El proceso interno de Morena: vicios añejos en la repartición del botín

Vientos de cambio
28/07/2022
Si no vamos juntos, no van a ganar en 2024: Ricardo Monreal Ávila
02/08/2022

Norma Galarza

Proceso Interno viciado

Morena, manzana de la discordia

Acarreo con cargo al erario

Maricarmen Salinas

Julio César Chávez, operador de Violeta Cerrillo

 

 

 

Un proceso interno viciado.-¿Origen será destino para Morena? ¿Pesará tanto en el partido que sus fundadores principales sean un grupo de políticos priistas que se volvieron perredistas? Ese grupo ha convertido al partido  en caldo de cultivo para el caos. Y no es novedad en la vida democrática del país, pero Morena emula con éxito al PRD en sus mejores tiempos, con sus tribus, sus hordas y su territorio de batalla.  El fin de semana el Movimiento de Regeneración Nacional,  vivió un penoso proceso interno. Una guerra campal en la que no faltaron las riñas, la quema de urnas -como ocurrió  en Chiapas-, el acarreo y el condicionamiento de programas sociales, obviamente con recursos públicos. Pese a que salieron a la cancha a elegir a sus 3000 consejeros y consejeras distritales con la bandera de la unidad, aquello se distinguió por  el encono. El objetivo de acaparar el poder -según los protagonistas-,  justifica las rupestres formas.

Morena, manzana de la discordia.-  Ese mismo escenario se vivió en Zacatecas. Como ya le había contado, querida lectora, lector, tres grupos se disputaron el fin de semana los 40 espacios de consejeras y consejeros.  En cada uno de los 4 distritos electorales del estado,  se nombró a 10 consejeras y consejeros. De las 20 féminas elegidas el fin de semana,  saldrá la próxima titular de dirigencia estatal que se peleará el 7 de agosto. Los tres grupos en pugna entre fieles a Verónica Díaz y David Monreal; leales a Ricardo Monreal, y los diezmados  históricos, se repartieron en diferentes porciones el pastel. Como era de esperar, con la manga ancha para ejercer los recursos federales y estatales , los primeros en cuestión, colocaron al mayor número de cuadros. El tercer grupo mencionado que se presume impoluto, democrático y promotor de un cambio real,  refrendó su papel de convidado de piedra frente a la debacle que amenaza con sepultar al partido.

Acarreo con cargo al erario.- Como preámbulo de las asambleas distritales, el viernes se publicó un mea culpa adelantado por parte de Verónica del Carmen.  El anuncio del resguardo de inmuebles y vehículos fue la confirmación previa  de que los Servidores de la Nación, andarían sueltos y en descarada operación política. Fue visible el movimiento de una estructura a sueldo, a la que sin pudor, contribuyeron funcionarios del gabinete de David como el director del SEDIF, Humberto de la Torre, el titular del IZEA y ex porro rompe asambleas Saul Cordero, entre otros. Aliados incondicionales desde septiembre de 2021, Monreal y Díaz, hicieron equipo el fin de semana para que sus huestes se quedaran con más espacios de los 40 que se  disputaron entre  cerca de 400 aspirantes inscritos. Como era de esperarse, lo lograron, no obstante, su principal grupo antagónico -los ricardistas- no fueron totalmente despojados.

Maricarmen Salinas Flores.- El monrealismo de cepa -sin excuñadas ambiciosas-, jugó con Maricarmen Salinas, quien se ganó la confianza del líder de ese movimiento a través de la lealtad, el trabajo y la inteligencia. Su inclusión en las listas de Morena, resultó novedosa porque contrario a otras mujeres que compitieron por el puesto de consejera, ella no tiene en su trayectoria ninguna filiación priista de qué afrentarse. Salinas Flores construye camino político con el diálogo y la conciliación como sus banderas. Su perfil no pasó desapercibido ya que sin necesidad de comprometer programas o recursos del erario, obtuvo los votos suficientes para integrar la lista de 5 mujeres electas para representar al IV distrito

Julio César Chávez, operador de Violeta Cerrillo.- Caso contrario ocurrió con la ex regidora priista de Guadalupe y quien fue la apuesta de otro expriista: Julio César Chávez. Sin ocultar la cruz de su tricolor parroquia, el ex funcionario de Alejandro Tello, entregó despensas, acarreó gente, hizo de todo para engordar las urnas a favor de la diputada que le cuida las espaldas en la LXIV legislatura del estado. Con su descarada manera de medrar con la necesidad de la gente, dejó claro que lo que bien se aprende jamás se olvida. No está demás decir que “Julito” se movió con la venia de la súper Delegada de Programas y el Gobernador del Estado.  Empero, pese a su esfuerzo Cerrillo Ortiz entró de panzazo en el quinteto que, si no surge una voz que impugne esa cochina elección, tendrá la posibilidad de dirigir a Morena durante los próximos 4 años. De ser así, los zacatecanos darán la bienvenida a un nuevo PRI recargado y nada refinado. Al tiempo.

 

De salida 

Mientras los aplaudidores a sueldo de David Monreal festejan cada punto que gana en las encuestas de aprobación -aunque no deje el deshonroso lugar 32-, el pueblo bueno y sabio le dedica sonoras mentadas. Al baño de pueblo al que asistió en el Gimnasio Marcelino González durante la inauguración de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), no escaparon de la rechifla tampoco Sara Hernández Campa ni Jorge Miranda Castro. Encuestas fast track