De autócratas y peones  

Vacunan contra Covid-19 a rezagados
13/10/2021
Reforma Eléctrica: Entre el pragmatismo y el credo del Presidente
14/10/2021

Norma Galarza

  • Que dijo Verito que siempre no

  • Humbelina López, un peón más de la nueva gobernanza

  • Un sistema anticorrupción muy cuestionable

  • Torquemada 

  • La lupa parcial de Humbelina

Que dijo Verito, que siempre no.- Que Margaret Tatcher, ni que nada, nuestra aldea tercermundista da lecciones de autocracia con la nueva gobernanza. Lo  peor es que nadie parece ocupado en ocultar el vergonzante sometimiento a quien siente que tiene energía suficiente para imponer perfiles en dependencias de ayuntamientos de Morena, mangonear al Gobernador y de paso hacer su voluntad en la LXIV legislatura. Ayer, el bloque morenista y aliados, rompió la sesión en la que se repartirían las comisiones legislativas.  El pretexto, como más tarde denunciaron diputados del autodenominado bloque plural, fue que Gabriela Pinedo recibió la orden de Vero Díaz de mandarles el mensaje sobre su desacuerdo con dicha repartición. Así, por sus pistolas, la ex cuñada de los Monreal, pone y quita sin dejo de rubor. Parece que la Súper Delegada no se conforma con el desastre que han propiciado ella y su comadre Norma Julieta del Río en el Gobierno estatal donde no logran todavía los consensos para completar el gabinete. Los tentáculos de quien demuestra una ambición desmedida, intentan abarcar  todos los poderes. De pena ajena la posición en la que deja la titular de los programas de AMLO a los legisladores del bloque de la Cuarta Transformación. En fin, un fiasco completo.

Humbelina López, un peón más de la nueva gobernanza-   Por cierto y ya que vienen a colación los linderos del gobierno estatal cuyo guión ante su probada incapacidad, es repartir culpas y a la vez perfilarse para no ver la viga en el ojo propio. El discurso del pasado lunes de Humbelina Elizabeth López Loera, secretaria de la Función Pública, me recordó un episodio emblema del sexenio de Enrique Peña Nieto. Cuando estalló el escándalo de la Casa Blanca de Angélica Rivera, el entonces secretario de la Función Pública, Virgilio  Rivera, simuló una investigación de 6 meses para concluir, en conferencia conjunta con el Presidente, que no hubo conflicto de interés en la adquisición de la cuestionada propiedad. En dicha cita con medios, se notaba que ambos personajes aguantaban la risa ante el veredicto de exoneración de quien el titular del órgano técnico fiscalizador, asumía como su jefe.  Nuestro país tiene en el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), la manera más absurda de crear burocracia mientras simula que ataca a la corrupción, eso ha quedado claro.

Un sistema anticorrupción muy cuestionable.- Resulta paradójico que el mentado sistema haya visto la luz en el que hasta hoy,  se consagra como el sexenio más corrupto de los últimos tiempos en el país, pero esa es otra historia.  Retomando ¿Qué tiene que ver el SNA con el organismo que encabeza Humbelina? Pues todo porque es uno de los 7 órganos que lo componen, en su réplica estatal. A nivel nacional está conformado por la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASE), El Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), el Consejo de la Judicatura, la Fiscalía Anticorrupción y el Tribunal de Justicia Administrativa, esos son los organismos “independientes” pero interconectados que conforman todo el andamiaje dizque para atacar la corrupción en el servicio público. Supone un esfuerzo coordinado entre los tres poderes de la República.

 Torquemada.-  Pero usted se preguntará ¿A dónde voy con todo éste embrollo? A que contrario al montaje de Peña Nieto y Virgilio Rivera, Humbelina López, ni siquiera disimula que recibe instrucciones de David Monreal, titular del ente al que es la encargada de vigilar, pero bueno, no se pueden pedir peras al olmo. Del discurso repartido en boletín, llamó la atención que la funcionaria dirigió un mensaje a la población para declarar lo mismo desde que arrancó el actual gobierno: que no se tiene ni una sola acusación concreta contra nadie y que sí se han encontrado múltiples irregularidades. Más curioso resulta el intento de la Torquemada de la nueva gobernanza, de brincar al quinquenio “diferente” para concentrarse en el sexenio 2010-2016, al remontarse a las 34 carpetas de investigación que recibió Paula Rey de la ASE contra ex funcionarios y que por cierto, ya prescribieron

La lupa parcial de Humbelina.- Es comprensible que Humbelina López se monte en la estrategia del actual régimen de buscar pretextos, lo que sorprende es que intente desviar la atención omitiendo posibles faltas del gobierno tellista ya que si lo hiciera, seguramente Jorge Miranda Castro y Ricardo Olivares, quienes conocieron todo el teje y maneje de la administración anterior, saldrían raspados. Rascarle ahí, sería un sacrilegio ya que ambos ya fueron bañados y santificados por las aguas del Jordán de la 4T, o sea, ahí ni le busquen, amén. Tampoco esperen que la titular de ese organismo sea vigía de los recursos que administrará Vero Díaz a través de DM, eso es mucho pedir, sépalo.   ¿O usted qué opina?