En el gabinete del próximo Gobernador ¿Pesará más la lealtad que la capacidad?

Solicita Tello apoyo para reconversión hospitalaria por aumento de contagios de Covid-19
05/08/2021
Gobierno y empresas unen esfuerzos para garantizar seguridad de mujeres en sitios de esparcimiento y comercios
08/08/2021

Norma Galarza

De Salida 

  • A Gil Martínez le bajaron “la patita”

Falta poco más de un mes para que David Monreal proteste como Gobernador Constitucional del Estado de Zacatecas.

A pesar de que el tiempo apremia, al fresnillense no luce preocupado por la incertidumbre que genera entre la población un ambiente de nerviosismo.

 El hermetismo con el que manejan el tema de sus próximos colaboradores tiene a varios con el Jesús en la boca.

El problema es  que ante la ausencia tácita del líder, el vacío se llena con especulaciones.

 Unas justificadas, como la idea de que quienes mandarán detrás del personaje que no quería ser Gobernador, son Norma Julieta del Río y  la Delegada de Programas Verónica Díaz.

 Esa versión no es un secreto para nadie dado que la premisa quedó clara desde campaña, cuando el entonces candidato bajó de la contienda a personajes palomeados por Ricardo Monreal para dar cabida a los recomendados de la todavía funcionaria federal .

En ese sentido ¿qué cree? Sí huele a gobernadora.  Y el Senador lo sabe. También está consciente que mientras a su hermano no pinche la burbuja en la que se aferran en meterlo,  Zacatecas, no contribuirá para su hipotética campaña en 2024.

Los candados los pondrá Díaz Robles, quien ya se vio, tiene una opinión de mucho peso sobre las decisiones del futuro mandatario estatal.

Y es que, asume que fue gracias a su ejército de Servidores de la Nación que Morena y aliados ganaron la gubernatura. Y tiene razón. Los programas sociales determinaron el triunfo a pesar que no fue de la contundencia que se anunciaba.

En fin, ya falta menos. Yo por lo pronto adelanto que en el gabinete cabrán los incondicionales (no todos, por supuesto).

No se espera una selección de perfiles idóneos, ajenos al grupo político que lo llevó al poder, como lo prometió el exalcalde de Fresnillo. Como es natural y porque así lo institucionalizó Andrés Manuel y el poder público desde hace décadas,  pesarán más las lealtades que las capacidades. Pero serán las lealtades a Vero, no a David  ¿O no? Sorpréndanme

De salida

Le bajaron el pie a Gilberto Martínez.- Pues nada, que aunque Gil Martínez, presidente electo de Tabasco, afinaba motores para emprender su gira de agradecimiento por el triunfo el pasado 6 de junio, el aumento de contagios de Covid-19,  causa del paso del Semáforo de Riesgo Epidemiológico de amarillo a naranja, le bajó la patita que ya tenía bien alta, como dicen coloquialmente.  El alcalde electo sabe que sobre su cabeza recae la responsabilidad de poner el ejemplo para que el coronavirus se contenga lo más posible, por eso recapacitó antes de prestarse a una campaña de promoción innecesaria y hasta peligrosa, por los tiempos.  Muy bien.