de la gran mentira sobre los beneficios de las Reformas Estructurales. Hoy, esa mentira junto con la de “hacer un gobierno diferente”, golpea directamente a Alejandro Tello quien durante su gestión como Senador, no solo aprobó el cúmulo de Reformas, sino que inaugura su gobierno cargándole la mano a los contribuyentes zacatecanos. En respuesta el pasado fin de semana alrededor de 3 mil zacatecanos se congregaron, no solo para tundir al Presidente que “movería a México” sino para recordarle al Gobernador los ciudadanos tenemos buena memoria.

TELLO APOSTÓ AL OLVIDO EL CASO ALONSO, EN LA MARCHA SE LO RECUERDAN

El sábado, Tello “no vio lo duro sino lo tupido” y en respuesta, se hunde en el mutis, mientras desde la oficina de Comunicación Social envían boletines en su nombre. La evidencia de la prematura desaprobación a su gobierno, no solo por “gasolinazo” sino también por el incremento de impuestos locales, coloca en jaque al recién estrenado ex gerente de la Corona, en el duro oficio de dirigir un Estado. Pero no solo eso, la gente demuestra que no está dispuesta a olvidar el agravio financiero del ex gobernador, agravio que Tello Cristerna, a través de la mentira y la simulación dejó pasar. La protección a MAR, escudada en la negligencia de un Gobernador que quiso enterrar la pifia de su amigo en el profundo océano de la impunidad, amenaza con convertirse en el error que hunde su credibilidad sin importar lo neonato de su quinquenio. La sospecha generalizada de que, ante el saqueo cometido por el ex gobernador y varios de sus funcionarios, se optó por elegir que el daño fuera resarcido por el pueblo, es en gran medida, la piedra angular del enojo colectivo. Al mandatario se le acabaron los argumentos frente al injusto aumento de impuestos y decidió ahorrarse explicaciones. No acudió a la mentira simplona como Peña Nieto, de escudar los gasolinazos en que la medida beneficiaría a pobres, no, Tello, solo calló y el que calla, otorga. Aunque más temprano que tarde, Zacatecas, demostró que no está dispuesto a conformarse y ser cómplice, mientras lo vuelven el responsable de resarcir enriquecimientos indebidos.

MIGUEL RATERO, REGRESA MI DINERO

En la marcha del pasado sábado, Tello no escapó de las consignas que evidencian a una sociedad “hasta la madre” de recibir solo falsas promesas. La mentira de que a Tello no le temblaría la mano contra los corruptos, fue recordada con ingenio. Si el gobernador apostó a que el escándalo de corrupción de Miguel Alonso fuera sepultado por la desmemoria que provoca el paso de los días, se equivocó. El grito de “Miguel ratero, regresa mi dinero” es evidencia de que los zacatecanos no estamos conformes con la política corrupta del actual gobernador de aplicar “borrón y cuenta nueva” en el tema de su amigo MAR.

DEL SILENCIO A LA FELICITACIÓN POR MARCHA

Pero no sólo eso la patética respuesta al enojo colectivo del gobierno “diferente” y sin rumbo, demostró que se perdió la brújula desde que el barco empezaba a navegar. Al silencio espectral por parte del mandatario que le sucedió al despojo en Salaverna, el boletín oficial “reconociendo la civilidad y madurez de los zacatecanos en la marcha pacífica”, demuestra que los tellistas no saben o no les importa saber a dónde van. ¿Realmente fue iniciativa de gobernador a quien le tupieron abiertamente en la marcha poner la otra mejilla y dar las gracias a los ciudadanos por demostrar civilidad? ¿Le agradecemos que reconozca nuestra civilidad, mientras nos aumenta los impuestos, cuando lo que queremos es que sea fiel a su palabra y demuestre que quiere combatir la corrupción y a su hija bastarda, la impunidad? Se los dejo de tarea. Buen lunes