Desaires

Honran a la Virgen de Guadalupe músicos y danzantes
15/12/2019
Servicio Meteorológico Nacional prevé temperaturas de menos 5 para Zacatecas
16/12/2019

Norma Galarza

Desaires.- Desde que fue nombrada Delegada de Programas para el Desarrollo en Zacatecas, Verónica Díaz, empezó a comportarse como si fuese la última Coca-Cola del desierto. La cuñada de los Monreal, cumplirá mañana un año de ostentar ese cargo,  y no se sabe si por novatez política o porque en su cabeza permea la sinrazón  de que la 4T la bordó a mano y ahora pertenece a la élite santificada, pero su actitud de abierto desprecio hacia Alejandro Tello, es evidente. La mal llamada “súper” delegada -cuyo súper poder, es más bien ilusorio-  dejó ver una actitud de desdén contra el actual mandatario del estado desde la primera visita de López Obrador como presidente al omitir –al menos por cortesía-,  invitar a Tello en tiempo y forma a la gira que realizó entonces AMLO. Y así ha llevado su gestión, de manera sectaria, sin permitirse ser un puente entre la administración federal y la estatal.

Divorciados.- .- Sobre ese repudio nada discreto, el fin de semana pasado el Gobernador dio algunas declaraciones ante la prensa.   Calificó la relación con quien representa al gobierno federal como, la de dos personas que enfrentan un “divorcio”, y peor( aunque no lo dijo), que no se lleva en buenos términos. El mandatario habló de manera general, usó la estrategia cristiana de “te lo digo Juan para que lo entiendas Pedro”, sin embargo, al buen entendedor pocas palabras. Ante esas declaraciones a Verito, sin duda, le brotó un chichón espontáneo por la pedrada que le llegó  cuando él se quejó del nulo flujo de información sobre obras, acciones y programas al señalar que la marcada apatía en su contra no tiene que ver con el Presidente, más bien “tiene que ver con grupos políticos, tiene que ver con pretensiones, y con cierta inmadurez o falta de oficio”.  La alusión tenía claro destinatario ya que en el actuar de la Delegada se nota esa reprochable tendencia de actuar sola, como si la coordinación con el gobierno estatal le fuese a quitar reflectores o peor aún, votos a Morena en 2021.

¿Y el compromiso con los ciudadanos? .- Y es que más allá de que estado y federación sean encabezados por partidos políticos diferentes, a Vero Díaz no se le debe olvidar que son los impuestos de todos los que pagan su salario. ¿Por qué no aprende el oficio político de su cuñado Saúl, quien presume sin pudor la buena relación que tiene con el actual administrador del estado? La “súper” delegada debe dejar la soberbia y empezar a trabajar en equipo con quién asume antagónico  extrapolando la idea de que si trabajan juntos los únicos beneficiados serán los ciudadanos. El interés de la gente es el que se debe privilegiar, no las filias y las fobias partidistas. ¿O será mucho pedir?

Carlos Peña de Grinch en el IZEA.-  A quien acusan  de meterse en el traje verde del famoso personaje al que no le gusta la navidad,  es a Carlos Peña Badillo, mandamás en el IZEA, quien enfrenta un conflicto con sus trabajadores sindicalizados.   Bajo la amenaza de que si no les paga como estipula la ley, antes del 20 de diciembre, 132 agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación para Adultos (SNTEA), sección 32, volverán a tomar las instalaciones del IZEA, como lo hicieron el viernes pasado exigiendo el cumplimiento de sus prestaciones para cierre de año. 600 mil pesos son los que le faltan al ex presidente de Zacatecas, uno de los primeros aspirantes a la gubernatura que externó ese deseo. ¿De verdad por ese monto insignificante quiere hacerla de Grinch con la clase laboral de la que es jefe está víspera de navidad? ¿Por qué no previó el pago de las prestaciones desde antes que le explotara el conflicto? Ojalá Alejandro Tello atienda esas justas peticiones.   Peña Badillo por lo pronto, se tendrá que olvidar de su pretensión de ser candidato del PRI por echarse enemigos que no necesita.

Colofón

Triunfo agridulce para Felipe Calderón y Margarita Zavala con “México Libre”.- Tal parece  que el “triunfo” de cumplir con las 200 asambleas en el camino a consolidar a su partido “México Libre”, a Felipe Calderón y a Margarita Zavala, les supo agridulce.  La detención hace días de Genaro García Luna, el ex secretario de Seguridad durante en calderonismo, tiene bajo múltiples sospechas al expresidente fugitivo del PAN. No bien Calderón  festejó en su cuenta de twitter que el proyecto político cumplió a cabalidad ese requisito, no faltó quien le recordara  que tiene múltiples explicaciones que dar sobre su dizque desconocimiento de las actividades ilícitas de su excolaborador. Sin duda, pese a que sonrían orondos para las fotos, la pareja Calderón-Zavala, no duermen en paz por las noches. Si la investigación que inició con la detención del “Chapo”, continúa por el rumbo que va, tanto Calderón y Enrique Peña Nieto así como varios personajes más, encumbrados por el poder económico y político, deberán aclarar las sospechas de nexos con el narcotráfico. En fin, de comprobarse las acusaciones hechas en el juicio del narcotraficante contra ex mandatarios, y de consolidarse  “México Libre” como partido, ojalá quepa la cordura en los votantes y México se libre de que regresen al poder estas lacras. Oremos porque así sea.