Claveles Verdes “Empoderamiento político LGBT+”

Simitrio Quezada, harto
20/10/2017
Ley de Ingresos 2018: deuda, gasolinazos, lo que viene
23/10/2017

 

Por Heraclio Castillo Velázquez

El pasado 17 de octubre de conmemoraron 64 años del derecho a al voto para la mujer en México, lo que trajo numerosos foros y eventos por todo el país para hablar de los avances en la materia y aunque el balance sigue siendo desigual para las mexicanas, fueron pocas (por no decir nulas) las menciones sobre los logros de la comunidad trans* en el tema.

Mediante una infografía, el colectivo trans* Prodiana dio cuenta de aquellas mujeres trans* que abrieron camino a la participación política de este sector y no olvidemos que, junto a la comunidad lésbica, han sido pioneras en la lucha por los derechos de la comunidad LGBT+, a pesar de que la comunidad trans* ha sido de las más relegadas y enfrenta un mayor grado de vulnerabilidad.

Volviendo a la infografía, gracias a las aportaciones de Prodiana y la activista trans Gloria Hazel Davenport sabemos que Amaranta Gómez Regalado fue la primera candidata muxe a una diputación federal en México y Oaxaca, mientras que Samantha Carolina Gómez Fonseca participó en la Constituyente de la Ciudad de México como candidata trans.

También se menciona a Diana Marroquín Bayardo como primera candidata trans en el estado de Hidalgo a presidencia municipal y diputación federal, así como precandidata a la gubernatura de Hidalgo, en tanto que Jakelyne Barrientos fue candidata trans a una diputación local en Chihuahua.

La lista continúa con Rubí Juárez Araujo, primera regidora trans electa en México y en Guanajuato, y concluye con Alondra Velázquez Hernández, primera candidata trans en Tlaquepaque, Jalisco. Solo seis mujeres trans* en los últimos 64 años, aunque la tendencia va en aumento en la última década y se puede esperar una mayor participación para los próximos comicios.

A propósito del proceso electoral 2017-2018, el Instituto Nacional Electoral (INE) también ha contribuido a garantizar el derecho al voto de la comunidad trans* con el cambio de 4 mil 720 credenciales para votar con fotografía por modificación sexo-genérica entre abril de 2015 y junio del 2017 (28 corresponden a Zacatecas), mientras que a la par diversos colectivos trans* trabajan en la integración de un protocolo de atención para que este derecho se lleve a la práctica sin discriminación.

Me centro en la comunidad trans* porque ha sido objeto de mayor discriminación incluso dentro de la comunidad LGBT+ (será tema de otra colaboración) y en la participación política aún tienen muchas menos garantías que las mujeres cisgénero (cuyo cuerpo biológico corresponde con su identidad de género), aunque ya hemos visto otros ejemplos de que cada vez hay mayor participación política de gays y lesbianas. Tan solo hace unos días se anunciaba a Marcos Ferrara Villarreal como primer candidato independiente gay a la Presidencia de la República.

Para el caso de Zacatecas, aunque escasos, también se han tenido avances en la participación política de la comunidad LGBT+, especialmente en cargos como diputaciones locales, federales o presidencias municipales. Tenemos como ejemplo al actual diputado federal por el Distrito 1, Benjamín Medrano Quezada; al exalcalde de Santa María de la Paz y exdiputado local, Mario Cervantes González; así como los excandidatos Cruz Cárdenas, Martín Uvario y el político Wilfrido Salazar Rule.

Como vemos, no hay mujeres (cis ni trans*) en esta lista, lo que llama a la reflexión sobre los límites para la participación política de mujeres cis y trans* en el estado. O quizás nos da a entender la nula visibilización de estos sectores en la vida política de Zacatecas. Existen los elementos jurídicos, legales, para su incursión.

¿Qué nos está deteniendo, el marco normativo o el techo de cristal (plancha de acero decía yo en otra colaboración)?, ¿será que influye el conservadurismo de los partidos políticos también?, ¿o hay apatía en el estado para ni siquiera buscar una candidatura independiente? Para pensar.