El miedo no anda en burro

Siete/32
03/11/2019
Acusan a Romero Hicks, Luis Calderón y Aurelio Nuño, como cabezas de granjas de bots
04/11/2019

Norma Galarza

Felipe Pinedo I.- Pese a que en sus redes sociales publicó una foto haciendo mofa de la orden de aprehensión, que confirmó el Fiscal del Estado, al escribir  “Ya me disfracé porque dicen que me andan buscando…aquí toy!!!”;  tal parece que no se siente tan seguro. Y es que, a pesar que el líder de  El Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ) trató con burla la orden de aprehensión que se giró en su contra por encabezar los bloqueos en Peñasquito, no tardó en compartir la misiva de la Red Solidaria Década Contra la Impunidad, que alertaba sobre “el riesgo a la libertad de los defensores de los derechos humanos”.  También compartió esperando solidaridad la solicitud que la misma red inició en Change.org, bajo la misma premisa y que por cierto ayer por la mañana no había sumado más de 250 firmantes.

Felipe Pinedo II.- ¿Pues no que las autoridades, le hacían lo que el viento a Juárez al  pseudoactivista social? Tal parece que a Felipe Pinedo si le preocupa lo que le pueda ocurrir luego de años de medrar con la necesidad de los más pobres. Tanto a él como al ventrílocuo al que respalda se les empieza a caer la careta y su credibilidad decrece. ¿Será que la gente a la que dicen representar ya se dio cuenta que los perjuicios que han ocasionado contra trabajadores y proveedores de, en el caso reciente la minera Peñasquito, el único objetivo palpable que ha tenido es que sus líderes se den la gran buena vida?

Peñasquito I.- A propósito del conflicto en Peñasquito, hoy se vence el plazo que la minera Neumont-Goldcorp, sentó como límite para que las autoridades intervengan y desbloqueen las instalaciones de la empresa. La semana pasada hasta Zacatecas llegaron alrededor de 30 personas entre empleados, comerciantes y proveedores de la empresa, habitantes de ejidos cercanos a la mina, incluyendo Cedros, a manifestar su inconformidad por los bloqueos que comprometen sus ingresos. Aseveraron, que los inconformes con la minera canadiense no son el total de población del Ejido de Cedros (alrededor de 1500 familias), sino menos de 300 personas.

Peñasquito II.- Ante ese panorama, crece la sospecha que José Narro y Felipe Pinedo empiezan a perder rating entre los ciudadanos que dicen representar. Empieza a desnudarse el hecho de que los inconformes son una minoría y los que quieren que no solo los empleos, sino los efectos multiplicadores de la actividad minera se queden en Mazapil, son más. ¿Usted qué opina? Por lo pronto hay que recordar que al asentarse la mina en 2008, tuvo que cumplir con exigencias legales establecidas en aquel entonces. Es decir, no se asentó a la fuerza sin que los pobladores conocieran los efectos secundarios de su implementación, por así decirlo. ¿No cree?

Burla.- Luego de la quemada que se autoinfligió la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al bromear con la burla legal con la que el Congreso Local amplió de 2 a 5 años la administración de Jaime Bonilla en Baja California, quedó claro que la 4T, también tiene sus simuladores. El vergonzante aval silencioso por parte de un grupo cercano al Ejecutivo, al agandalle contra la decisión de la ciudadanía para elegir al morenista solo por dos años, es un  capitulo que sigue sin cerrar y uno de los escándalos que contradicen fehacientemente la retórica purista de la actual administración. Falta que la Suprema Corte defina el destino de la ambiciosa y vergonzante actitud de los emisarios de un partido que se dice diferente. Al tiempo.