Ganan el debate la descalificación y la falta de propuestas

Sobresale en el debate Míriam García, candidata a gobernadora de Fuerza por México
02/05/2021
Promete Claudia Anaya más presupuesto para seguridad
03/05/2021

Norma Galarza

El ejercicio democrático del que fuimos testigos, confirmó la noción, de que persiste pobreza propositiva en la plataforma política de los aspirantes a Gobernar Zacatecas.

El Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), se prestó a una puesta en escena en la que constatamos nuestra más temida sospecha: que la caballada esta muy flaca.

Además de un formato torpemente organizado en el que se daba el cortón justo cuando los participantes agarraban vuelo, se quiso abarcar mucho y obviamente, se apretó poco.

Flavio Campos, el candidato a Gobernador de PAZ para desarrollar Zacatecas, fue al final de cuentas, quien más lució al concentrarse en formular propuestas más apegadas a la realidad en relación a los 9 rubros abordados.

Puede decirse que se dio el tiempo de pulirse porque sabe perfectamente que no tiene nada que perder.

Resultó muy evidente que ni David Monreal ni Claudia Anaya supieron maximizar el espacio para ganarse a los votantes indecisos.

  David Monreal no se salió del discurso preestablecido de darle hasta con la cubeta al PRIAND, actitud cuestionable porque su supuesto némesis, conforma hoy un porcentaje importante de su equipo y  parte importante de los candidatos de Morena a quienes hoy les levanta la mano.

Hasta hoy el candidato puntero según la última encuesta de Polls.mx, no desnuda su verdadera personalidad.

El Frankenstein con el que quiere llegarle a la gente, es una mezcla entre Andrés Manuel López y Ricardo Monreal que no termina de cuajar.

Por otro lado,  a Claudia Anaya le faltó concentrarse en las propuestas y desconectarse de los ataques al actual gobierno federal.

Su participación documentó una estrategia de campaña que ya acumula desgaste y que no se cambia pese a que el día definitorio está más cerca.

En otro sentido, al menos a mí no me sorprendió la táctica de Miriam García. La candidata de Fuerza por México, de quien se sabe que juega a favor de David Monreal como parte de un partido que se mueve por la mano del Senador Ricardo, es de quien se esperaba justo esa actitud. Y no perdió el tiempo lo aprovechó su tiempo para el ataque frontal contra quien se supone va 20 puntos abajo de su favorito.

Otra que de plano no tenía nada que perder y así jugó sus piezas fue Lupita Medina, quien al final de cuentas enfrentó en su discurso tanto al PRI como a Morena.

Resultó curioso que la expanista olvidara que fue gracias a  AMLO que Encuentro Solidario está en la escena política.  Indubitablemente, se salió del esquema de sus líderes quienes no pierden oportunidad de presumir que los mueve la 4T.

La verdad yo esperaba mas de Ana María Romo Fonseca, quien es al final de cuentas, la candidata más preparada.

Tal vez no logró adaptarse al esquema de decir mucho en poco tiempo.

A Fernanda Salomé también le faltó aterrizar sus ideas. Los candidatos de partidos locales como Movimiento Dignidad y Partido del Pueblo mostraron breves momentos de lucidez pero también fueron opacados por un corte prematuro de su  discurso.

Concluyo con desánimo ya que el que será tal vez el único debate de este proceso electoral a la gubernatura del estado, quedó a deber.

Lo único níveo es que nuestra clase  política sigue en pañales, mientras nuestros problemas como los buenos vinos, se añejan. Si en las cúpulas no se trasciende la idea de que el servicio público es una oportunidad de crecimiento personal y de grupo, nuestra entidad seguirá sumida en la falta de oportunidades que ocasiona que más de 1 millón de paisanos prefieran rifársela en Estados Unidos.

 Si es verídica la premisa de que nuestros políticos representan en realidad el pueblo que somos, tal vez no sea tan descabellado el axioma de que tenemos el gobierno que merecemos ¿O usted qué opina?