El ISSSTEZAC y el mito de Sísifo

Detectan nueva forma de extorsión para obtener datos personales
06/07/2021
Reconoce ayuntamiento capitalino a artistas urbanos
07/07/2021

Norma Galarza

En las breves:

  • Penita

  • Excluido

Ciertamente los malos manejos en el ISSSTEZAC -que no empezaron en las últimas dos administraciones-, no derivarán en imputaciones legales contra ninguno de los responsables. En el horizonte se observa que en ese sentido, aplicarán el consabido, haiga sido como haiga sido (Felipe Calderón, dixit).

El meollo del asunto es que más allá de que el hecho hoy se utilice con fines políticos y se aluda a corruptos sin cara, persiste un problema al que se le tiene que buscar una salida.

Y tal parece que David Monreal ya lo entendió, por eso, en su rueda de prensa del lunes llamó a los legisladores a actuar con responsabilidad y sin filias ni fobias, cuando abordó la iniciativa que Alejandro Tello envió al Poder Legislativo.

 Evidentemente para no salirse del guión no omitió el aspaviento de atacar con la espada de las descalificaciones a los molinos de viento, porque como siempre, su estrategia es la ambigüedad discursiva.

No obstante, fue tan evidente su venia a la muy vapuleada iniciativa de reforma al instituto formulada por Tello, que “celebró la voluntad y el tino” del actual mandatario.

Sin duda ya le cayó el veinte que para dar viabilidad a su gobierno, hay de dos sopas, y ambas incluyen una reforma. Empero, no se puede ser medio virgen y estar medio embarazada.

 A pesar de la urgencia encontrar solución al ISSSTEZAC,  es injusto que los trabajadores sean quienes paguen el pato. De ahí que la iniciativa de quien hoy manda todavía, debe sufrir algunas modificaciones en las que las y los trabajadores no carguen todo el peso de la irresponsabilidad de particulares.

 Si la 63 legislatura no resuelve el tema, quien será dueño del poder ejecutivo a partir del 12 de septiembre,  deberá generar los consensos para que se adecué y se logre una nueva reforma que no caduque en 6 años como la que formuló Miguel Alonso, quien junto con su cuadrilla, contribuyó con mucho a la debacle que vive hoy ese organismo.

Si bien es cierto que el actual gobernador busca darle oxígeno al Instituto por los siguientes 25 años, es menester, que haya equilibrios. Más importante aún, que no se repitan las prácticas que contribuyeron al déficit presupuestal del organismo, porque de seguir por el camino que se ha ido en los últimos 24 años, sería una antítesis a la proclama de la Transformación que mucho presume Morena, partido al que le tocará demostrar que el relevo institucional no es estéril.

El gobierno entrante enfrenta el reto de romper la costumbre de repetir los errores que causan la inviabilidad del instituto porque lo que sucede desde hace tiempo, ya parece una analogía del famoso mito de Sísifo. Sí, el rey que no le guardó un secreto a Zeus y fue condenado por siempre a empujar una roca cuesta arriba por una colina para luego dejarla caer y repetir el proceso.

Breves

Penita.- Sí dio pena que Andrés Manuel recurriera a sus lugares comunes cuando en La mañanera, el periodista Jorge Ramos le increpó al aludir el manejo cuestionable tanto de la pandemia como de la seguridad.

Excluido.- Ricardo Monreal quiere ser Presidente, de eso no hay duda, lo que no está claro es si será con la bandera guinda. Y es que, no sólo no está en la lista de nombres que ya mencionó AMLO, se augura que le apliquen la misma estrategia que le provocó gastritis (por el coraje que hizo) en 2018. En el tablero se ubican los mismos personajes, que no lo dejaron llegar a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.