El egocentrismo y la cerrazón de su líder, golpean a Morena de cara al 2021

Restringen en Zacatecas accesos a espacios públicos para evitar contagios de Covid-19
14/04/2020
El Coronavirus en México escala a 5 mil 399 casos confirmados
15/04/2020

Norma Galarza

  • Egocentrismo presidencial

  • Morena pierde aceptación de cara al 2021

  • Oposición desarticulada dejaría camino libre a Morena en 2021 pese a pérdida de seguidores

  • Revocación del mandato, argucia distractora

  • ¿Cambiar el rumbo?

  • Colofón: UlisesMejía, incansable

“Más justo es que yo me gobierne por el dictamen de tantos y tan hábiles consejeros, que el que ellos sigan mi voluntad”

Marco Aurelio (Emperador del Imperio Romano)

El egocentrismo presidencial es hasta ahora la más nítida tara que padece la administración de Andrés Manuel López Obrador.
Y es que, ante el reto que le cifró la emergencia sanitaria, evidentemente prefirió continuar con la dinámica de “hágase mi voluntad” en lugar de cambiar el rumbo de algunas de sus políticas públicas.
El mensaje que el mandatario dio a la nación el pasado domingo resultó contraproducente no sólo para él mismo, también para la sociedad ya que su discurso en lugar de dar confianza, sembró incertidumbre sobre el futuro económico del país.
Para AMLO, pese a la crisis de grandes magnitudes que se nos dibuja en el horizonte, es más importante cumplir las mega obras prometidas en campaña como la construcción de el Tren Maya, el Aeropuerto Santa Lucía o la Refinería de Dos Bocas, que destinar los recursos necesarios para que el sector empresarial (micro, pequeño y mediano) de nuestro país, no padezca acentuadamente los ya patentes estragos de la parálisis.
Incapaz de flexibilizar su discurso en aras de golpear lo menos posible al país, prefirió la cerrazón y dejar claro que no tiene la mínima intención de rectificar los errores que han marcado a su administración.
El caso más palpable con el que inauguró su mandato, y el que cargará como estigma, fue la cancelación del NAIM bajo el argumento de la corrupción, misma a la que no quiso hacerle frente y prefirió dilapidar miles de millones de pesos solo por no faltar a su palabra.
La necedad exhibida por su parte, desnudó su falta de altura de miras y dejo en evidencia que México carece de un líder.
Morena pierde aceptación de cara al 2021
El autogol que se anotó AMLO con un discurso que se suponía iría encaminado a calmar los ánimos, tuvo efectos negativos en los mercados, en su credibilidad y laceró el respaldo que hasta hoy le había prodigado el pueblo.
La obstinación presidencial de no cambiar un ápice de su plan ante el Coronavirus, le propinó un embate a su aceptación que se reflejó en la disminución de las preferencias electorales de su partido de cara al 2021.
En ese tenor, Morena perdió, de acuerdo a la encuesta de El Financiero de ayer, 15 puntos porcentuales en comparación con la muestra sobre preferencias electorales 2021 realizada en enero.
Oposición desarticulada dejaría camino libre a Morena en 2021 pese a pérdida de seguidores
No obstante, Morena podría hacerse de los puestos de elección popular en el próximo proceso electoral porque de acuerdo a la misma muestra demoscópica, los seguidores que perdió el partido ensancharían las filas del abstencionismo.
El repudio que acumularon PRI, PAN, PRD y demás partidos, sigue pesando más que las cada vez más inocultables pifias del actual encargado de los destinos de la nación.
La comprometida credibilidad de la partidocracia clásica, contribuirá en gran medida a que Morena y aliados obtengan un importante porcentaje de los puestos que se pelearán en 2021, incluso la gubernatura de Zacatecas.
Aunque no todo está dicho, ya que si la oposición se aviva y elije candidatos ciudadanos o personajes populares que la representen, podría echar abajo las aspiraciones de los huestes del partido de López Obrador de quedarse con el poder. Ya veremos.
Revocación del mandato argucia distractora
Por cierto, es incuestionable la astucia que AMLO ha demostrado cuando sus dislates le encienden frentes adversos. El Presidente, sin duda notó que su propuesta de seguir como vamos, no cayó en la gracia de la mayoría de la población de ahí que optara el día de ayer por desviar un poco la atención ante su incompetencia a otro tema: la promesa de que su mandato sea revocado.
Con el escenario adverso de la opinión pública exhibiendo su incapacidad para enfrentar la emergencia sanitaria, el Presidente decidió entretenerse con la oposición y recordarles la opción de dejar que el pueblo lo mande a “La Chingada” (el rancho del mandatario) en 2021 o lo ratifique en el puesto.
El señuelo fue lanzado y la oposición que se había ocupado toda la semana en la incapacidad del Presidente ante el Covid-19, respondió presurosa.
El líder nacional del PRI Alejandro Moreno recriminó que no eran tiempos de pensar en “distractores electorales”, sino que había que concentrarse en encontrar una política sanitaria y económica eficiente para enfrentar al Covid-19.
Por su parte Marko Cortés del PAN reclamó que no se les convoque a formar un frente común (como si no se les haya convocado y lo hayan desechado) y dejar de lado los temas electorales.
Quizá solo por esta vez, la estrategia distractora no le funcionó al Peje.
¿Cambiar el rumbo?
Por lo pronto, el mandatario tiene en sus manos la decisión de serle infiel a su palabra y a sus promesas de campaña inadaptables a la coyuntura actual. A veces, como dice la sabiduría popular, es de sabios cambiar de opinión.
Si AMLO decide seguir por donde vamos, los primeros que sufriremos las consecuencias seremos nosotros, él también las sufrirá, en sus resultados electorales. Al tiempo
Colofón
Ulises Mejía incansable.- Por cierto, mientras la imagen presidencial desencanta ante la pandemia, hay personajes en Morena que por su compromiso con la ciudadanía, refrendan el apoyo de la gente. Ejemplo de ello es Ulises Mejía. Mientras en algunos ayuntamientos se tomaron en serio la cuarentena y han optado por la inactividad, el alcalde de la capital, sigue incansable haciendo frente al Coronavirus como ningún otro mandatario municipal en el estado. De lunes a domingo, Mejía Haro acompaña a las brigadas de sanitización de espacios públicos, entrega obras y apoyos incluso casa por casa. Plausible es que el alcalde demuestre con hechos pese a la parálisis imperante en la administración pública que el compromiso con los habitantes del municipio que encabeza es una asignatura que se toma muy en serio. No cabe duda que cuando pase todo el reto que ha significado la emergencia sanitaria para el país, los hechos hablarán por el Presidente del municipio de Zacatecas.