Escinde al PAN la salida de Margarita

La Muerte Negra
07/10/2017
¿Truncan aspiración política de Roberto Luévano? podría ser inhabilitado si no solventa 7 mdp
09/10/2017

 

 

Sigfrido Benavides. Servicios especiales

La decisión tomada este viernes por Margarita Zavala Gómez del Campo de abandonar al Partido Acción Nacional (PAN), luego de militar en él durante 33 años seguidos, desde 1984, coloca a esa institución política de la derecha mexicana en un estado de escisión que será complicado resolver durante los próximos meses; la panista dejó claro que su decisión tiene como fin contender por la vía independiente de cara a la presidencia de la República.

Molesta, junto con el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, por lo que ambos consideran ha sido una imposición desde la cúpula del PAN, en manos del líder nacional, Ricardo Anaya, quien de acuerdo con ambos, “ha sido incapaz de operar con transparencia para llevar a cabo una elección interna y abierta de candidato, que les permita tener a los tres piso parejo, Margarita lanzó un mensaje a los medios al mediodía de este viernes, por medio del cual dio a conocer que había decidido abandonar su partido, al que se afilió cuando tenía 17 años.

Dentro de sus argumentos, Zavala Gómez del Campo expresó que su salida del blanquiazul se debía a que Anaya habría privilegiado la posibilidad de que solamente él, en demérito de muchos otros suspirantes, tuviera la posibilidad de aspirar, por el recién creado Frente Ciudadano por México, como candidato a la presidencia de la República.

Al menos 12 horas antes de que Zavala ofreciera su mensaje a los medios, Acción Nacional habría resentido ya una serie sucesiva de fracturas, que en opinión de diversos especialistas, ofrecen un panorama desolador de ese instituto político.

Hubo aquellos que se mostraron contrarios a la salida, en cambio otros evidenciaron su beneplácito porque así ocurriera; dentro de estos últimos sobresalió la opinión del senador Ernesto Ruffo en twitter, quien indicó que con la salida de Margarita del PAN, “salía también la pus”.

Felipe Calderón, ex presidente y esposo de la aspirante expresó en respuesta a Ruffo Apel: “Ruffo expresa muy bien el nivel de debate e intolerancia democrática dentro de lo que queda del PAN”.

El senador Salvador Vega añadió que esa partida “representa un gran golpe para Acción Nacional”.

También Ernesto Cordero mostró su solidaridad con la aspirante y sostuvo que al irse Margarita se abre un boquete en el PAN, pero que a todos debe quedar claro que ella (Margarita) trae los votos ciudadanos de quienes simpatizan con el partido y que se los va a llevar consigo, mientras que Anaya solamente se quedaría con la estructura partidista

Momentos antes, el propio Anaya indicó mantenerse en espera de que “Margarita no saliera de Acción Nacional y asumió que durante su último encuentro personal, ocurrido apenas el pasado martes 3 de octubre, Zavala le pidió que se realizara una elección abierta para elegir candidato a 2018 en la que todos los interesados pudieran participar”.

Zavala Gómez del Campo se vio presionada a optar por su salida debido a que el Instituto Nacional Electoral (INE) brinda un plazo para recibir las cartas de intención de los aspirantes independientes este domingo 8 de octubre.

Otra opinión fue la externada por Gonzalo Altamirano Dimas, ex dirigente del PAN y militante de medio siglo en ese instituto político, quien de plano indicó que los blanquiazules no contaron con la capacidad para tratar de digerir el poder, pero que tampoco la tendrían para superar las crisis internas porque dentro llevan el gen de la corrupción.

Altamirano Dimas propuso preservar la institucionalidad partidaria y evitar la quiebra del mismo aun cuando dijo reconocer que, por tratarse de un partido (PAN) terrenal, era claro que muchos al interior (tendrían) que perder la mística que, se supone, “tendría que estar por encima de todo”.

El político  recordó que años atrás en el PAN se hacían muchas cosas por mística, lo que favorecía a militantes y bases: “Pintamos bardas y recolectamos fondos en la calle donde también repartimos propaganda sin otro interés que mantener la mística de cohesión partidaria”.

Entre quienes dieron su aval a la salida margaritense estuvo Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena quien precisó en twiter que, mediante ese hecho, (Ricardo) “Anaya ya habría pactado con la mafia del poder y sostuvo que lo mismo (le harán) al actual secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong) a quien terminarán por cepillar para poner en su lugar a José Antonio Meade (titular de Hacienda) y a Aurelio Nuño (secretario de Educación), por lo que, con ese hecho, Margarita debe revalorarse”.

Para Diego Fernández de Cevallos, la salida de Zavala es dolorosa, toda vez que ella fue militante del partido de toda su vida.

No soltaron prenda

Entrevistados un día antes de la noticia de la partida de Zavala por Carlos Loret de Mola en Despierta, los líderes de los tres partidos que conforman el recién conformado Frente Ciudadano por México: Alejandra Barrales (PRD), Ricardo Anaya (PAN), y Dante Delgado (Movimiento Ciudadano), informaron que elegirían candidato para la presidencia de la República por esa alianza.

Pero aclararon: “Todavía no son los tiempos para elegirlo” porque antes tendrían por resolver –explicaron- hechos más importantes, para el caso de la agenda y otros como “salvar al país, que es lo que verdaderamente está en juego a causa de la corrupción, la inseguridad, la impunidad, la violencia y la desigualdad”.

Loret de Mola les preguntó si antes no iría cada uno de ellos en defensa de sus propios intereses, para el caso de que Ricardo Anaya sea candidato a la presidencia, Alejandra a la ciudad de México y Dante Delgado a Veracruz.

Al respecto, los tres manifestaron que el actual “no es momento de definiciones para elegir candidatos; por supuesto que ese instante va a llegar, pero lo que antes está en juego es el país”.

Subrayaron que, por el momento, el Frente Ciudadano por México trabaja solamente en lo referente al proyecto de transformación del país, que se encuentra por encima de cualquier preferencia.

Ricardo Anaya dijo que todas las encuestas: Mitofsky, Parametría y Reforma, ubican en primer lugar al FCM, por encima de Morena-PT y que, en todas ellas, PRI-Verde descendieron hasta el tercer lugar. “Razón por la cual, en ese partido están nerviosos e intentan atacarnos por todos los medios, para el caso de atacarme a mi y a mi familia en todos nuestros bienes y pertenencias.

Loret de Mola fue incisivo al cuestionarles sobre temas como Reforma energética, matrimonios igualitarios y abortos, que podrían dividirlos de nuevo, a lo que los tres respondieron que algunos de ellos como los matrimonios para personas del mismo sexo o el aborto, ya no podrían dividirlos porque habían sido aprobados en la corte.

Y, para el caso de la Reforma energética, ésta sería retomada pero no en calidad de prioridad por el momento.

Sobre la combinación química de la derecha y ambas izquierda, Ricardo Anaya puso como ejemplo que en 2015 Acción Nacional tenía 5 gubernaturas, mientras que este año llegan a 12 en combinación con el PRD; “de habernos unido en el estado de México este año, habríamos hecho historia”.

Destacó que el mundo actual ofrece otros ejemplos de unión entre ambas ideologías, como en el caso de Chile que produjo la salida de Pinochet en 1988  y que ha sido favorable a Alemania este año.

Finalmente explicaron que “si todavía no habían realizado una elección abierta en el FCM es porque no quieren que dentro de ella decida el propio PRI, como lo hizo  en otras ocasiones, aunque aceptaremos que se trate de una elección abierta, libre y democrática”.

Historia de renuncias panistas

El diario Reforma de la ciudad de México ilustró en su edición en días pasados la historia de salidas que ha tenido el Partido Acción Nacional en su historia reciente.

Tal es el caso de la renuncia de jóvenes militantes panistas, como Hugo Gutiérrez Vega y Alejandro Avilés, quienes lo abandonaron en 1968; lo mismo hicieron en 1989 Eugenio Ortiz Gallegos, José González Torres y Pablo Emilio Madero, quienes acusaron a Luis H. Álvarez (don Luis) de aliarse al PRI entregando a su partido.

En 2010, el entonces líder nacional panista, Manuel Espino, se fue del PAN luego de señalar que el entonces presidente Felipe Calderón había pactado con el Revolucionario Institucional.

En el libro Mi historia (Grijalbo, 2016), Margarita Zavala detalla que en un momento decidió que no iba a ser monja sino política; este viernes le tocó tomar otra decisión fundamental en su vida.