De la  carrera por la gubernatura en Morena y otros demonios

El coronavirus no da tregua 153 nuevos contagios y 10 muertos en un día
13/10/2020
Rehabilitan alameda Adolfo López Mateos en Guadalupe
14/10/2020

Norma Galarza

  • Narro mete hebra pa sacar hilo con declaraciones sobre Saúl

  • ¿Limar asperezas con los de Fresnillo?

  • Saúl en stand by

  • Narro no quiere ser gobernador.

  • Los auténticos representantes de las luchas del movimiento

  • Luis Medina Lizalde la opción más congruente de Morena

  • Ulises la alternativa joven

Narro mete hebra pa sacar hilo con declaraciones sobre Saúl.- De acuerdo a la definición de frases y dichos de nuestra cultura popular, meter hebra para sacar hilo, hace referencia a la estrategia de iniciar un tema para, en forma indirecta, obtener otra cosa. La declaración del domingo del Senador de la República, José Narro Céspedes, referente a que Saúl Monreal se integraba a la terna de competidores de Morena por la gubernatura, tuvo esa función.  En ese sentido, el mensaje que quiso mandar el Senador va encaminado a que se entienda que no tiene nada  contra el monrealismo pero defenderá la posición de Los históricos respecto a que el ungido tenga al menos militancia comprobable.

¿Limar asperezas con los de Fresnillo?.-  Lo que dijo quien fungió como fundador del PT en 1990, se asimila también como un intento por  limar las asperezas que causó al lanzarse con todo en días pasados  contra el todavía Coordinador General de Ganadería. Los dichos de Narro quien no perdió la oportunidad de tundir al árbol caído luego del escándalo revelado en cadena nacional sobre entrega de ganado enfermo, no dejó nada contentos a los que autoproclamados monrealistas de hueso guinda.  Y en honor a eso en diferentes medios personajes afines al clan, no desaprovecharon la oportunidad de señalar que el  líder moral del Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ), no tiene una trayectoria tan nívea como para escupir al cielo.

Saúl en stand by.- Pese a que Saúl Monreal tenga el sueño de ser gobernador, le queda claro que por lo pronto deberá bajar el pie de ese estribo. Y es que, al “cachorro” de los Monreal ya le cayó el veinte que con la familia -y más con la de él- hay que alinearse y aguantar vara. Sabe que este es el momento de respaldar con todo a David (quien espera que la tercera sea la vencida) y postergar la líbido propia por el poder. Saúl sabe que este es el tiempo de mandar mensajes ambiguos  porque todavía es el plan B de su verdadero líder político y además consanguíneo. De entre lo perdido, le toca refrendar el apoyo de los fresnillenses para su reelección. Al final, hay más tiempo que vida ¿verdad?

Narro no quiere ser gobernador.- por cierto, Narro también se ha vuelto especialista en mensajes ambiguos en el aspecto de que parece que le quieren endilgar una aspiración a la gubernatura que nunca ha sentido auténtica. Más bien, el propósito de colocarlo en el mapa es el de quitar la perspicacia de que Morena es incapaz de gestar liderazgos propios y por eso sus huestes tienen que recurrir a imposiciones de personajes foráneos y reciclados como David Monreal. El desgano de Narro por contender es equiparable al de David en esa misma materia.  Y es que es difícil de negar que en el doctor se aprecia una patológica falta de  energía para  entrar en los intrincados berenjenales de un proceso electoral en el que Morena por carecer de estructura, no tiene asegurado el triunfo. Y nada tiene que ver que últimamente ande muy movido en sus redes sociales, el juego al que le entró tiene el objetivo de hacerle el caldo gordo a los históricos en su lucha por no dejar entrar a ya saben quien.

Dos auténticos representantes de las luchas del movimiento.- Ante ese panorama, dos son los personajes a los que además de que sí se les ven ganas de enfrentar el reto de tomar las riendas del ejecutivo en 2021, serían dignos representantes del Movimiento de Regeneración Nacional porque los asiste la congruencia y comulgan con las aspiraciones de gestar en ese partido una opción ciudadana auténtica. No obstante, especialmente para ellos el escenario se ve bastante complicado porque ambiciones de grupo, amenazan con sacarlos a la mala de la partida. Me refiero a Luis Medina Lizalde y por supuesto a Ulises Mejía Haro.

Luis Medina Lizalde la opción más congruente de Morena.-  Aunque es evidente el desencanto con el que se construye el camino a la gubernatura en Morena, de todos los que han alzado la mano “El Oso” sobresale por su congruencia. Y no sólo es el aspirante que representa fielmente los principios de López Obrador, es además un personaje culto, capaz y que se ha ganado el respeto de las bases del partido porque ha demostrado que no lo mueve la simple ambición por poder sino el sueño de consolidar un gobierno de izquierda que responda fidedignamente a las demandas de la gente. Si la democracia en Zacatecas fuera un ente perfecto, ese luchador social sería el candidato natural del partido que se gestó como un movimiento de la gente cansada de la partidocracia. Sin embargo, todo apunta a  que intereses meramente políticos ganarán el puesto y para desgracia de ese partido lo condenarán al basurero de la historia. ¿Tendrán suficiente fuerza de contención quienes  lucharon por crear una alternativa política  diferente en la que creyeron  más de 30 millones de mexicanos que hicieron la diferencia en 2018? Está por verse

Ulises la alternativa joven.- Al alcalde de Zacatecas se le asume como un activo peligroso en Morena porque como la espuma ha crecido en tiempo récord en el gusto popular. Emanado del sector empresarial, factor que ha sido su marca personal a la hora de encabezar la gestión en la capital, su escasa trayectoria en el mundo político no es necesariamente un obstáculo para ser electo candidato de Morena. Y la razón es simple, la gente está cansada de que los mismos personajes de siempre se paseen de un puesto público a otro como si la función pública fuera legado de grupos en la cúpula. Si bien es cierto que Mejía Haro es hijo de un político, sólo se forjó una carrera empresarial próspera de la que vive. Y por eso no hay nada que recriminarle, una carrera limpia es una ventaja electoral ¿o usted qué opina?