Disfruta los vinos todos los días

SSP defendió que existen buenas condiciones en los Centros Penitenciarios, ante el informe de la CDHEZ
18/04/2018
Soledad Luévano mucho ruido y pocas nueces
18/04/2018

 

Las redes sociales están llenas de fotografías de vinos legendarios, botellas tan extraordinarias que se avistan con poca frecuencia y además son muy costosas

La verdad es que dedicamos mucha atención a las botellas únicas o sumamente especiales que estimulan la imaginación y ponemos muy poca atención en los tipos de vinos que la gente en verdad puede consumir en cualquier cena entre semana.

Esas botellas especiales, si es que tenemos la suerte de beber una, ocupan un lugar exaltado porque establecen referentes. Sin embargo, los placeres más simples de los vinos cotidianos dan forma a nuestras actitudes y deseos, alimentan la curiosidad y estimulan la imaginación. Son estas botellas las que forjan nuestra relación con el vino y terminan por definir su papel en nuestras vidas.

Por eso quiero hacer algunas recomendaciones prácticas para que sea más fácil beber vino todos los días:

Baja al vino de su pedestal. Es solo una bebida, un trago placentero. Deberíamos considerarlo un pilar de la mesa, como el pan o el aceite de oliva. No solo es para las ocasiones especiales, no solo es ceremonial, no requiere herramientas especiales para disfrutarlo ni poderes especiales de gusto u olfato para saber qué es bueno y qué no lo es.

Gasta un poco más. Puedes encontrar muchas botellas decentes por alrededor de unos 130 pesos en adelante, pero desde hace tiempo he dicho que el potencial de calidad y emoción aumenta exponencialmente al comprar vinos de entre 300 y 800 pesos o más.

Comprométete con los Vinos Nacionales. Como ejemplo el clima seco y semiárido de México guarda las condiciones perfectas para el crecimiento de campos vinícolas; por ello, municipios como Trancoso, Jeréz, Fresnillo y Ojocaliente en Zacatecas, han encontrado una nueva área de desarrollo para la vid.

Los nutrientes y minerales de esta tierra, dan como resultado uvas, de fuertes sabores y aromas dominantes, entre ellas: Cabernet Souvignon, Petit Syrah, Merlot, Tempranillo, Chenin Blanc, Ugni Blanc, Málaga, Ruby Cabernet y Malbec, por mencionar algunas.

¡Te invito a brindar por la vida y a gozar cada instante, Bendiciones!