ENCUESTAS ¿Buenas o malas?

Se pospone rectoría del Servicio de Tránsito y Vialidad para Guadalupe
09/04/2019
Se abre oferta laboral para Estados Unidos. SNE, recluta y selecciona a interesados
09/04/2019

Norma Galarza

Por Roberto Sandoval 

El significado del término “Consulta Popular” es hacer lo propio con el origen etimológico de las dos palabras que le dan  forma: Consulta deriva del latín, exactamente del verbo consultare, que puede traducirse como “pedir consejo”.Popular” también procede del latín, en su caso emana del término popularis, que significa “relativo al pueblo”. Es fruto de la suma del sustantivo populus, que puede traducirse como “gente” y del sufijo; ar  que se usa para indicar “relativo a”.

Se denomina consulta al acto y el resultado de consultar: solicitar una opinión o un dictamen a alguien; buscar o analizar algo. Popular, por su parte, es aquello vinculado al pueblo (el grupo de personas que habita en un lugar).

Una consulta popular es un mecanismo que posibilita la participación ciudadana en un proceso de toma de decisiones. A través de este tipo de consulta, la gente puede manifestarse y, de esta forma, decidir qué se hará respecto a un determinado tema.

Aunque las consultas populares pueden desarrollarse de distinto modo, por lo general permiten que los ciudadanos aprueben o rechacen algo. De esta manera la consulta popular supone el ejercicio de la democracia directa.

Es posible someter a plebiscito, una propuesta de ley, un proyecto legislativo o la “Revocatoria de un mandato” a una consulta popular. Los gobernantes o los cuerpos legislativos tienen la obligación de acatar el resultado de la votación. Sin embargo, hay que destacar que la consulta popular puede ser decisoria o simplemente consultiva.

Supongamos que, de acuerdo a la constitución de un país, la revocación del mandato del Presidente puede ser sometida a una consulta popular cuando se logra reunir una cantidad de firmas equivalente al 25% del padrón electoral. La oposición, al juntar las firmas necesarias, solicita la puesta en marcha del mecanismo y así se inicia una consulta popular: los votantes deben elegir si el presidente tiene que continuar su mandato o si, por el contrario, se debe convocar nuevamente a elecciones. Como el resultado de la consulta popular es decisorio y el pedido de revocación se impone con el 69% de los votos, se resuelve llamar nuevamente a elecciones.

Precisamente durante el año 2018 en España se llevó a cabo una consulta popular en la ciudad de Madrid así como en otras poblaciones de alrededor que no tiene ninguna consecuencia pero que pretende mostrar los deseos de la población.

Ahora: Como el derecho de la libre consulta cualquiera puede dentro de la vox pópuli (voz del pueblo) preguntar o hacer pequeños ensayos en el sentir y pensar del pueblo, pero ahí se filtran empresas que aplican su propios modos de hacer encuestas basadas en el dinero, pues es lo que ahí se mueve; Intereses y manipulación en la gran mayoría, a ciencia cierta las consultas y encuestas a modo nunca han dado una completa garantía, cuando son pagadas por mentir dando favoritismo, pero sí surten efecto y atrofian decisiones claras a la hora en que el ciudadano asiste a las urnas, pues han sido engañados por distintos medios, por consultas de resultados falsos. Una consulta popular más confiable, puede ser aquella que sea representada por el mismo pueblo, que saque el sentir más íntimo, que los ciudadanos  expreses lo que ven y piensan, que el gusto o el hartazgo sea una libre opinión que quede por encima de las imposiciones y las trampas de políticos que pretenden por medio de la manipulación permanecer en el poder perpetuo,

Así que no tengan miedo de preguntar al vecino, familiar o amigo que piensan de los actuales gobernantes, esto está siendo una práctica cada día más común, las redes sociales son herramientas muy poderosas para que cada quien haga su propia consulta desde la comodidad de su hogar, luego pequeños sondeos en la calle han de dar mayor realidad a las cosas, porque por encima de la colectividad no caben los engaños, ya no serán suficientes mil encuestas manipuladas para posicionar malos políticos en los cargos que han de definir nuestro futuro.

“Las mentes malévolas nunca trascienden, son subjetivas”, pero los tiempos y la conciencia de los buenos sí cambian, es la ventaja de la revolución del pensamiento.

Es cuanto mis lector@as, en cuanto a esto aquí compartido, que quede como antecedente de lo que ha de pasar y es inamovible.