El destino de los chapulines en Morena

Globos de oro hacen historia: 3 mujeres nominadas a Mejor Directora
04/02/2021
Hasta la fecha, han muerto 2 mil 401 zacatecanos por Covid-19
05/02/2021

Norma Galarza

 

  • Ni los egipcios vieron tanto chapulín

  • De leones a mansos corderos

  • Priistas de Tabasco ven en el D21 mejores horizontes

  • Gustavo Jasso y Ricardo Arteaga de lo poco que le queda de congruencia a Morena

Ni los egipcios vieron tanto chapulín.-  Si el  Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fuera libro bíblico, seguramente sería el Éxodo por la plaga de chapulines que  carga. Lo peor es que quienes antes declaraban sin pudor un visceral repudio por AMLO y su partido, hoy mendigan las caricias de David Monreal a quien ven como el bote salvavidas que los cargará para cumplir sus objetivos políticos. Asumen que el fresnillense será el vehículo para entrar a las filas de Morena, partido que hasta hoy,  es el favorito en todas las proyecciones electorales que se desvelarán el próximo 6 de junio.  El brincoteo que hemos presenciado en las últimas semanas da cuenta de la llegada cotidiana de personajes sin ideologías  ni principios, al “movimiento”. Lo deleznable es que esas nuevas adquisiciones, hoy exigen que la bandera guinda sea el emblema que los lleve a algún puesto de elección popular pese a que antes fueron los más fieros guerreros de la oposición. Intentan que se olvide que desempeñaron al pie de la letra su papel sólo porque hoy pugnan por ocupar espacios que deberían ser repartidos entre los militantes con credencial.

De leones a mansos corderos. I- Lo malo de eso es que muchos de esos personajes parecen encontrar eco a sus aspiraciones entre algunos  poderosos de Morena y sus aliados.  Es el caso de Rafael Flores Mendoza -ex perredista y hermano del líder del PRI- que ahora busca una diputación federal. Igual sucede con, hasta hace poco, miembros de la nueva ola del tricolor como Gilberto Martínez de Tabasco, Zacatecas, quien suspira porque Morena lo postule como su candidato a la alcaldía de su municipio. Eso, pese a que los dos son un claro ejemplo de lo peligroso que resulta para quien se desenvuelve entre los vericuetos del quehacer político, la osadía de escupir para arriba. Ambos se distinguen porque los precede la estrategia del denuesto contra el movimiento de López Obrador como base de posicionamiento público y ahora deben esconder las garras en aras de cumplir anhelos de poder.

 Priistas de Tabasco ven en el D21 mejores horizontes I.- La desbandada que anunciaron el pasado miércoles varios de mis (casi) paisanos de Tabasco, demuestra que en política lo único perjudicial son los apasionamientos vanos. Con lo que ocurre en estas fechas queda demostrada la premisa de que  la vida es una ruleta que a veces nos coloca arriba y otras, de sopetón, nos manda hasta las catacumbas de la ignominia. Eso le pasó al joven Gilberto Martínez otrora venenoso crítico de Morena, quien asumiendo que la suerte de la alianza del PRI, PAN y PRD está echada, dio un paso que sin duda en este proceso electoral provocará rechazo entre los habitantes de ese pueblo tan politizado.

 Priistas de Tabasco ven en el D21 mejores horizontes II.- Tal vez exagero respecto a lo que creo le espera a ese grupo fugitivo del PRI. Aunque hay que reconocer que al menos  el joven excandidato a la alcaldía de la Villa del Refugio, tuvo argumentos más sólidos para decir adiós, a pesar que no los tiene para coquetear descaradamente con Morena y satélites.  En ese tenor al expriista le pesó demasiado que su partido se mancomunara con el PAN y el PRD.  No hay que olvidar que desde 2016 ha mantenido un enfrentamiento con el alcalde Saúl Avelar, quien le arrebató la posibilidad de ser  Presidente de Municipal en 2018. Al parecer al pupilo de Juan Carlos Lozano, le resultó más difícil aliarse con su ex oponente que con los que hasta hace 3 años eran en su línea discursiva un “peligro para México”, como decía el spot de campaña  de Felipe Calderón en 2016. Vaya usted a saber.

 

¿ Nada más el quemón?.- ¿Será en vano el quemón? O ¿de verdad los votantes olvidarán el pasado y tales actores serán aceptados como parte de Morena?  No sé. Lo que es evidente es que al menos en sus portafolios traen alguna muy jugosa promesa. Es posible que a los mencionados personajes sí les alcancen las palancas  y les vaya bien en la ruta que trazan. Empero, indubitablemente la mayoría de priistas, perredistas, panistas, etcétera, que hoy apuntan sus antenas al D21, quedarán fuera. Y no sólo eso, cargarán con el estigma de carecer de principios ideológicos y de estar sobrados de hambre de poder. En ese sentido, posiblemente en la coalición que “Hará historia”  desde hoy se preguntan  ¿Dónde colocará la 4T de Zacatecas a tanto advenedizo que se suma cotidianamente al proyecto?

Gustavo Jasso y Ricardo Arteaga de lo poco que le queda de congruencia a Morena.-  Mientras así se las gastan quienes quieren llegar en caballo de hacienda al partido que dirige el experredista Mario Delgado a nivel nacional, para variar, persiste al interior del partido del Peje la amenaza de cerrarle el camino a mejores perfiles. Basándonos en eso, lo más seguro es que Gustavo Jasso y Ricardo Arteaga, quienes representan lo poco congruente que queda en Morena, sean relegados. De cumplirse ese mal augurio, constataremos que cuando los puestos de elección pública se acuerdan entre las cúpulas de espalda a la militancia, se comenten errores garrafales como dejar fuera de las candidaturas a aspirantes con preparación académica, honestidad y trayectoria limpia.  Y en el pecado llevarán la penitencia ya que a fuerza de colocar  a personajes sin una real capacidad para el servicio público, los partidos terminan ensuciando su reputación.  Si continúa la tendencia de dar cabida y proyección a recomendados y demás paja electoral, el Movimiento estará cavando su propia tumba. Esperemos que domine la apertura entre los que ostentan el poder en Morena y no la cerrazón. Por lo pronto usted disfrute su fin de semana, en casita, no hay de otra.