Aprueban senadores Reforma Eléctrica; opositores señalan que subirá la luz

¿Intentan enseñarle el Padre Nuestro al padrecito?
03/03/2021
Ayuntamiento de Guadalupe entrega dos pipas más a Servicios Públicos
03/03/2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el pleno del Senado, Morena y PT aprobaron en fast-track la iniciativa preferente de reformas a la Ley de la Industria Eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pese a la oposición de PAN, PRI, MC, PRD y PVEM, quienes acusaron que la reforma es inconstitucional, el proyecto de decreto fue avalado en lo general con 68 votos a favor y 58 en contra.

Los partidos del llamado bloque de contención, más el Verde Ecologista, votaron en contra, bajo el argumento de que la reforma apuesta a energías contaminantes, incumple tratados internacionales y va en sentido contrario a los acuerdos establecidos en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Lo que se está proponiendo y como se está proponiendo es, sin decirlo, una contrarreforma a la Reforma Energética. Lo que estamos viviendo, que seguramente ocurrirá en nuestro país, es que la energía resultará más cara en el futuro”, acusó el senador panista Julen Rementería.

Además, la mayoría de esta energía que produce la empresa nacional, Comisión Federal de Electricidad (CFE), bueno, pues es derivada precisamente de la quema de combustibles fósiles, específicamente del combustóleo”, criticó.

Por su parte, Miguel Ángel Mancera, del PRD, explicó que la iniciativa es inconstitucional, pues si bien el artículo 25 de la Constitución establece que la transmisión y distribución de la energía eléctrica son áreas estratégicas y corresponden de manera exclusiva al Estado, el artículo 28 expresa que la generación y comercialización deben llevarse a cabo en un mercado de libre competencia.

En el caso de la propuesta, explicó, el contrato de entrega física es exclusivo de prestadores de servicios básicos, y debido a la estructura de la industria eléctrica, solamente la CFE es simultáneamente generador y suministrador de los servicios básicos.

“Este trato preferente a un competidor en un mercado en libre competencia, por su participación en un mercado distinto, sin duda constituye una práctica monopólica que está sancionada por la Constitución”, afirmó.