El Congreso de la Unión ¿Una estrella más del canal de las estrellas?

Muerte ¿Dulce o amarga?
02/11/2015
Benjamín seguirá medrando con el dinero público, ¿Por qué no renuncia?
05/11/2015

Por Norma Galarza Flores

Mientras el país se desmorona, en las cúpulas del poder la empresa aliada del Gobierno Federal y la más beneficiada por la Reforma en Telecomunicaciones pelea con el Congreso para que se posponga el apagón analógico programado para el primero de diciembre, que va a dejar sin señal de tele (Dios nos libre) a millones de mexicanos. Pero no a todos, no se preocupe, sólo a los que aún no les ha alcanzado el decreto constitucional y no han recibido de manos de algún funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes o de la Secretaría de Desarrollo Social, los televisores que el gobierno federal tiene la “obligación” de abastecer en tiempo y forma.

Hasta el momento nuestro preocupado gobierno, lleva entregados sólo 6 millones de televisores digitales, de los 10 millones que se tiene contemplado repartir en entre familias de bajos recursos, claro está, para sacarlas de la pobreza, y adentrarlas en la realidad alterna de las telenovelas y las noticias manipuladas que se facturan a nombre de Joaquín López Dóriga con cargo al erario, en Televisa.

Así, ante una ley decretada en el Periódico Oficial las cámaras están a punto de “doblar las manitas” a favor de los intereses del empresario televisivo más poderoso de México: Emilio Azcárraga Jean, quien muy “compadecido” se pronunciaba la semana pasada contra la “injusticia” de dejar sin tele a más de 8 millones de pobres, cuya única satisfacción consiste en evadirse de la realidad de horror y miseria con la que pernoctan, frente a la programación basura de la televisora más poderosa de América Latina.

En ese tenor, el dueño de Televisa quien encabeza la lista de los millonarios de Forbes porque su empresa ha sido la columna vertebral de la política de estado no sólo de Enrique Peña Nieto sino de varios presidentes y sexenios atrás, salió al aire en el programa de Ciro Gómez Leyva a externar su inconformidad.

¿Y cómo no? si de cumplirse el apagón analógico la empresa que fabrica presidentes estaría enfrentándose por primera vez en su historia a la competencia de empresas extranjeras como AT&T y en el terreno del mercado estaría negándonos a los consumidores más empresas de donde escoger en los servicios de telefonía e internet, alternativas al deficiente servicio de Megacable empresa de Azcarrága también.

Pero además hay otros millonarios aliados al poder que están ejerciendo presión para que se ignoren las peticiones del dueño de Televisa como Carlos Slim y Olegario Vázquez Raña, dueño de Grupo Imagen de la Organización Editorial Mexicana (OEM) que es una empresa de medios con presencia en casi todo México. Bajo su nombre se agrupan 70 periódicos, 24 radiodifusoras y 43 sitios de Internet, de donde surge el periódico el Sol de México, franquicia que circula en todo el territorio nacional dónde se publican las noticias de la realidad alterna del México, próspero y seguro, dónde viven nuestro Presidente.

Por desgracia, es cierto que el poder de la “caja boba” sobre nuestros gobernantes no es exclusivo de este sexenio, ya que esta empresa ha funcionado, desde que fue creada, como el escaparate dónde las verdades se maquillan como cualquier estrella de culebrón mexicano en horario estelar.

Si repasamos la historia, y recordamos la frase que marcó al periodista Jacobo Zabludowsky, de “hoy es un día soleado” mientras se perpetuaba la masacre de cientos de jóvenes, aquel fatídico 2 de octubre, ocultando lo que realmente importaba. Ejemplos sobran para darnos cuenta del poder apaciguador  que tiene la desinformación, una de las joyas de la empresa fundada por Emilio Azcárraga Milmo, quien con mucha razón declaró en cierta ocasión, que la suya era “televisión para jodidos”.

Así con un berrinche mediático disfrazado de empatía con los pobres, el hombre que encabeza la empresa a la que cada año Hacienda condona millones de pesos en impuestos y de la que los gobiernos locales y Federal son clientes ya que “invierten” millones de pesos por concepto de publicidad de nuestro dinero, está a punto de doblegar al Congreso. Hoy el “cachorro” de Azcarrága Milmo, quien lo ha sobrepasado en riqueza y poder, está a punto de demostrar que los diputados y senadores al igual que Peña Nieto, son, estrella más del canal de las estrellas…