Corporaciones infiltradas imposibilitan el regreso de la paz a México

Rescatan a Víctima de Secuestro Virtual
22/10/2020
Llegan oportunidades laborales para los zacatecanos
23/10/2020

Norma Galarza

No hay viento favorable para el que no sabe dónde va

Séneca

La detención del General Salvador Cienfuegos desveló el secreto a voces que el mismo Presidente se niega a admitir: el poder del  narco infiltró todas las corporaciones incluyendo el antes reverenciado ejército mexicano y sigue con la Guardia Nacional.

 La corrupción y la complicidad que impiden que la paz llegue al país tienen que ver con la resistencia que encuentra la autoridad para demostrar que sus elementos  no cobran en dos nóminas.

 La población sabe que la criminalidad tiene empleados en todas las corporaciones y en todos los niveles de gobierno, tanto federal como estatal y municipal, eso impide que ejerza su obligación de denunciar.

Pero para AMLO vamos bien, esas taras son del pasado y prácticas conservadoras. La estrategia de repetir la mentira mil veces en su conferencia matutina no se hace realidad solo con decretarlo.

 El país se sigue tapizando de cadáveres y ya debería prender las alertas el hecho de solo en los primeros 22 meses de la 4T, las muertes relacionadas al crimen superan las 64 mil 500 víctimas. Es preocupante que esa cifra sea mas alta que la de los últimos dos sexenios que le antecedieron en el mismo periodo de tiempo.

Aferrarse a esconder la basura abajo de la alfombra no es un método acertado y no hay que esperar resultados positivos, porque en realidad todo parece afianzado en el papel, pero cada día luce más  difícil  que se lleve a la realidad.

No se puede negar que carecemos de una estrategia real que coadyuve a terminar con el problema más grande del país, enclavado desde hace ya más de 12 años.

La que corre, es la tercera administración que se enfrenta a una lucha contra el crimen organizado acéfala. No hay un cambio institucional de fondo real como se presume, porque incluso, la mayoría de quienes trabajaban en corporaciones que en campaña fueron acusadas de colusión fueron recontratados  para servir en la Guardia Nacional.

 Y lo peor es que en los acomodos burocráticos del lopezobradorismo ya se nos fueron casi  2 años, mientras el Presidente sigue ensimismado, inmerso en una pelea política con quienes intentan hacer críticas a su trabajo. Él entretenido en ocurrencias, y las muertes por enfrentamientos relacionados con la criminalidad siguen ocurriendo día a día aunque estemos distraídos por el diminuto enemigo llamado Covid19.

La realidad es que la limpia a fondo de las corporaciones -todas- empieza a ser una de las tantas promesas que se diluyen con el tiempo. Y pese a las evidencias, a los secretos a voces, AMLO no se atreve a aceptar abiertamente que Cienfuegos es solo la punta del iceberg de una maquinaria corrupta que oxidó también al antes respetable ejército y Marina.

Quienes hoy gobiernan siguen preocupados por maquillar su ineficacia, al tiempo que en la población sigue asentada la idea de que el país vive en la ingobernabilidad y la permisividad institucional.

No hay buen augurio, la paz a México seguirá sin llegar porque las autoridades responsables, siguen más interesadas en conservar los puestos políticos que en buscar soluciones para la población en conjunto.

De Salida

Descobijan al “cachorro” en Seguridad.- A propósito, mientras a nivel nacional le cargan la responsabilidad al Estado y sus municipios de acabar con ese problema, Fresnillo,  trasciende como el segundo más inseguro del país. La Encuesta Nacional de Seguridad Pública (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI),  fue la encargada de “premiar” al municipio encabezado por Saúl hermano del Senador Ricardo Monreal, con un nada presumible segundo lugar en ese sentido a nivel nacional, en el tercer trimestre de lo que va de este año. De acuerdo a los datos de la ENSU, el 91.8 de los fresnillenses afirmaron no sentirse seguros  en su cabecera municipal. Lo curioso del asunto es que se esperaba mayor apoyo a esa demarcación en esa materia, porque ¿a poco no presumen que el Senador se lleva de piquete de ombligo con el Presidente? La supuesta cercanía con el ocupante de Palacio Nacional no se manifiesta en mayores apoyos para el “cachorro” de los Monreal, quien para variar se verá  más descobijado en 2021 con la desaparición del Fortaseg. Muy mal.

¿Y los 20 millones qué?.- Otro asunto en el que no se ve voluntad federal es en el de entregarle al ISSSTE de los fresnillenses lo que ganó en la muy kafkiana rifa del avión presidencial. Las controversias por la rifa de un avión que no incluía avión, no pararon el 15 de septiembre. Ayer en sus redes sociales Saúl Monreal dio a saber que en el hospital del ISSSTE de Fresnillo, no han visto ni un centavo del premio que oficialmente se hizo acreedor.  En su cuenta de Facebook acusó de querer darle otro uso al recurso que le corresponde porque se lo ganó. La pedrada llevaba destinatario y en primera instancia, su cuñada y opaca súper delegada fue la primera aludida. ¿Será que Verito quiere destinar esos dineros también para la campaña que en lugar de prender se apaga a favor de David Monreal? ¿No le basta que un día sí y el otro también se den a conocer sus transas con ese fin? Por cierto, ese hecho ya resulta vergonzoso y peor es que siga impune ¿Nadie hará nada?