Candidatos que incurran en delitos electorales tendrán irremediables consecuencias: Rivera Delgadillo

Municipios dedican gran parte del presupuesto a pagar laudos: Jorge Rada
27/04/2018
Resolveré las necesidades de la ciudadanía: Lula de la Rosa
29/04/2018

En conferencia de prensa, el presidente del IEEZ, José Virgilio Rivera Delgadillo, abrió el discurso al decir que: “una conducta omisa de la ley o contraria a ella tendrá irremediables consecuencias negativas para sus actores”.

Esto, durante la firma del “Decálogo Partidos Políticos 100 por ciento Transparentes”, donde participaron representantes de partidos políticos en la entidad y candidatos, signando este acuerdo con el IEEZ y el Instituto de Acceso a la Información (IZAI).

Rivera Delgadillo complementó al decir que la autoridad electoral advierte la necesidad de reconocer en los partidos políticos en Zacatecas “una disposición y conviccion para actuar conforme a derecho en materia del uso de los recursos públicos que el Estado pone a su disposición para su gasto ordinario, actividades específicas y la promoción del voto”.

Las obligaciones de los Partidos Políticos van en diversos ámbitos, recalcó, “pero en especial en materia de transparencia y consecuente fiscalización. La curva de aprendizaje del modelo de transparencia, para partidos y autoridades electorales es alta y se debe reconocer. Improbable es que en este proceso no se alcance el 100 por ciento trazado y anhelado, pero con el ánimo de ir consolidando una cultura de transparencia aquí están y se manifiestan los partidos políticos”.

Rivera Delgadillo apuntó que ir en ese tenor contribuirá a que la sociedad zacatecana les reconosca ese esfuerzo. “Cuando estamos tratando de dignificar a las instituciones pública, de dignificar a los propios partidos políticos y aquellos que han hecho de la política su proyecto de vida; mucho hay que hacer, mucho hay que reorientar. Transparencia en el actuar y en el uso de los recursos públicos para rescatar en el uso de los recursos, un sentido de solidadad social que se ha ido perdiendo, el de la vocación de ponerse al servicio de la sociedad y no servirse de ella ni de las instituciones”.